Me encanta su personalidad pero no me atrae físicamente

me-encanta-su-personalidad-pero-no-me-atrae-fisicamente

Qué hacer para no liarla cuando la personalidad encanta pero la atracción física falta

Acabas de conocer a una persona maravillosa. Parece inteligente, podéis hablar de cualquier tema, te hace sentir genial siempre que estás a su lado… Y crees que estás empezando a sentir algo especial por él o ella. Sin embargo, hay un problema: no termina de gustarte su físico y comentando esta situación con tu círculo más cercano te has oído diciendo: “me encanta su personalidad pero no me atrae físicamente”.

Ya sea por una razón o por otra, aunque su personalidad te resulta muy atractiva, no puede decirse lo mismo de su aspecto. Y empiezan a surgir las dudas: ¿es posible que una pareja funcione si no te atrae físicamente?, ¿soy una mala persona por juzgar a una persona por su aspecto físico?

Si te sientes identificado con esta situación, no te preocupes: es algo de lo más normal. Y no tiene por qué ser un impedimento en absoluto. Muchísimas personas tienen relaciones exitosas aunque no gocen de una gran belleza.

En numerosas ocasiones, la sociedad suele imponer un estándar que pocas personas tienen por naturaleza. La inmensa mayoría de parejas que vemos en la cultura popular (cine, prensa, series y redes sociales) son espectacularmente atractivas, y eso influye en los ideales y aspiraciones de la gente. Puede que hayas interiorizado esa idea de que solo los candidatos a Top Model pueden encontrar el amor, cuando no hay nada más lejos de la realidad.

También es posible que seas una persona que le da mucha importancia a las relaciones sexuales, y temes no poder disfrutarlas sin atracción física. Sea cual sea la razón, recuerda que no eres el único que tiene estas dudas, y que cuentan con una solución.

Ante todo, jamás te sientas culpable por pensar estas cosas. Es natural que busquemos la belleza física en una pareja, por más que sepamos que no es lo único que cuenta. Si te preguntas si es posible enamorarse de alguien que no te gusta de esa manera, la respuesta es un rotundo sí.

Me gusta pero no me atrae: qué dice la psicología

Lo primero que vamos a percibir en alguien es su aspecto físico, no hay vuelta de hoja. Puede que valoremos toda clase de factores en una hipotética pareja, pero su atractivo suele ser uno de los que más resaltamos. Y tiene una base biológica: una mujer o un hombre guapo probablemente cuente con una mejor salud y capacidad reproductiva.

Ahora bien, en realidad no es tan significativo como muchos piensan. llegada la etapa de madurez necesaria, el aspecto físico no es una prioridad para la mayoría de las personas, sino que les basta con que resulte “agradable en conjunto“. Generalmente, tendemos a fijarnos en gente cuyo nivel de belleza sea más o menos similar al nuestro, cuando no superior.

Sin embargo, cuando se progresa en una relación y ambas partes van conociéndose, este “requisito” queda cada vez más atrás. Puede compararse con el concepto de necesidades básicas versus lujo. La belleza exterior es simplemente un complemento opcional frente a las demás cualidades realmente imprescindibles en una pareja.

No obstante, si continúas teniendo dudas acerca de si tu relación funcionará, es recomendable que tengas en cuenta estos consejos.

Compatibilidad de personalidades vs. atracción física:

La atracción física y la conexión emocional son dos componentes claves en las relaciones, pero su importancia puede variar significativamente de una persona a otra. Al reflexionar sobre si dar o no una oportunidad al amor cuando hay una atracción por la personalidad pero no físicamente, es crucial considerar varios aspectos.

No se puede negar que la atracción física desempeña un papel muy importante, sobre todo en las etapas tempranas de una relación. Pero es evidente que lo que más deberías tener en cuenta son los detalles que no se aprecian a simple vista.

¿Cuándo dar una oportunidad? Si valoras profundamente las cualidades de la persona, como su carácter, valores, sentido del humor y la forma en que te hacen sentir, puede ser un buen momento para explorar la relación más allá de la atracción física.

La fidelidad, la generosidad, la comprensión y las demás virtudes de una persona son los factores que realmente influyen en una relación. También es crucial que sepáis entenderos y hablar abiertamente de vuestros problemas.

¿Cuándo no dar una oportunidad? Si la falta de atracción física te impide sentirte conectado, cómodo o comprometido con la relación, o si te resulta difícil imaginar una intimidad física con esa persona, es una clara señal de que la relación no es adecuada para ti.

Piensa que la belleza es subjetiva… y efímera

Puede que la sociedad en su conjunto haya establecido unos cánones de belleza concretos, pero cada persona es un mundo. Lo que para ti es un atractivo físico irresistible, puede que para otro no sea gran cosa, y viceversa. No todos vamos a opinar lo mismo sobre el aspecto de una persona, y menos mal que es así.

E incluso aunque existiera un estándar universal que pudiera gustarle a todo el mundo, ten en cuenta otro factor: el atractivo físico tiene fecha de caducidad. Dentro de 30, 40 o 50 años, esa piel perfecta se arrugará y esos abdominales de hierro perderán su forma. Y cuando eso ocurra, ¿qué es lo que queda, sino lo verdaderamente importante?

Enamorarse poco a poco:

Factores que influyen: Ciertas personas pueden desarrollar atracción física a medida que crece su conexión emocional y conocen más profundamente a la otra persona. Esto puede deberse a una mayor valoración de las cualidades no físicas, una mayor apertura emocional, o simplemente a diferentes maneras de experimentar la atracción.

Diferencias individuales: Algunas personas son más “demisexuales”, lo que significa que sienten atracción física una vez que se ha establecido un vínculo emocional. Otras pueden tener una mayor predisposición a valorar atributos físicos.

Reflexiona con calma

Procura verte de vez en cuando con esa persona para ir conociéndola mejor. ¿Qué otras virtudes tiene? ¿Contáis con aficiones en común? ¿Te ha abierto la mente a alguna idea nueva o interesante?

Piensa que una pareja funciona mucho mejor si está construida en torno a la personalidad de sus integrantes. Esta clase de relación suele ser más estrecha y contar con una base más sólida. A largo plazo, la bondad o sinceridad de la otra persona pesará mucho más que su aspecto.

No obstante, en el caso de que aún no lo tengas claro, recuerda que nadie puede obligarte a que te enamores de él o ella. Si aún tienes dudas sobre si realmente puedes ver a esa persona como pareja, tómate un tiempo para pensar tranquilamente sobre lo que buscas.

Coméntalo con otras personas de confianza

No hay nada de malo en sincerarse sobre el tema con un amigo o familiar. Si sientes confusión y crees que esta posible relación no podrá funcionar, explícale los pros y los contras que ves. Si además esa persona también conoce al objeto de tu afecto, es muy probable que pueda darte otra perspectiva.

Asimismo, puedes preguntarle si se ha visto en una situación similar en algún omento de su vida. Te sorprenderá saber la de gente que ha terminado con una persona que, en un principio, no le gustaba a nivel físico.

Trata de buscar rasgos atractivos

Todos tenemos algo bello. Seguro que, aunque esa persona no te resulte especialmente guapa, tiene algún rasgo que sí consideras atractivo. Tal vez sus ojos sean preciosos, o tenga unas piernas espectaculares. Céntrate en esos detalles que sí te gustan y réstale importancia al resto. Lo mismo se aplica a sus cualidades internas: si tiene un sentido del humor memorable o admiras su lealtad hacia sus amigos, préstale especial atención. Y puede que, si empiezas a sentir algo más por esa persona, acabes enamorándote de su físico también.

Consideraciones importantes al dar una oportunidad:

Expectativas y sinceridad: Es fundamental ser honesto contigo mismo y con la otra persona sobre tus sentimientos y expectativas.

Comunicación: Hablar abierta y honestamente sobre tus sentimientos puede ayudar a establecer si ambos están en la misma página y desean explorar la relación más a fondo.

Tiempo y espacio: Darse tiempo para conocerse mejor puede ayudar a entender si la atracción puede desarrollarse.

La importancia del aspecto físico en una relación:

Varía entre individuos: Para algunas personas, el aspecto físico es un componente crucial de la atracción, mientras que para otras, las cualidades de personalidad tienen un peso mayor.

Equilibrio: En una relación saludable, suele haber un equilibrio entre la atracción física y la conexión emocional. Ambos aspectos contribuyen al bienestar y satisfacción en la relación.

Cambio con el tiempo: La importancia del aspecto físico puede cambiar a lo largo del tiempo en una relación. Con frecuencia, las cualidades personales ganan importancia a medida que la relación se profundiza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: