5 pasos para conseguir que tu ‘crush’ piense en ti…¡y te busque!

como-hacer-que-una-persona-piense-en-ti-te-busque

Descubre cuáles son los secretos para hacer que esa persona especial no pueda dejar de pensar en ti, te eche de menos… ¡y te busque!

Qué mejor momento que en el mes del amor para conseguir de una vez que tu ‘crush’ te haga caso. Si no te da ni la hora, igual es porque no has hecho lo que tenías que hacer. Hay 5 pasos esenciales que tienes que seguir si quieres conseguir que esa persona especial te eche de menos y te busque sin desesperarte en el intento. Si queremos que la persona que nos gusta se fije en nosotros, no nos podemos quedar esperando “a ver si sucede”.

Si estás buscando atraer a esa persona que te vuelve loco y lograr que te busque, hay algunos pasos que puedes seguir para aumentar tus posibilidades de éxito.

Estudios recientes han demostrado que la atracción es un arte que puede trabajarse. Desde construir una autoestima sólida, cuidar tu apariencia o vestir bien, hasta mostrar interés en la otra persona de una forma determinada y desarrollar cualidades de la personalidad que potencian tu atractivo. Hay muchas cosas que puedes hacer para atraer a alguien y, además, conseguir que te busque.

A continuación, te proporcionaremos cinco características para alcanzar tus objetivos y lograr que esa persona especial te busque. Ese es el primer paso para tener una bonita relación con la persona que nos gusta.

SÉ UN GANADOR

Para ser un ganador es importante tener una vida. Con esto nos referimos a que es importante que una persona tenga ‘hobbies’ y ambiciones en la vida. Una persona sin aficiones o sin metas no la consideramos atractiva por esa falta de interés que desprende, por muy guapo que sea.

Dedícate a tus pasiones, crea opiniones sobre los temas que te apasionan, enriquécete de conocimiento sobre las cosas que te gustan. Para que alguien se fije en nosotros no hace falta que nos gusten las mismas cosas. Lo importante es tener un mundo interior, aunque no tengáis cosas en común. Una persona con intereses, hobbies e inquietudes intelectuales resulta especialmente atractiva.

Además, trabaja en tu seguridad e independencia. Una persona segura desprende confianza, autenticidad y positividad. Suelen dudar menos a la hora de tomar una decisión y tienen una actitud más abierta hacia la vida. Esto resulta muy atractivo a la mayoría de personas.

CONVIÉRTETE EN UN “GANADOR GANABLE”

Con esto nos referimos a que esa persona DEBE saber que tiene una oportunidad contigo. Hazla sentir especial por las cosas que, para ti, esa persona es única. Puede ser que os guste el mismo grupo de música, o que le guste todo lo que a ti no te gusta. Da igual. Recuerda que no es necesario tener mil cosas en común para gustarle.

Piensa en las cosas que te llamaron la atención de esa persona. Hazla sentir especial y única por ello. Apreciarla por las cosas que le gustan y también por las que no le gustan, va a hacer que existas en su mente. Aparecerás en su mente porque habrás llamado su atención y se ha fijado en ti. Es más, le costará no pensar en ti, porque has hecho que se sienta especial. Escúchala y apréciala por todo lo que es.

En este paso es importante tener en cuenta las emociones. Causar una emoción positiva en esa persona es lo que hará que no te pueda sacar de su cabeza, porque crea una conexión emocional más fuerte y una relación más positiva y satisfactoria. Cuando alguien experimenta emociones positivas en su presencia, es más probable que sienta una atracción hacia esa persona y que quiera pasar tiempo con ella.

ESTABLECE UNA VÍA CONTACTO

En algún momento del paso anterior, debes establecer una vía de contacto de doble sentido. No sirve de nada que hagas que no deje de pensar en ti si no puede hablar contigo.

No te conformes con darle tu número de teléfono, utiliza cualquier pretexto, sin parecer un baboso. Puede ser que a ella se le de bien una asignatura que a ti se te da mal, y le pidas ayuda para aprobar el examen. O igual llevas unos meses preparando un concierto, así que puedes invitarla a ir. Este paso va a ser imprescindible para que cada vez le cueste más no pensar en ti.

Recuerda que, tanto en este paso como en los anteriores, es importante que no le hagas sentir como si tu único interés fuese romántico o sexual. Separa eso de la persona que es. Hará la relación entre ambos mucho más sana y duradera.

VETE EN EL MEJOR MOMENTO

No le prives del placer de echarte de menos. No te vayas en cualquier momento, sino en el momento emocional más alto para esa persona. De esta manera, se acordará de las emociones positivas que sentía, y las relacionará directamente contigo. No le hagas ‘ghosting’, simplemente reduce un poco tu iniciativa. Así, esa persona captará que también debe de tener iniciativa para que tú no quieras irte de su lado.

SI SIEMBRAS, RECOGERÁS

Debes de ser paciente, así que aprovecha para seguir mejorando tu mundo interior. No te desesperes, no te arrastres, eso solo empeorará las cosas. Esa persona te buscará cuando sienta que debe hacerlo. Enfoca la situación como si quisieses sembrar un huerto: siembras las semillas y las riegas. Después, debes esperar que crezcan.

Puede ocurrir que, a pesar de que hayas seguido los cuatro pasos anteriores a la perfección, esa persona no te busque. Si esto ocurre, haz lo que se conoce como “invitación de alto valor”. Esto significa que le invites a hacer algo contigo que tú ibas a hacer de todas maneras.

Por ejemplo, si ibas a hacer una ruta de senderismo o si ibas a ver una exposición. Que sea un plan que ibas a hacer igualmente, pero que has decidido que esa persona también vaya contigo. Así conseguirás que esa persona sepa que la recuerdas, y que piense que tu vida ‘mola’. Pensará que tienes una vida ‘guay’, que merece ser compartida.

Si no acepta tu invitación porque no puede ir, lograrás que sufra y se arrepienta por no haber podido ir y, entonces, te buscará.

No olvides que debemos ser respetuosos y tener responsabilidad afectiva con los demás. Si una persona te interesa de verdad, demuéstraselo desde el respeto. Fomenta una relación sana y llena de confianza. De ahí salen las relaciones de pareja duraderas.

Artículo publicado por Laura Martínez

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: