Estas son las mejores vitaminas para bajar rápido el cortisol

vitaminas-para-bajar-el-cortisol

Puede que lo único que necesites sea un buen chute de vitaminas, un poquito de cariño y salir a correr. Échale un ojo a esta selección de vitaminas para bajar el cortisol ¡y a vivir, que son dos días!

Si notas que estás más insoportable que un comercial de Jazztel a la hora de la siesta, si te enredas en pensamientos obsesivos y te montas más películas en la cabeza que Stanley Kubrick en los 60, si cada vez que te vas a dormir ves todas las horas del reloj pasar sin pegar ojo… puede que tengas el cortisol por las nubes.

A estas alturas de la película ya sabemos que nuestro cuerpo produce cortisol como respuesta al estrés, así que el primer paso es identificar qué situación te está causando ese pico de estrés y de ansiedad (problemas en el trabajo, en tu relación de pareja, problemas económicos o con tus hijos…).

Si bien es cierto que los mejores remedios para bajar los picos de cortisol son el deporte de alta intensidad y una buena dosis de cariño (Oxitocina, Marian Rojas Dixit), también hay algo que tu nevera puede hacer por ti para bajar el cortisol.

Si quieres un remedio inmediato, vete al gym, haz una clase de Hiit, de crossfit, ponte a dar más pedales que Oier Lazkano en el Tour de Francia o sal a correr (media hora… tampoco te vengas arriba). Después, dile a alguien que te de un abrazo de 8 segundos (lo de los abrazos de 8 segundos está más que demostrado que bajan el cortisol) y metete un buen homenaje con algunos de estos alimentos… si después de esto no te encuentras mejor, escríbenos. Tenemos una buena base de datos con algunos de los mejores terapeutas y expertos en bajar el cortisol que estaremos felices de compartir contigo. Let´s go!

Vitamina B

Sin muchos rodeos, el conjunto de Vitaminas B en general, tiene un gran poder en el sistema nervioso, siendo fundamentales para controlar el estrés.

La vitamina B12, B6 o el ácido fólico procesan el aminoácido homocisteína, relacionado directamente con patologías cardíacas.

Comer pescados, carnes o productos lácteos favorecerá a mantener niveles adecuados de vitamina b12 o b2.

vitaminas-para-bajar-el-cortisol-NutraVita-comprar

Vitamina D

¡Nunca tomar el sol fue tan necesario! La deficiencia de vitamina D está directamente relacionada con el aumento en el riesgo de padecer depresión. Por ello, una de las vitaminas para bajar el cortisol es esta. ¿Cómo? Pues muy sencillo: consumiendo productos como pescado, huevo o lácteos bajos en grasa y tomando el sol con frecuencia (eso sí… ¡con protección, por favor…!)

vitaminas-para-bajar-el-cortisol-D-K-comprar

Vitamina C

Las verduras y frutas como el brócoli o las fresas juegan un papel fundamental para combatir los niveles altos de cortisol. Estos alimentos tienen vitamina C y es la encargada de segregar dopamina y reducir el estrés. Así que, si no eres muy fan de la verdura, es el momento de experimentar.

Y si no… siempre puedes recurrir a algunos suplementos multivitamínicos que ayuden a mantener un equilibrio hormonal en tu cuerpo controlando los niveles de cortisol.

vitaminas-para-bajar-el-cortisol-vitamaze-comprar

Magnesio

Aunque no tienen poder directo sobre el cortisol, está probado que el magnesio es un mineral importante que interfiere en diversas funciones del cuerpo humano como la reducción del estrés. Y esto te va a gustar: Está presente en alimentos como el chocolate negro.

vitaminas-para-bajar-el-cortisol-magnesio-comprar

Omega 3

Por otra parte, el Omega 3 es de esas vitaminas imprescindibles para bajar el cortisol, ya que mejora el estado de ánimo y actúa como regulador para desinflamar el organismo (acuérdate que el cortisol, cuando se libera crónicamente, provoca inflamación en el cuerpo). El salmón, la chía o las espinacas son los mejores aliados de este importante componente del organismo.

vitaminas-para-bajar-el-cortisol-Omega-3-comprar

Otros remedios para bajar el cortisol

Apuntarse a los remedios naturales para regular ciertas descompensaciones nunca estuvo de más. Así los tés o infusiones de rhodiola o valerianas, tienen un gran poder a la hora de calmar el sistema nervioso y favoreciendo la calidad del sueño y la gestión de las situaciones de estrés.

Pero esto no es todo, de la misma manera, reducir el consumo de azúcar y la cafeína puede resultar beneficioso para el cortisol, puesto que son alimentos a los que acudimos para mantener mejores niveles de energía que se pueden convertir en una adicción. Así que, un desayuno adecuado también tiene su efecto en la hormona del estrés.

La fibra y las grasas saludables en el desayuno, así como las proteínas contienen una buena dosis de vitaminas perfecras para bajar el cortisol. Huevos, yogurt con chía o tostadas integrales pueden ser una manera estupenda de empezar el día que, junto a las vitaminas para bajar el cortisol, pueden provocar cambios significativos en tu cuerpo, mente y estado de salud.