Una mirada siempre joven: cómo cuidar el contorno de los ojos

Cuidar el contorno de los ojos

Devuelve la vitalidad al contorno de ojos, elimina los signos de fatiga, ojeras y líneas de expresión

Una de las partes más delicadas del rostro es el contorno de los ojos. Suele ser la zona donde comienza a notarse el paso del tiempo en forma de primeras arrugas o las temidas patas de gallo y las bolsas. En nuestra mano está poder lucir un una mirada juvenil y fresca gracias al cuidado del contorno de ojos.

Por tratarse de una piel tan fina, lo mejor es escoger un producto especial para la zona. Es recomendable usar un contorno de ojos para el día, especialmente indicado para bolsas y ojeras (mira que en la composición lleve vitamina H), y otro para la noche, que sea nutritivo y antiarrugas. Para elegir el producto adecuado, lo primero que debemos tener en cuenta es tu edad. Entre 25 y 30 años, se recomienda elegir productos que ayuden a hidratar, descongestionar la zona, combatir las bolsas y luchar contra los primeros signos del envejecimiento, sin compuestos muy fuertes pues se trata de una piel joven aún.

A medida que vamos cumpliendo años, requeriremos de más ingredientes activos como el retinol, el ácido hialurónico, etc. El contorno de ojos que elijas siempre debe ser hidratante y estar diseñado específicamente para la zona, además es muy importante que se trate de un producto ligero y no grasoso, de lo contrario corres el riesgo de que tus poros se tapen y no consigan respirar de forma adecuada.

Por último, se recomienda, un par de veces a la semana, aplicar frío en la zona y una mascarilla en la hecha con pepino y té verde. Mezcla ambas cosas y pásalas por el contorno de ojos, verás cómo luce mucho más radiante y descongestionado.

LOS ALIADOS DE TU MIRADA



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: