12 películas para ver en verano a la hora de la siesta o antes de ir a dormir

películas buenas para ver en verano revista de moda masculina risbel

Desde películas de playa, pasando por películas nostálgicas de instituto hasta inolvidables escenas de piscina. Estas son las películas que mejor capturan la esencia del verano a través de los años.

Ah… el verano! La palabra por sí sola evoca recuerdos de temporadas pasadas bañadas por el sol. No importa cuánto tiempo haya pasado desde que eras estudiante, a todo el mundo le gusta esa sensación de último día de trabajo que traen los meses más cálidos. Además, este verano es especialmente esperado. Después de más de un año de agitación y aislamiento, estamos listos para calzarnos las chanclas, cargarnos de crema solar y aprovechar al máximo cada momento veraniego. El verano es, sencillamente, una de esas cosas a las que uno se puede entregar pudiendo esperar que ocurra cualquier cosa. Un indispensable de estos días de vacaciones es sin duda el cine. ¿Qué podría ser mejor que las películas de temática veraniega? ¡De cualquier época! Tanto si estás en la playa como si estás en la montaña, tanto si eres más de norte que de sur y te apetece sentir el sol en tu piel o hacer un viaje en el tiempo hasta tu más tierna y divertida infancia, hemos reunido algunas de las mejores películas de verano para mejorar tu estado de ánimo y mejorar tu día de vacaciones.

Un verano con Mónica (1953)

Las personas que sólo conocen casualmente la obra de Ingmar Bergman no piensan en él como un cineasta especialmente veraniego: la fría desesperación puede parecer la temperatura característica de su obra, hasta que se llega a la calidez de Sonrisas de una noche de verano (1955), la serenidad de Interludio de verano (1951) y, lo mejor de todo, a este romance de temporada entre dos hermosos chicos de la clase trabajadora, que sigue vibrando con el tipo de sensualidad abierta que sorprendió al público en 1953. Verla es como sentir una brisa de finales de verano en la nuca.

El nadador (1968)

Olvídate de la playa por un minuto. Para algunos es el agudo y amargo aroma del cloro de la piscina lo que evoca más vívidamente el verano, y ninguna película -ni siquiera su más famosa y casi contemporánea El graduado (1967)- lo transmite de forma tan punzante como la adaptación melancólica de Frank Perry de un relato de John Cheever. Al aparecer, en la fiesta de la piscina de un amigo un fin de semana perfecto, un fornido Burt Lancaster resuelve «nadar hasta su casa» a través de los patios traseros y las aguas azules de los suburbios de Connecticut, con su infeliz pasado empapando cada parada. La perfección y el vacío del sueño americano rara vez se han explorado con tanto detalle.

Tiburón (1975)

La visceral adaptación de Steven Spielberg del voraz best-seller de Peter Benchley asustó a una generación que salió del agua despavorida y llegó a los cines. La historia -un cruce entre Moby-Dick de Melville y Un enemigo del pueblo de Ibsen- encuentra un balneario aterrorizado por un gran tiburón blanco cuando se acercan las vacaciones del 4 de julio. Roy Scheider interpreta perfectamente al jefe de policía que no consigue cerrar las playas, con terribles resultados. Con sus vistas soleadas y sus aguas sangrientas, Tiburón se comió el cine moderno por completo; cuatro décadas después, es imposible ir a bañarse en verano sin escuchar el amenazante tema de John Williams.

Fuego en el cuerpo (1981)

Literal y figuradamente una de las películas más sensuales del cine, Body Heat es una versión actualizada del clásico noir de Billy Wilder Double Indemnity (1944). Un thriller erótico gótico sureño con un saxofón de serie B en la banda sonora, protagonizado por Kathleen Turner (antes de que se convirtiera en la voz de Jessica Rabbit) y un bigotudo William Hurt como una pareja de amantes azotados en un sudoroso y apasionado frenesí por el vertiginoso calor de Florida. La química entre la pareja es eléctrica, pero esta es la película de Turner: una seductora fría y confabuladora, icónica con la blusa blanca y la falda lápiz roja que hace que el Ned de Hurt alcance el punto de ebullición.

El rayo verde (1986)

Afrontémoslo. El verano puede ser una mierda. Al igual que la Nochevieja, las vacaciones anuales vienen acompañadas de una expectativa de disfrute tal que un mal día se siente como un fracaso personal. Para Delphine (una actuación en gran parte improvisada de Marie Rivière), desalojada de los planes de vacaciones de sus amigos y miserablemente a la deriva en la periferia de los viajes de otras personas, las vacaciones de verano son una fuente de ansiedad aguda. Rodada en súper 16 mm, la película parece tan granulada como un picnic en la playa en un día de viento. Tiene un naturalismo y una autenticidad inquebrantables que hacen que esta búsqueda desenfocada de un buen momento esquivo se convierta en un visionado dolorosamente compulsivo.

Haz lo que debas (1989)

«¡Whoo-ee, hoy va a hacer mucho calor!» Durante el día más caluroso del verano, las tensiones llegan a su punto de ebullición en un barrio de Brooklyn que se cocina a presión. Cuando se estrenó, el electrizante drama de Spike Lee alarmó a algunos críticos conservadores, que chillaron que la película era una incitación a los disturbios, algo que ya se había dicho de clásicos aceptados como La jungla de la pizarra (1955). Capturando con brillantez la abrasadora atmósfera de una ola de calor en el distrito de Bedford-Stuyvesant, Haz lo que debas es tan emocionantemente vanguardista hoy como lo fue hace más de 30 años. Le valió a Lee su primera nominación al Oscar al mejor guión original.

Y tu mamá también (2001)

Una vibrante actuación de Maribel Verdú impulsa este trepidante road movie. Abandonados por sus novias durante el verano, dos jóvenes impulsivos (Gael García Bernal y Diego Luna) se unen a la Luisa de Verdú, más mundana, en un viaje de descubrimiento a menudo caótico. El gran crítico humanista Roger Ebert citó famosamente Y tu mamá también como ejemplo de todo lo que estaba mal en el sistema de clasificación de Estados Unidos, describiendo la película como «realista en cuanto al sexo, es decir, más franca y saludable que las evasiones obscenas impuestas a las películas estadounidenses por la clasificación R».


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

El viaje de Morvern (2002)

Lleno de sudor, sangría y de apretones robados con desconocidos, el viaje hedonista de Morvern Callar a Ibiza es el tipo de escapada de verano que le cambia la forma de relacionarse con el mundo para siempre. Para Morvern (una hipnotizante Samantha Morton), adormecida por el suicidio de su novio y por toda una vida en un adusto pueblo escocés sin salida, son unas vacaciones que le abren los ojos. Por capricho, ella y su amiga Lanna alquilan un coche para ir a lo alto de las colinas. Se encuentran con el camino bloqueado por una fiesta local. Morvern simplemente saca su maleta del coche y se une a la fiesta. En ese momento, rechaza las expectativas que le anclan a su ciudad natal y decide seguir sus impulsos.

Unrelated (2007)

La última película de vacaciones de pesadilla de los británicos en el extranjero, en la que una mujer de mediana edad (Kathryn Worth) se une a sus elegantes amigos en su retiro de la Toscana. Al llegar sola, no sólo se siente cada vez más como una pieza de recambio, sino que arriesga su dignidad al intentar atraer a un joven macho alfa, un primer avistamiento de Tom Hiddleston en la gran pantalla. Si esta comedia costumbrista, sutilmente dolorosa, no te resulta lo suficientemente irritante, prueba con su contrapartida masculina: Suntan (Argyris Papadimitropoulos, 2016), en la que un médico de una isla griega se enamora terriblemente de una despreocupada Lolita entre los veraneantes. Ambas películas deberían ir precedidas de advertencias para los espectadores de ambos sexos mayores de, digamos, 35 años.

Adventureland (2009)

Esta película para adolescentes ambientada en los años ochenta tiene lugar en un parque temático de mala muerte que promociona «Pandas gigantes» como premios que no se pueden ganar y que hace sonar la canción Rock Me Amadeus de Falco en bucle desde sus altavoces de mala calidad. El James de Jesse Eisenberg está atrapado allí durante el verano para ganar dinero para la universidad mientras sus amigos viajan por Europa; conoce a la tranquila e infinitamente más genial Em (Kristen Stewart); los dos se enamoran mientras los fuegos artificiales explotan en el cielo al son de Don’t Dream It’s Over de Crowded House. Una comedia para pasar el rato que habla del sentimiento de añoranza adolescente que se experimenta durante un aburrido verano que se pasa en casa: es perfecta.

Tomboy (2011)

Recién llegada a un frondoso suburbio de París, Laure (Zoé Héran), de 10 años de edad, cae inmediatamente en gracia a los niños del lugar que pasan las interminables vacaciones de verano en el bosque. Pero se presenta como Mikael, no como Laure. Con su pelo recortado y sus piernas sueltas de patinadora, es aceptada por todos como un chico, e incluso comienza un tímido coqueteo con una chica mayor. Con este estudio sensible y discreto de un niño transgénero, Céline Sciamma capta maravillosamente la realidad suspendida del verano. Sin escuela, sin rutina, con nuevos amigos. Durante unos pocos meses, Laure/Mikael es perfectamente libre.

El desconocido del lago (2013)

«Hitchcockiano» fue la palabra que los críticos utilizaron rutinariamente y no de forma inapropiada para describir este thriller erótico de Alain Guiraudie, sinuoso y cada vez más peligroso, aunque gran parte de la acción en pantalla habría hecho palidecer al maestro del suspense. Ambientada en un idílico lugar de crucero junto a un lago en la Francia rural, el misterio del asesinato en serie de la película se filtra a través de su exploración, por lo demás alegremente cándida, de la sexualidad gay del momento, que debería poner a cualquier espectador tan caliente como los cachondos bañistas que aparecen en la pantalla haciendo cruising. Con un vigoroso sexo no simulado, es un grato recordatorio de que algunos de los mejores amores de verano son realmente de tan efímeros como se muestra en este film.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: