Cómo la psicología aplicada puede transformar esos aspectos de tu vida que no te gustan

que-es-psicologia-aplicada

Te contamos cómo afecta la psicología aplicada a tu día a día, más allá del estudio de la mente o de las conductas.

La salud mental ya no es un tema tabú. Ahora ir a terapia se ha convertido en una prioridad para muchas personas y la gente ya no oculta que va al terapeuta para cuidar de sus pensamientos y emociones. ¡Y es que la terapia está de moda! la psicología, (esa ciencia que estudia la mente y la conducta), va mucho más allá de la simple teoría. Gracias a la psicología aplicada, todos esos conocimientos y métodos que se han estado investigado durante décadas se extienden también a diferentes ámbitos, como el deporte o la empresa. Lo que no te imaginas es cómo influye realmente esta disciplina en tu vida cotidiana y la importancia que tiene para tu desarrollo personal, profesional y social.

Qué es la psicología aplicada 

Para entender las bases de la psicología aplicada, cuyo pionero fue el psicólogo Hugo Münsterberg, hay que empezar por los fundamentos. Y aquí entra la psicología básica. Es la disciplina que sustenta el conocimiento científico que hay detrás de esta profesión. Es decir, es esa vertiente de la psicología que se dedica a conceptualizar y definir las formas de pensar gracias a las que nos desarrollamos. Por el contrario, la psicología aplicada, como su nombre indica, se enfoca en la aplicación de dicha ciencia con el objetivo de resolver problemas y mejorar ciertas conductas y procesos mentales.

¿Y por qué es tan importante la psicología aplicada? Porque es el método para solucionar dificultades cotidianas, tanto personales como profesionales para mejorar nuestra calidad de vida y nuestro bienestar colectivo. En este sentido, Beatriz Vera Poseck en Psicología positiva: una nueva forma de entender la psicología habla sobre el foco de esta disciplina. Hace referencia a que la psicología se ha centrado en tratar los trastornos de la mente. Es decir, en curar el sufrimiento y los efectos negativos. Si bien la psicología aplicada es una disciplina muy amplia, se podría decir que el terreno de actuación de esta es intervenir en cambiar las conductas de los individuos, no solo en estudiarlas.

Cómo se aplica la psicología a tu vida

La máxima aspiración de la psicología es cambiar la conducta. Una conducta negativa por una mucho más constructiva. La psicología aplicada sería la psicología como profesión. Y recoge un gran número de subdisciplinas o ramas, ya que estudia y pretende intervenir en distintos ámbitos de nuestra vida.

Ramas de la psicología aplicada

Psicología clínica

Esta es seguramente la rama más famosa. Hace referencia a la psicología aplicada al ámbito clínico para prevenir y tratar las conductas disfuncionales o psicopatológicas. El psicólogo clínico se encarga de la evaluación del paciente para establecer un diagnóstico y, tras ello, elaborar un tratamiento. Aquí tienen cabida las conocidas terapias cognitivo-conductuales o el psicoanálisis.

¿Y cuál podría ser una aplicación real a tu día a día? Pues si eres una persona con ansiedad anticipatoria y el overthinking se apodera de ti, un buen método es el 5, 4, 3, 2, 1. Se trata de centrarte en 5 cosas que puedes observar en este momento. 4 cosas que puedes oír, 3 que puedes sentir, 2 cosas que puedes oler ahora mismo y 1 que puedes saborear en este instante. Básicamente es intentar mantenerse en el “aquí y ahora”. Ser consciente del mundo que te rodea para que tu cabeza no viaje ni al pasado ni al futuro y pueda vivir el presente. Es un ejercicio más complicado de lo que parece, ¡pruébalo!

Psicología social y psicología comunitaria

La psicología social es el estudio de las relaciones interpersonales y su influencia en la conducta, forma de pensar y sentir de las personas. ¿A que no te comportas de la misma forma con tu jefe que con tu mejor amigo? (A no ser que tu jefe sea tu mejor amigo). Eso es porque cambiamos nuestra conducta según el contexto, la situación y la compañía. Gracias a estos estudios en la actualidad podemos tener mucha más información sobre cuestiones como los roles o estereotipos sociales.

Por otro lado, la psicología comunitaria estudia estos mismos comportamientos pero en un radio mucho más específico, partiendo de una perspectiva de territorio. Por ejemplo, sería la disciplina encargada de estudiar a los individuos que conviven en un barrio marginal. Es muy interesante analizar estas conductas y sobre todo ayudar a cambiarlas. Esto permite la inclusión social de las poblaciones en riesgo o tratar con cuestiones de delincuencia y consumo de drogas en ciertas zonas o poblaciones.

Psicología aplicada a la empresa

¿Te has planteado alguna vez qué funciones tiene (o debería tener) el departamento de Recursos Humanos de tu empresa? No seas como Michael Scott en The Office, porque es precisamente la psicología organizacional o empresarial la que busca resolver problemas en el contexto laboral. Si bien es cierto que el concepto de RR.HH se centra más en la parte de gestión y selección de personal, también son los encargados de lidiar con situaciones negativas que puedan surgir en este entorno. La persona encargada de un proceso de reclutamiento hace una evaluación psicológica y tras ello una selección.

Esto guarda relación con la psicoingeniería o la psicología del medioambiente. Busca favorecer el rendimiento de los empleados teniendo en cuenta el medio físico en el que desempeñan el trabajo. Es decir, las luces, el espacio, las condiciones, el mobiliario. Todo eso afecta a tu rendimiento y quizás no lo sabías. Pues la idea es que esta rama de la psicología se aplique para mejorar la atmósfera y el clima laboral.

Psicología aplicada a la educación  

¿Conoces la función del orientador de un centro educativo? Su objetivo es detectar problemas de conducta que pueda haber entre los alumnos de un aula. Hiperactividad, problemas de aprendizaje, dislexia. Son cuestiones que seguro que muchas veces se pasan por alto por la falta de un profesional que evalúe estas condiciones. Por ello, este psicólogo educativo lo que debe hacer es trabajar con el alumnado, los profesores y los padres. Crea métodos de aprendizaje, ayuda a la orientación vocacional y dirige a los alumnos en sus carreras para permitir que se desarrollen adecuadamente.

Psicología aplicada a la salud 

Se encarga de tratar los problemas de salud físicos generados por hechos emocionales, como las enfermedades psicosomáticas. Analiza la relación estrecha entre la conducta y los trastornos físicos, concretamente los crónicos, como por ejemplo el asma. La psicología aplicada a la salud se puede solapar muchas veces con la clínica. Al fin y al cabo, están relacionadas y una depende de la otra. 

Psicología aplicada al deporte  

Los deportistas de élite trabajan bajo mucha presión. Y por ello necesitan una figura que les apoye y les ayude a conseguir la victoria, pero sobre todo a afrontar la frustración ante una derrota. Ahí, la psicología deportiva trabaja todos esos factores y variables que pueden influir en el rendimiento de los deportistas con el fin de potenciarlos, motivarlos y mejorar su performance. La idea es reducir su ansiedad en las competiciones, crear dinámicas de trabajo en equipo y manejar posibles conflictos. Es ese coach que les mentaliza y motiva para seguir superándose sin caer en el agobio y estrés.

Psicología forense  

Seguro que alguna vez has visto las clásicas series al estilo CSI. Pues la psicología forense no puede faltar en ninguna de ellas ya que se trata de la psicología aplicada a los procesos legales. Tiene varias extensiones en este sentido, desde resolver casos policiales y de criminalidad, hasta trabajar con centros penitenciarios o apoyar a la administración de justicia. En este último ejemplo, se trata de la persona que evalúa a los procesados desde un punto de vista psicológico para establecer criterios de inimputabilidad (personas que no son conscientes del acto que han realizado). El psicólogo penitenciario, sin embargo, trabaja dentro de las cárceles e intenta organizar a los individuos en base a su peligrosidad y les ayuda a mejorar su conducta.

Psicología aplicada a la publicidad 

Y, por último, tenemos la psicología aplicada a la publicidad. Los buenos anuncios se basan en insights potentes que consiguen incidir en la mente y en nuestras conductas. En este sentido, tiene gran relevancia el Behavioural Economics (Misbehaving es un libro muy interesante al respecto). Se basa en analizar los denominados sesgos cognitivos o atajos irracionales que desvían a nuestra mente a la hora de tomar decisiones, con el objetivo de influir en ellos.

Uno de los más utilizados es el efecto señuelo. Piensa en la última vez que fuiste al cine y pediste palomitas. ¡Seguro que cogiste las más grandes! La diferencia de precio entre las 3 opciones de tamaño es mínima y eso hace que tu decisión se decante por las caras. Habrás pensado “por un poquito más, tengo el doble”. ¡Has caído en la trampa! Y esto es solo uno de muchos ejemplos que seguro que ni te habías planteado. Observar la influencia de la psicología aplicada a nuestra vida es súper interesante. Y no solo para aprender sobre nuestras conductas sino para conseguir conocernos más y ser nuestra mejor versión.