Depilación corporal masculina: cómo debemos preparar la piel para eliminar el vello del cuerpo

depliación-masculina

Texto: Jessica Torrado

Después de estar fortaleciendo y tonificando tu cuerpo de cara al verano toca cuidar tu piel y prepararla para una depilación perfecta

El estigma social que rodea a la depilación masculina ha desaparecido y la depilación es ahora una práctica común para los hombres de todas las edades. Mientras que algunos hombres han abrazado el mundo de la eliminación del vello corporal mediante la depilación con cera, todavía hay algunos hombres que no saben a qué método recurrir para eliminar el vello corporal.

La depilación puede llegar ser una gran solución para aquellos que quierenmejorar su rendimiento deportivo, mejorar su higiene o incluso aumentar su autoestima. Porque seamos sinceros, el vello en la espalda y en los hombros no es nada agradable ¡y menos en verano! cuando las horas de calor aprietan y el sudor empieza a aparecer en la ropa en forma de roales húmedos.

Hay muchas razones para que los hombres deberían optar por un cuerpo libre de vello y suave, ya que, un cuerpo libre de vello no solo es más higiénico, sino que también evitarás que el pelo se enquiste, aparezcan granitos e imperfecciones y tu pareja lo agradecerá infinitamente.

La hidratación y la exfoliación son los pasos previos necesarios e imprescindibles, para preparar la piel antes de iniciar cualquier tipo de depilación. Una buena hidratación consigue que la piel retenga más humedad y esté así mejor preparada para cualquier posible agresión que pueda causar la depilación. La exfoliación, juega también un papel muy importante en la preparación de la piel, ya que con ello estarás eliminando las células muertas para dejar paso a nuevas células. Se recomienda hacerlo al menos con dos o tres días de antelación para un mejor resultado.

Actualmente, existen múltiples opciones para eliminar el vello de cualquier zona del cuerpo. Y aunque hasta hace unos años, los cánones de belleza establecidos para el hombre eran “cuanto más pelo, mayor hombría”, afortunadamente, la depilación se ha estandarizado hasta el punto de convertirse en una de las prácticas más comunes dentro de los cuidados masculinos.

A continuación, te hacemos un repaso de los mejores métodos para la depilación corporal del hombre:

DEPILACIÓN MASCULINA

Cremas depilatorias

Si lo que quieres es algo rápido, fácil y libre de dolores, la crema depilatoria es el método más recurrente para los que son como tú. Estas cremas permiten eliminar el vello superficial del cuerpo, así como de las zonas más íntimas cuidando tu piel. Aunque cada vez más, estas cremas están preparadas para no irritar ni dañar tu dermis, si es aconsejable que tengas especial cuidado antes de ponerte manos a la obra. Si es tu primera vez, se recomienda probar en una pequeña zona de tu cuerpo y esperar al menos 24 horas para asegurarte de que no tendrás ninguna reacción en la piel.  Y si lo que estás buscando es tener tus partes más íntimas a punto (para lo que pueda pasar), existen cremas depilatorias específicas para estas zonas, como es la crema NO HAIR CREW, enriquecida a base de algas marinas ola crema depilatoria Veet.

Cuchillas

Sin duda la alternativa más rápida para la eliminación del vello. No obstante, aunque no necesitas ser ningún profesional de la materia para rasurar tu cuerpo, si debes tener cuidado de realizarlo con sutileza para evitar así cortes y heridas. No sea que en lugar de lucir un cuerpazo cuidado y radiante, parezca que hayas salido de una lucha cuerpo a cuerpo con un tigre de bengala. Además, debes tener en cuenta que las cuchillas cortan el pelo de forma superficial, por lo que tardará mucho menos en salir y deberás depilarte con más frecuencia. Si bien es cierto, es el método perfecto para utilizar entre las sesiones de láser, ya que permite eliminar fácil y rápidamente el vello más corto.

Maquinilla eléctrica

Cada vez existen nuevas afeitadoras o maquinillas eléctricas más innovadoras y que te permiten usarlas tanto en húmedo como en seco, sin la necesidad de tener que utilizar espumas u otros productos de preafeitado. Incluso para las zonas más difíciles de llegar, como la espalda o la parte de atrás de las piernas y muslos, existen modelos de afeitadoras corporales que se adaptan a tu cuerpo, de forma que te resultará mucho más fácil y cómodo depilarte. Si es cierto que este método, así como la cuchilla, corta la punta del vello (la parte más fina) tardando mucho menos en volver a aparecer y dando la sensación a los pocos días, de que tu cuerpo rasca igual que lo hace tu barba a los dos días de afeitarte.

Cera

Aunque sin duda, el más doloroso de todos, también uno de los más preferidos por sus muchas ventajas. La cera arranca el vello de la raíz, y además de que tardará hasta casi 4 semanas en salir, nacerá mucho más débil y será más agradable a su tacto que tras el rasurado con cuchilla o afeitadora.

Si vas a recurrir a este método, ten en cuenta que te encontrarás con dos opciones. Cera fría (más rápida, aunque te puede causar mayor irritación) y cera caliente (bastante más lento, aunque arranca mejor el vello). Y aunque puedes acudir a un centro estético para una depilación más profesional, también puedes aventurarte a hacerlo tú en casa. ¡Recuerda armarte de valor para los primeros tirones!

Láser

Este es método por excelencia de todos los métodos. El láser elimina el vello de forma definitiva y, además, te ayuda con la sudoración y a la eliminación de los pelos enquistados. Pero alguna pega tenía que tener… y es que, si lo que quieres es eliminar todo el vello de tu cuerpo, no es precisamente la alternativa más económica ni la más rápida. Y aunque hoy en día existen algunas marcas que han lanzado al mercado aparatos de láser y luz pulsada para que puedas hacerlo tú mismo desde casa, lo más aconsejable es que acudas a tu clínica de confianza para que te realice un estudio previo de tu piel antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento y valores los pros y contras de hacértelo tu o que te lo haga un profesional.

Eso sí, asegúrate que queréis eliminar el vello de esa zona… ¡para siempre!

Y no olvides tener en cuenta estos consejos antes llevar a la práctica el tipo de depilación por el que te hayas decantado:

  • No te depiles justo antes de exponerte a la radiación solar, ya que piel estará todavía muy sensible por la depilación y podrá sufrir algún daño. Y si te vas a decantar por la técnica láser, consulta con el profesional del centro cuántos días (antes y después) tienes que mantenerte fuera del alcance de los rayos de sol.
  • Procura que tu piel esté lo más cuidada e hidratada posible, tanto antes como después de la depilación. Recuerda que también podemos conseguir una buena hidratación a través de una alimentación saludable y rica en vitaminas.
  • Si tienes alguna duda respeto a qué método escoger debido a la sensibilidad de tu piel, pide cita con tu dermatólogo antes de someterte a cualquier técnica.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: