10 características que indican que eres una persona realmente honesta

caracteristicas-rasgos-personas-honestas

Ni decir siempre lo que pensamos ni quedarnos callados. Descubre qué características son propias de las personas realmente honestas

No tienes miedo a decir lo que piensas? Si es así, seguramente seas una persona realmente honesta. En plena era del entretenimiento, de los debates televisivos, de los reality shows y de los stories comentando la vida, obra y milagros de la gente que nos rodea, nos hemos acostumbrado a escuchar frases del tipo “esta es mi opinión”, “esta es mi verdad”, “yo siempre digo lo que pienso”, etc… indiferentemente de que la persona haya sido preguntada acerca del tema, frases en forma de artillería pesada capaces de infringir un buen castigo a cualquiera que esté delante escuchando.

¿Hasta que punto la gente que se autodefine como “verdaderamente honesta” lo son realmente? ¿Dónde están los límites entre la sinceridad, la educación y la integridad de quienes nos rodean? ¿Es necesario decir siempre la verdad, aunque duela?

La sinceridad es un arma de doble filo. Si bien es innegable que es un principio ético que debemos de seguir para lograr una buena convivencia con los demás (ya lo dijo Sócrates “la verdad nos hará libres) hay verdades que es mejor no verbalizarlas por el efecto tan negativo que pueden tener en los demás.

Hay muchas ocasiones en las que es mejor quedarse callado y en las que la que es mejor ser personas moderadas. Si bien es cierto que la espontaneidad puede ser buena y atractiva, pasarnos de sinceros puede hacer daño causar un daño irreparable. Ser una persona precavida y prudente es una de las mayores cualidades de una persona.

Todos exigimos que sean honestos con nosotros y no solemos tolerar que nos mientan. Cuando alguien nos engaña pierde nuestra confianza y ésta es muy difícil de recuperar. La confianza es el nexo de nuestros lazos con los demás, es por eso que ser honestos con el otro es algo necesario en toda relación.

Sin embargo, cuando hablamos de la palabra honestidad no solo nos referimos a la sinceridad. Las personas honestas son también justas e íntegras moralmente. Tienen unos principios claros como el agua, pero ¿cuáles son las características de las personas realmente honestas?

CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS HONESTAS

Se muestran tal y cómo son 

Nunca intentarán aparentar que son alguien que realmente no son. Las personas honestas son totalmente transparentes. Lo que ves es lo que hay.

Predican con el ejemplo, por lo que nunca verás a una persona verdaderamente honesta alardear de ser una persona sincera. Hacen lo que sienten y sus opiniones suelen ser bastante claras.

Eso sí, que tú seas una de esas personas que no teme exteriorizar sus opiniones y sentimientos no quiere decir que el resto sea igual que tú. Deja que el resto elija cuando expresar lo que piense y sé consciente de que no a todo el mundo le gusta ‘mojarse’.

Son fieles a sus promesas

Los honestos, como hemos mencionado anteriormente, tienen amistad con personas leales. Es por eso que suelen tener pocos amigos. Más es menos y para las personas sinceras la calidad es mucho mas importante que la cantidad.

Las personas realmente honestas nunca te harán promesas vacías. Lo que dicen, lo cumplen. Es por ello que es importante conocer que características son comunes en las personas sinceras, ya que solo así sabremos en quién podemos confiar plenamente.

Tienen relaciones sanas

Las personas realmente honestas construyen relaciones fuertes basadas en la sinceridad. Su capacidad para decir la verdad les permite ser más comunicativos en sus relaciones.

Si tienes un amigo que se caracteriza por su honestidad, habrás observado que cuando surge algún problema NUNCA lo dejan pasar. Las personas honestas consideran imprescindible la resolución de cualquier conflicto a través de la palabra. La verdad te hará libre, ¿no?

No toleran la mentira

Las personas realmente honestas no soportan que les mientan. Este tipo de personas tienen un amplio sentido de la justicia y no toleran a aquellas personas que utilizan la mentira como un medio.

Su sinceridad choca drásticamente con los mentirosos. De esta manera, buscan relación con aquellas personas que consideran transparentes y que como ellos cumplen su palabra en todo momento.

Por otra parte, al igual que no soportan la mentira, no soportan mentir. No toleran engañarse ni a ellos mismos ni a los demás.

No tienen miedo a decir la verdad

No tienen miedo a la opinión del resto. Su honestidad está por encima de la aprobación de los demás. De esta manera, son fieles a sus convicciones y no se cortarán a la hora de exteriorizarlas.

En muchos casos la honestidad puede llegar a ser vista como algo grosero; sin embargo, esto sucede porque estamos acostumbrados a vivir en un mundo hipócrita y cargado de falsa amabilidad. Es por eso que para que la verdad de este tipo de personas sea escuchada es esencial que sea dicha desde el respeto.

Su verdad inspira

Las personas honestas son personas que inspiran a los demás. La sinceridad es una cualidad admirable y en muchos casos su capacidad para decir la verdad lleva a los demás a querer seguir el mismo camino y liberarse de aquellas cadenas que les impiden ser del todo ellos mismos.

A ninguno nos gusta vivir en un ambiente en el que la falsedad esté presente. De este modo, la compañía de personas honestas nos hará movernos en un entorno en el que no tendremos miedo a decir lo que pensamos.

Luchan por aquello en lo que creen

Como ya hemos dicho, las personas auténticas tienen sus principios muy claros. De este modo, luchan por aquello en lo que creen. Se imponen ante las injusticias y no se muestran imparciales ante situaciones controvertidas.

Las personas realmente honestas darán su opinión sin preocuparse de que esto pueda generar un conflicto.

No pierden el tiempo

Si no les crees es tu problema. Las personas honestas no perderán su tiempo contigo si no les crees. Los sinceros tienen muy claro lo que piensan y dicen y no se esmerarán en demostrar su verdad.

Por otra parte, si observan que no eres una persona transparente olvídate de mantener algún tipo de relación con ellos. Buscan en el resto la misma sinceridad que ellos ofrecen.

Son mentes tranquilas

Las personas realmente honestas viven más felices y tranquilas. Esto se debe a que no acumulan sus pensamientos de manera que les acaben perjudicando. Van solucionando todo lo que les sucede justo cuando ocurre. No lo dejan pasar.

El no estar preocupados de que les pillen alguna mentira les permite vivir con mayor calma. El que oculta algo o miente vivirá siempre en tensión y con el miedo de ser pillado. Así que si hay algo que te mantiene en vilo, suéltalo, te sentirás mucho mejor.  

Saben rectificar a tiempo

Finalizamos nuestra lista de las características de las personas honestas, con la enorme virtud de que es entonar el “mea culpa”.

Las personas mentirosas tienden a tapar sus fallos o a culpar al resto de ellos. Sin embargo, una persona verdaderamente honesta sabe rectificar a tiempo. ¡Otro punto a favor de la verdad!

La honestidad es sin duda uno de los valores que más exigimos en los demás a la hora de establecer vínculos y es que a veces las verdades duelen, pero para las personas realmente honestas la mentira es mucho más dolorosa.

Hemos de reconocer que en muchos casos y muy de vez en cuando las mentirijillas piadosas pueden servirnos de herramienta a la hora de abordar algo a lo que no queremos hacer frente. Ser honestos consiste en ser valientes y mostrarnos tal y cómo somos.

En la búsqueda de la verdad, muchas veces nos desilusionamos, si bien es la única forma de conocernos a nosotros mismos y a aquellos que nos rodean. Como dice Antonio Machado La verdad es la que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés.

Artículo publicado por Ángela García Tomé-Villanueva

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

×