Qué es el EMDR, la terapia que se ha puesto de moda (porque realmente funciona) para superar traumas del pasado

EDMR-terapia

Por Jessica Torrado

Últimamente se oye hablar mucho de salud mental. Algunos creen que la causa principal ha sido la huella que nos ha dejado la pandemia en nuestras vidas, otros por precaria situación económica que viven muchas personas, en especial los jóvenes, y otros simplemente por que estamos empezando a normalizar este tema y nos estamos dando permiso para poder “sentirnos mal” y hablar abiertamente de ello.

La salud mental como tema de conversación ya se trataba en la antigua Grecia, donde se hablaba del auto cocimiento y de la búsqueda de la felicidad como estilo de vida. Y es que comprenderse a uno mismo es el primer paso para entender como es el mundo que nos rodea y el porqué de las situaciones.

Cuando estamos enfermos, tenemos un accidente o nos fracturamos un hueso, es normal ir de inmediato a un médico. Pero, ¿Qué pasa cuando nos sentimos estresados, ansiosos, obsesivos o cuando creemos que nuestra mente está punto de estallar?

Dar el paso de visitar a un profesional de la mente no siempre es tarea sencilla. Algunas personas son reacias a contarle sus problemas a un desconocido, y otras, simplemente no creen que necesiten ayuda para superar una “mala racha”.

Se puede decir que nada tiene que ver visitar al médico de familia por un resfriado para que nos recete un analgésico, que tener que acudir a un terapeuta o psiquiatra al que habrá que contarle algo más que una simple dolencia en la garganta. Y es que con el terapeuta habrá que conectar, habrá que crear un vinculo.  

Pero la terapia no solo consiste en hablar y contar problemas. Quizás esa sea la imagen que las series y las películas nos han mostrado en la pantalla. Seguro que todos tenemos en mente esa imagen de un paciente tumbado en el diván de la consulta, mientras el terapeuta anota con aspecto serio y ceño fruncido, todas y cada una de las palabras en su cuaderno. En realidad, existen muchas otras formas de hacer terapia y de tratar los diferentes problemas de la mente, y el EMDR es una de ellas.

La terapia es un lugar donde encontrar y encauzar nuestros propios recursos

EMDR para desbloquear recuerdos dolorosos

Cada terapia tiene su propia visión del ser humano, de la enfermedad y de la salud. Desde el punto de vista del EMDR, los problemas psicológicos se generan en experiencias vividas no asimiladas.

Todos hemos pasado alguna vez por momentos complicados o situaciones adversas y, en general, no se necesita terapia para poder afrontarlos y seguir adelante con nuestras vidas. Sin embargo, en otras ocasiones, el cerebro no puede asimilar los problemas y esa información queda bloqueada en la mente, haciendo recordar una y otra vez esa situación problemática, o incluso en algún caso (y cuando la experiencia es demasiado traumática) encerrándola en un contenedor, con rumbo desconocido y haciéndolo perder de vista hasta el momento más inoportuno e inesperado, dando lugar a una amnesia temporal de dicha experiencia traumática.

Francine Shapiro, creadora del método EMDR en 1987, explica en su libro “Supera tu pasado” como nuestro cerebro procesa la información emocional y cómo este sistema innato y adaptativo se bloquea ante experiencias aparentemente menores, pero que, por distintos motivos, “dejan huella”. Son estos recuerdos bloqueados los que interfieren en nuestro presente, a veces de forma poco evidente y otras de una manera más drástica, pero sin saber reconocer bien su origen.

La Dra. Mª Eva Núñez, Psicóloga y terapeuta en EMDR por el Instituto Español de EMDR, explica el concepto de trauma como una herida” psicológica provocada por varias causas, como un accidente, una violación o un desastre natural, pero que, sin embargo, una persona puede experimentar un trauma como respuesta a cualquier evento que sobrepase nuestra capacidad para afrontarlo, como, por ejemplo, situaciones de desprotección, humillación, cambio de roles en la familia, etc.

Y aunque se cree, que determinados problemas no se podrán afrontar nunca, expertos en psicoanálisis dicen que no hay absolutamente nada que no pueda ser superado de un modo profundo y completo.

¿Cómo funciona el EMDR?

Lo que hace este tipo de terapia es activar el sistema de procesamiento de la información del cerebro, es decir, la capacidad de la auto curación que tiene nuestra mente. Tal y como nos comenta la Dra. Núñez, se usan muchos elementos para desbloquear y procesar esta información, pero los más utilizados son los movimientos oculares, sonidos bilaterales o el tapping (estimulación táctil alternante).


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

El cerebro dispone de un mecanismo de procesamiento de la información, mediante el cual es capaz de trasladar cualquier tipo de confusión mental al nivel de salud mental adecuado (nivel de resolución adaptativa). Este sistema de procesamiento, trata de hacer una selección de lo que es útil para nosotros y desechar lo que no lo es, dando lugar así al aprendizaje. Bien, pues gran parte de este aprendizaje se desarrolla en la fase REM del sueño, mediante movimientos oculares rápidos.

Los científicos creen que, durante esta etapa del sueño, el cerebro procesa la información para la supervivencia y el aprendizaje que tuvo lugar ese día, con ese suceso concreto. Quizás sea por eso que se suele decir, que después de dormir se ven las cosas de diferente manera.  Pero hay ocasiones, que cuando una experiencia es muy perturbadora, nuestro sistema se colapsa y no consigue realizar su función.

En este caso, la información se instaura en nuestro cerebro tal y como la hemos experimentado en su momento, sin ningún tipo de procesamiento adaptativo. Siendo así, que cada vez que algo nos recuerde esa situación traumática, volverá a conectarse con nuestra red de memoria haciendo disparar nuestras emociones y sensaciones vividas y almacenadas sin haberlas podido procesar.

EMDR significa desensibilización y reprocesamiento por medio de movimientos oculares
(Eye Movement Desensitization and Reprocessing).

Se ha comprobado en numerosas investigaciones, que los movimientos oculares actúan sobre el sistema nervioso y que el movimiento ocular tiene un efecto directo sobre el procesamiento de la memoria, en concreto de la memoria de trabajo, que hace que se procesen los recuerdos.

Según la Asociación de EMDR de España, el objetivo de esta terapia es procesar las experiencias pasadas, las emociones asociadas y modificar los pensamientos negativos por pensamientos y sentimientos mas adaptativos, con el fin de fomentar un comportamiento mas saludable.

Hitos del EMDR:

  • La terapia EMDR ha sido usada con éxito en zonas de conflictos y grandes catástrofes humanitarias para ayudar a las personas afectadas.
  • Ha sido reconocido como abordaje para el TEPT (trastorno de estrés postraumático) por la APA (Asociación Americana de Psiquiatría)
  • Es catalogado como “altamente recomendado” para el tratamiento del trauma por el Departamento de Asuntos de los Veteranos y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.
  • Ha demostrado eficacia y rapidez para los tratamientos de duelos, fobias, trastornos de ansiedad, TOC, tastarnos alimentarios, fibromialgias, cefaleas, adicciones y dificultades en la infancia y adolescencia.

Extracto del documental “EL YO QUE NO VES” en el que el Príncipe Harry tiene una sesión de terapia EMDR

El EMDR combina el trabajo con aspectos cognitivos, emocionales y corporales.

Aunque esta técnica está abalada por una gran cantidad de estudios en trastornos por estrés postraumático, que han llevado a EMDR a ser una de las terapias de primera elección para problemas postraumáticos a nivel internacional, es cierto que muchas corrientes terapéuticas se han apropiado de elementos de la terapia EMDR, como por ejemplo el reprocesamiento por movimientos oculares, sin estar adecuadamente testado o incluso sin estar cualificados para ello. La aplicación de EMDR es compleja y es necesario y fundamental tener una formación sólida para poder aplicarla con seguridad y eficacia.

Es importante mencionar que este tipo de terapia ha de realizarse siempre bajo supervisión de un profesional experto y cualificado, y no es aconsejable realizársela a uno mismo.

El estrés, la ansiedad, la depresión o incluso algunos traumas más complejos siguen siendo en ocasiones temas tabú para una gran parte de la población. Pero teniendo en cuenta que 1 de cada 4 españoles sufre o sufrirá algún tipo de problema de salud mental a lo largo de su vida, es importante que se sigan desmitificando muchos de los aspectos relacionados con este tema y que se visibilicen técnicas o terapias que puedan ayudar a combatir estos problemas.

Con toda la información al alcance de nuestras manos, quizás sea el momento de parar, escuchar por un momento a nuestra mente y olvidarnos de prejuicios, para poder así sanarla y continuar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: