Qué es la masculinización facial, el tratamiento que cambia por completo los ángulos de la cara

masculinización-facial-tratamientos-antes-y-después

Las masculinización facial se ha convertido en el tratamiento de medicina estética más demandado por los hombres, que marca los ángulos del mentón y perfila el contorno del rostro.

Hace años, los hombres eran más reticentes a las técnicas y tratamientos de embellecimiento facial y se resistían a probarlos por atribuirlos a territorio exclusivamente femenino. Sin embargo, este paradigma ha cambiado. Actualmente, el canon de belleza entre los hombres ha sufrido una evolución considerable.

Antes, el hombre peludo y de aspecto despreocupado era algo habitual; ahora, la sociedad dicta cuerpos sin cúmulos de grasa, sin vello corporal y con las facciones faciales bien marcadas. Poco a poco, el número de hombres que se somete a técnicas de embellecimiento y medicina estética ha ido aumentando hasta prácticamente igualar al número de mujeres que se someten a tratamientos estéticos.

Los tratamientos faciales han crecido más de un 15% desde 2012 y el 30,5% de la población se ha realizado alguno según un estudio de la Sociedad Española de Medicina Estética, que indica que de ese total, cerca del 20% son hombres.

La influencia de las redes sociales, donde hay una sobreexposición de la imagen, ligada a la mayor preocupación de las empresas dedicadas a la belleza para hombre, así como el alto nivel de socialización que se da sobre todo en las ciudades, están incidiendo en ese incremento de hombres que quieren lucir su mejor imagen a través de los tratamientos de medicina estética.

Pero, ¿Cómo es el perfil de los hombre que deciden someterse a estos tratamientos? jóvenes de entre 25 y 40 años, cosmopolitas y que practican un estilo de vida saludable. Algo fundamental, ya que los tratamientos de medicina estética para eliminar grasa o mejorar la calidad de la piel del rostro surten mayor efecto si se practica deporte y se cuida la alimentación.

No obstante, el tipo de hombre varía en función del tratamiento. De este modo, los hombres que se someten a la masculinización facial, que buscan pronunciar los ángulos de la cara, se dan entre
los más jóvenes
, mientras que el bótox y el ácido hialurónico triunfa más a medida que se acerca la cuarentena.

La ventaja de estos tratamientos en relación con la cirugía es que son menos invasivos, de ahí que la demanda sea cada vez mayor. Eso sí, es necesario acudir a ellos con periodicidad para que el efecto sea más exitoso.

Para el tratamiento Radiesse, uno de los que están más de moda, sería suficiente renovar cada 2 años. Para el resto, entre 8 y 12 meses. Si aún te estás pensando cuál es el que más se ajusta a tus necesidades, ¡toma nota!.

Los tratamientos para masculinizar buscan marcar los ángulos del rostro y perfilar el contorno. Cada vez existen más tratamientos específicos para lograr este objetivo con medicina estética y estética integral. Este detalle es importante, porque hay quien no conoce la opción de masculinizar con tratamientos mínimamente invasivos.

Una mandíbula y un mentón definidos, pómulos proyectados sin exageración, nariz recta o con un poco de dorso son características de un rostro masculino. Siempre es recomendable una valoración específica con el fin de proponer la opción terapéutica más adecuada para cada caso individual o gustos del paciente.

Masculinización facial: antes y después

masculinizacion-facial-antes-y-despues
masculinizacion-facial-antes-y-despues
masculinizacion-facial-antes-y-despues

¿Qué tratamientos incluye la masculinización facial?

RADIESSE

Recuperar volúmenes, definir contornos, corregir imperfecciones y potenciar la elasticidad y tersura naturales de la piel del rostro, son algunas de las propiedades del relleno Radiesse de los laboratorios Merz Aesthetics.

Los beneficios de Radiesse se resumen en el llamado «Efecto V». Se trata de recuperar la óptima distribución del volumen del rostro de una forma natural y sin pasar por quirófano. Se consigue así, un aspecto joven obteniendo un efecto lifting sin precedentes. Los resultados son muy naturales, visibles de forma inmediata y perduran hasta un año tras su infiltración.

Es el «efecto V» que redefine las líneas del rostro, las levanta y aporta volumen allá donde cada hombre lo necesita dándole un aspecto rejuvenecido. Cuando imaginamos un rostro joven, vemos perfectamente como dibuja una V, en cambio, a lo largo del paso del tiempo, esta V va invirtiéndose, y cuando antes nos fijábamos en la zona de los ojos pasamos a ver más prominente la zona de la boca, ya que los ojos van hundiéndose debido a estas pérdidas de volumen provocadas por el paso de los años o por una pérdida de peso.

La composición de este nuevo relleno se basa en un gel acuoso (celulosa, agua y glicerina) que suspende microesferas de CaHA (hidroxiapatita cálcica). Estas partículas obtienen un doble resultado: aportan volumen con un efecto de alisamiento inmediato y consiguen estimular la producción de colágeno natural. Sin componentes de origen animal, se trata de uno de los rellenos más seguros, siendo hoy en día el producto más adecuado para tratar la flacidez del rostro. Se reabsorbe totalmente y sus efectos son visibles a largo plazo (hasta 12 meses). Además, gracias a su viscosidad, Radiesse no migra y mantiene la expresión natural del rostro.

Pero lo mejor de todo es que el Radiesse produce una estimulación de los fibroblastos para que sinteticen colágeno y elastina, que son las proteínas que dan densidad y tensión a nuestra piel y que a partir de los 35 años, los hombres especialmente, empiezan a perder. Los efectos del relleno duran 1 año, pero con los retoques oportunos, no perderemos el efecto, y el fibroblasto seguirá estimulado y nuestra piel en lugar de envejecer, REJUVENECERÁ.

ÁCIDO HIALURÓNICO

El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos con enlaces β, que presenta función estructural. En seres humanos destaca su concentración en las articulaciones, los cartílagos y la piel. En un hombre medio de 70 kilogramos de peso puede haber una cantidad total de 15 gramos de ácido hialurónico en su cuerpo, y un tercio de éste se degrada y sintetiza cada día.

El ácido hialurónico es una biomolécula generada por nuestro propio organismo y cuya función es asegurar la hidratación de las diferentes capas de la piel y de aportar volumen y firmeza, ya que puede multiplicar su volumen por 30 en cuanto entra en contacto con líquidos.

Con el paso de la edad nuestro cuerpo disminuye la producción colágeno y el nivel de ácido hialurónico que teníamos se hace insuficiente para rellenar el espacio que deja esa pérdida de colágeno en la piel, por lo tanto, la piel pierde firmeza, pierde hidratación y comienzan a aparecer las primeras arrugas, signos que en la piel del hombre comienzan a hacerse visibles a partir de los 35 años aproximadamente.

Los parámetros que definen la calidad de un ácido hialurónico son:

Cohesividad/Viscosidad: Es una propiedad que nos ayuda a obtener mejores resultados. Los geles más viscosos no migran y tienen mayor duración debido a que las partículas de mayor tamaño se degradan más lentamente.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Dureza: Relacionado con su estructura Tridimensional, esto permite al especialista inyectar el producto con precisión y control para obtener los resultados buscados.

Grado de entrecruzamiento: Cuanto más entrelazado mayor durabilidad.

Pureza: Para no producir reacciones alérgicas.

Nivel de absorción de agua: Esto hace que mejoremos la hidratación en la zona que es aplicado, aumentando la turgencia de los tejidos circundantes.

Uso cosmético

Su uso en cosmética, es el sector de mayor demanda, se conoce desde 1996, aunque cubre múltiples necesidades. El ácido hialurónico posee la capacidad de retener el agua en un porcentaje equivalente a miles de veces su peso. Es por ello, que se emplea para hidratación de la epidermis ya que reconstituye las fibras que sostienen los tejidos de la piel. Con el correr de los años la piel pierde este material y se deshidrata progresivamente.

El promedio de duración es de 9 meses a 1 año. Algunas marcas de ácido hialurónico de larga duración, pueden persistir de 12 a 24 meses. El ácido hialurónico es un relleno facial reabsorbible, lo que significa que el propio organismo lo va degradando gradualmente una vez inyectado, hasta su desaparición meses más tarde.

El ácido hialurónico utilizado para rellenos faciales y de arrugas puede ser de origen animal o no animal. En el primer caso, se obtiene de aves, de las crestas del gallo. Cuando el origen es no-animal pueden utilizarse bacterias para sintetizarlo en laboratorio. A su vez, el ácido hialurónico puede estar modificado químicamente para hacerlo más durable una vez inyectado en las arrugas, labios, etc. En este último caso recibe el nombre de ácido hialurónico «crosslinked» o entrecruzado.

Se utiliza como relleno facial para el tratamiento de:

  • Patas de gallo o arrugas perioculares externas.
  • Volúmen facial (pómulos).
  • Arrugas labiales o peribucales.
  • Comisuras labiales.
  • Contorno labial.
  • Surcos nasogenianos o arrugas de los paréntesis.
  • Arrugas de «marioneta».

BOTOX PREVENTIVO

El objetivo es que el botox trabaje sobre los músculos que provocan las arrugas de expresión (arrugas dinámicas) mucho antes de que estas se marquen de forma permanente. De esta manera, al estar relajados estos músculos, se evita o retrasa la aparición de estas arrugas.

Las personas hipertónicas, aquellas con un alto grado de contracción de determinados músculos, serían los pacientes más indicados. Se desaconseja en caso de enfermedades neurológicas o con intolerancia al producto.

¿Contraindicaciones? Ninguna. El botox es un producto que se viene utilizando desde hace muchos años para otras indicaciones médicas (sudoración, bruxismo, migrañas…), incluso en edades más tempranas, y no es contraproducente. Lo único que puede producir, en alguno casos, es resistencia al producto y, por lo tanto, que haga cada vez menos efecto.

De modo que el botox está indicado en la prevención y el tratamiento de las arrugas de expresión, es decir, las arrugas dinámicas. El objetivo es atenuar dichas arrugas aunque no desaparezcan por completo. No tiene efecto sobre la flacidez y no es un material de relleno.

RINOMODELACIÓN SIN CIRUGÍA

La rinomodelación tiene fines estéticos y no soluciona problemas respiratorios. Los problemas de respiración que provengan de una mal formación en la nariz deberán tratarse con un procedimiento de rinoplastia abierta y por un especializado experto en el área.

Durante el procedimiento se rellena con ácido hialurónico. La marca del producto con la que se rellenara la nariz para darle forma dependerá de la preferencia del médico y los objetivos del paciente.

¿Por qué se rellena la nariz? La nariz se rellena ya que al secar ayudara a endurecer la nariz con la nueva forma que el doctor le ha proporcionado.

En el mismo momento que la nariz se va rellenando, el doctor deberá ir moldeando la nariz para hacer que armonice con los rasgos faciales del paciente, este líquido al endurar dentro de la piel de la nariz será el encargado de mantener la nariz en su sitio sin necesidad del uso de vendajes o tablillas.

El paciente debe tener en cuenta que los componentes usados para los rellenos temporales al ser biocompatibles con el organismo del paciente se irán absorbiendo poco a poco y así mismo los resultados del procedimiento irán desvaneciéndose. Lo habitual es que los resultados duren entre 12 y 18 meses.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: