20 películas para un San Valentín de cine

mejores-peliculas-amor-cine-romantico
Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

Texto: Javier Márquez Sánchez

Te animamos a disfrutar del mejor cine en la noche más romántica del año con una selección de lo más variopinta (y apasionada)

Ya está aquí el 14 de febrero, y no hay mejor forma de celebrarlo que con una cena exquisita –casera, por supuesto– acompañada del vino adecuado y rematada con una buena sesión de cine romántico (bueno, el broche de la noche, si todo ha salido bien, seguramente vendrá después, pero en ese asunto no nos vamos a meter).

Nos encantan Nothing Hill, Love actually, El diario de Noa y todas las demás, pero para celebrar el día –mejor la noche– de San Valentín de este año queremos animarte a que salgas de tu zona confort cinéfila y apuestes por alguna película que no sea “de las de siempre”. Si algo ha dado el cine son grandes historias de amor, a veces en tono de comedia y a veces envueltas en desgarradores melodramas.

No hay género que escape a la trama romántica. ¡Pero si hasta James Bond llegó a casarse en una de sus películas!

Para ayudarte en la elección te ofrecemos aquí una selección de veinte películas –todas disponibles a través de diversas plataformas– que abarca los últimos 90 años de historia del cine.

Piensa que, si el negro es el color perfecto para un traje de noche, el blanco y negro jamás pasará de moda para plasmar grandes historias en la pantalla, así que recupéralo de tu armario cinematográfico y no tengas reparos en disfrutarlo. Y si la sesión de cine romántico tiene éxito, para otro día podemos preparar una selección del mejor metraje erótico…

LAS MEJORES PELÍCULAS DE AMOR

Sucedió una noche (1934)

Frank Capra dirige a Claudette Colbert y Clark Gable en esta comedia deliciosa e imprescindible, ganadora de los 5 Oscar principales y referente inevitable de las alocadas comedias románticas que habrían de llegar después. Cuenta la historia de dos personas que no se llevan nada bien pero que están condenadas a entenderse, hasta que acaban de enamorarse. ¿Te suena a una historia mil veces contada? Pues esta fue la primera vez. Disponible en AppleTV.

Casablanca (1942)

Tenía que aparecer en esta lista. De hecho, la obra magna de Michael Curtiz debería aparecer en cualquier lista que se haga sobre las mejores películas… de lo que sea, porque Casablanca lo tiene todo, por eso es quintaesencia del cine: amor, acción, drama, comedia, musical, bélica… Se mire por donde se mire, es inevitable concluir que es la mejor película romántica de todos los tiempos, y no solo por su historia, con ese triángulo romántico y el sacrificio por amor que uno nunca esperaría del duro por antonomasia Humphrey Bogart. Lo es, sobre todo, por unos diálogos memorables –“¿Eso son cañonazos… o latidos de mi corazón?”– y por ese maravilloso montaje que nos depara cruces de miradas, de emociones, de silencios a voces… Hay que verla, siempre. Por lo menos, una vez al año. Es bueno para el alma. Disponible en HBO Max y AppleTV.

El bazar de las sorpresas (1942)

¿Habéis oído hablar del “toque Lubitsch”? Hace referencia a ese “algo” mágico que era capaz de conseguir el director Ernst Lubitsch en películas como esta, protagonizada por James Stewart y Margaret Sullavan. Uno de los primeros y más brillantes exponentes de comedia de enredos sobre dos compañeros de trabajo que no se aguantan cara a cara pero que están perdidamente enamorados el uno del otro en la correspondencia anónima que mantienen. En 1998 Nora Ephron dirigió un remake, Tienes un e-mail, con Tom Hanks y Meg Ryan. No está mal, pero el original es oro puro. Disponible en AppleTV.

Breve encuentro (1945)

Una obra de Noël Coward sirve de base a David Lean para firmar esta discreta, pequeñita obra maestra sobre dos personas casadas que se encuentran cada día en la estación de tren. Cada cuál con su familia, con sus rutinas, con su vida anodina. Hasta que se dan cuenta de que lo más extraordinario que tienen es ese breve encuentro en la estación, donde comparten historias sobre sus vidas mientras toman un café. La delicadez de Lean y las interpretaciones de Celia Johnson y Trevor Howard hacen de esta película una experiencia tan deliciosa como acurrucarse bajo una mullida manta en el sofá. Disponible en Amazon Prime Vídeo, Filmin, Movistar + y FlixOlé.

El hombre tranquilo (1952)

¿Hemos dicho antes que Casablanca era la película romántica por excelencia? Pues vamos a empujarla un poco para dejar sitio en ese primer peldaño a esta obra maestra de John Ford. Irónicamente, como en la película del 42, esta la protagoniza también uno de los tipos duros más rudos de la pantalla, el cowboy John Wayne. Pero donde Casablanca era drama puro aquí tenemos una comedia entrañable que hunde sus raíces en la Irlanda natal de su autor. Pocas actrices han lucido más hermosas que la pelirroja Maureen O’Hara en esta cinta, que esconde uno de los besos más apasionados de la historia del cine y una plantilla de secundarios que llegamos a querer como a la familia. Advertencia: su visionado causa adicción. Disponible en Amazon Prime Vídeo.

Vacaciones en Roma (1953)

Tanto la Oficina de Turismo de Roma como la marca Vespa debieron subvencionar esta película, porque en ambos casos se disparó el interés popular gracias a la magia de las escenas filmadas por William Wyler. Audrey Hepburn y Gregory Peck dan vida a una princesa encerrada en una jaula de cristal y a un periodista dispuesto a ayudarla a escapar… a cambio de una buena exclusiva. Pocas veces hemos asistido a tanta química entre una pareja que, a priori, y no solo por cuestiones de edad, parecía menos adecuada. Una comedia romántica de las que dejan huella. Disponible en Filmin y Movistar +.

Marty (1955)

El director Delbert Mann debutó por todo lo alto con esta cinta, con la que consiguió nada menos que cuatro Oscar mayores (película, director, actor y guion) y la Palma de Oro en Cannes; ahí es nada. Es uno de los primeros exponentes del nuevo cine que comenzaba a nacer en Estados Unidos, marcado por el realismo social y una factura más discreta y directa. La propia historia no tiene nada de grandilocuente, sencillamente nos narra el encuentro entre dos almas solitarias, un carnicero de buen corazón y una maestra de escuela. Conmovedora como pocas, volvemos a tener a un tipo duro como protagonista, nada menos que Ernest Borgnine, que nos roba el corazón sin remedio suspirando por Betsy Blair. Disponible en Apple TV.

Tú y yo (1957)

Esta historia es tan potente que ha llegado a conocer hasta cuatro versiones. Leo McCarey dirigió la primera en 1939, con Irenne Dunne y Charles Boyer como pareja protagonista, y decidió volver a firmarla en el 57, en maravilloso Technicolor, con Cary Grant y Deborah Kerr como esos amantes imposibles –por estar ya comprometidos–, que deciden alejarse por un tiempo para comprobar si su amor es verdadero. Así que fijan un día y hora de encuentro en lo alto del Empire State, cita que ha quedado ya como todo un icono cinematográfico. ¿Qué ocurre entonces? El spoiler sería como el propio edificio de grande. En 1994, Warren Beatty y Annette Bening protagonizaron una tercera y lamentable revisión de la historia, Un asunto de amor, y un año antes se hizo otra más libre y disfrutable con Meg Ryan y Tom Hanks, Algo para recordar. Pero quedaos con Cary y Deborah. Y tened la caja de pañuelos de papel a mano. Disponible en Amazon Prime Video.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

Un extraño en mi vida (1960)

Otra de esas películas sencillas y discretas que nos desarman por completo cuando descubrimos la potencia de sus imágenes. Richard Quine adapta aquí una novela de Evan Hunter que cuenta la historia de un hombre y una mujer, cada cual con su familia maravillosa en su casa maravillosa de esos maravillosos barrios de postal, que coinciden en ocasiones cuando van a llevar a los niños al autobús escolar. Poco a poco surge la atracción y el deseo, hasta que ocurre lo inevitable y sobreviene la culpa. Kirk Douglas y Kim Novak encabezan el reparto, con una maravillosa fotografía de Charles Lang, descubriéndonos una pareja de química muy particular. Y no podemos olvidarnos de Walter Matthau, que da vida a un vecino bastante sátiro. Disponible en Filmin.

West Side Story (1961)

No existe historia de amor más universal que la de Romeo y Julieta, y Robert Wise obró el milagro, a partir de la novela de Arthur Laurents, de adaptar esa historia a las calles neoyorquinas de los años sesenta. Todo es maravilloso en esta película, todo es cine destilado hasta su máxima esencia (se llevó nada menos que diez estatuillas), y la inmortal banda sonora firmada por Leonard Bernstein acaricia cada fotograma del drama de estos dos jóvenes cuyo amor irracional es imposible a ojos de sus respectivas bandas rivales. Sobria, rotunda, entrañable, dura… Steven Spielberg acaba de dirigir un remake tan magnífico como innecesario. Disponible en Filmin y Movistar +.

Descalzos por el parque (1967)

¿Estáis pensando iros a vivir en pareja? Pues echadle antes un vistazo a esta película para cuando lleguen tiempos duros. Gene Saks dirige esta adaptación de la obra teatral del siempre delicioso Neil Simon sobre una joven pareja de recién casados que hace lo posible por mantener la magia del amor a pesar de las circunstancias, como el hecho de que solo puedan pagarse un apartamento que es una caja de cerillas en un quinto sin ascensor. La pareja en cuestión la forman los dos guapos oficiales del Hollywood de aquel momento, Robert Redford y Jane Fonda, secundados maravillosamente por Charles Boyer y una inmensa Mildred Natwick. Una divertida comedia romántica para los muy enamorados. Disponible en Filmin.

Dos en la carretera (1967)

Si al terminar de ver Descalzos por el parque os preguntáis qué pasará en el futuro con la pareja protagonista, podéis seguir con esta otra película, casualmente estrenada el mismo año. Stanley Donen dirige a Audrey Hepburn y Albert Finney en esta singular road movie romántica que mezcla drama y comedia con precisión de alquimista para lograr una inolvidable obra maestra. A lo largo del metraje asistimos a las distintas etapas de una pareja, desde que se conocen y se enamoran a las primeras peleas, los hijos, infidelidades, reconciliaciones… Dulce y amarga como la vida misma, cuenta con una banda sonora exquisita de Henry Mancini y con uno de los diálogos más duros de la pantalla: “¿Qué tipo de personas pueden pasar todo el día juntos y no tener nada de qué hablar?” “Los matrimonios”. Disponible en Filmin y Amazon Prime Video.

Love story (1970)

Si estamos hablando de cine romántico, esta película tiene que estar, sí o sí. Porque no cuenta más que eso, cómo dos jóvenes se conocen en la universidad, se enamoran, se casan y sobrellevan la vida juntos. Ella es Ali MacGraw y él, Ryan O’Neal. Arthur Hiller dirigió este verdadero fenómeno social de su tiempo, gracias también en buena medida a la banda sonora de Francis Lai. Amor a paladas, pura melaza. Ah, por cierto, ella muere al final. Pero tranquilos, que no es spoiler, se cuenta al comienzo de la película, en una magnífica frase inicial que nos lleva a echar mano otra vez de la caja de pañuelos de papel: “¿Qué se puede decir de una chica de 25 años que ha muerto? Que era bonita, y brillante. Que le gustaban Mozart y Bach. Y los Beatles. Y yo”. A partir de ahí, amor en vena. Disponible en Filmin.

Tal como éramos (1973)

Hay películas románticas que funcionan, otras de índole política que nos emocionan, y crónicas históricas que nos hacen reflexionar. Esta cinta tiene un poco de todo, no en vano reúne a un trío especialmente comprometido siempre con su entorno sociopolítico. El director Sydney Pollack y la pareja protagonista integrada por Robert Redford y Barbra Streisand retratan aquí el lado más duro de la América de posguerra, con la amarga caza de brujas de McCarthy, a través del romance de una joven idealista y un escritor supuestamente sin aspiraciones pero que sueña, en realidad, con escribir la gran novela americana. ¡Y qué banda sonora! ¡Y qué final! Nadie ha apartado jamás del rostro de su amante un mechón de pelo como le hace Streisand a Redford. Y eso es el amor, niñas y niños. Disponible en Movistar +.

Manhattan (1979)

Hemos elegido solo esta cinta por no empachar con el tío Woody. También podíamos haber seleccionado Annie Hall, Hannah y sus hermanas o Maridos y mujeres. Porque digan lo que digan los que no saben lo que dicen, Woody Allen sabe lo suyo sobre cine romántico, pero sin empalagos. Aquí asesta un bocado en el Nueva York de finales de los setenta para retratar a un puñado de personajes que vive para el arte y late por el amor. ¿Por qué vale la pena vivir? El personaje de Woody ofrece un puñado de razones. Nosotros lo tenemos claro: entre otras cosas, por esta película. Con banda sonora de George Gershwin. Y con Mariel Hemingway. Y rodada en glorioso blanco y negro. ¿Qué más razones? Disponible en Movistar + y Filmin.

Enamorarse (1984)

¿Sabéis quién es Ulu Grosbard? Nosotros tampoco, y eso lo convierte en un grande, al haber sido capaz de reunir a Meryl Streep y Robert De Niro en el pico de su popularidad al servicio de una cinta sencilla y aparentemente anodina como este drama romántico que vuelve a tomar la premisa de dos personas comprometidas que se enamoran inevitablemente y tienen que lidiar con las consecuencias. Inmensos ambos, demostrando que, cuando querían, no hacía falta sobreactuar. En este caso con el siempre genial Harvey Keitel como cómplice puñetero. Disponible en Apple TV.

Cuando Harry encontró a Sally (1989)

En los 70 y 80 no faltaron las comedias románticas, pero tal vez fue esta la que mejor supo engarzar la tradición de los 30, 40 y 50 con la última década del milenio. ¿Pueden un hombre y una mujer ser amigos sin que el deseo sexual se interponga entre ellos? Esa es la gran pregunta que intentan responder los personajes interpretados por Meg Ryan y Billy Crystal en esta cinta dirigida por el siempre eficaz Rob Reiner. Todos lo tenemos claro, pero ahí va un consejo para los más despistados: pedid para cenar lo mismo que Meg. Disponible en Filmin.

Trilogía Before
(Antes del amanecer, atardecer y anochecer) (1995, 2004, 2013)

Vale, aquí hacemos trampa en el recuento porque son tres películas, pero digamos que, juntas, suponen una sola historia, la de una pareja desde que se conoce en su juventud hasta afrontar los problemas de la madurez. Casi diez años distan entre cada una de las entregas, protagonizadas por los mismos actores y a cargo del mismo cineasta, Richard Linklater. Ethan Hawke y Julie Delpy esculpen una de las parejas más realistas que ha dado la historia del cine, con un sinfín de aristas, tan vulgar que a veces cuesta alejarse de ese cierto tono documental que imprime el autor. Crecemos con ellos, reímos, lloramos, suspiramos y esperamos. Una trilogía que es un tesoro. Disponible en HBO Max y Movistar +.

Los puentes de Madison (1995)

Hubo mucho macho alfa que se sintió traicionado en lo más profundo cuando acudió al cine a ver “otra de Clint Eastwood” y se encontró con Harry el Sucio llorando por un amor imposible. Eastwood adaptó magistralmente la novela homónima de Robert James Waller y le regaló a Meryl Streep uno de sus grandes papeles de madurez. Tenemos aquí una obra de una sensibilidad exquisita, sobre dos personas que viven unos días de intensa relación pero deben afrontar cómo son realmente sus respectivas vidas (él es un fotógrafo trotamundos y ella, una esposa y madre abnegada en la América rural de los 60). El final bajo la lluvia es de ponerse en pie para aplaudir (si no nos fallan las piernas). Disponible en HBO Max y Movistar +.

Brokeback Mountain (2005)

Otra de amores prohibidos… pero que muy prohibidos. Nada menos que dos rudos y apuestos vaqueros que, en las frías noches en la montaña, encuentran maneras socialmente poco aceptables de calentarse. El taiwanés Ang Lee hizo arder las pantallas –y la cabeza de más de un conservador– con esta película que sigue la historia de amor entre dos hombres a lo largo de varias décadas. Ellos se aman, quieren estar juntos, pero son conscientes de que es imposible en la época y lugar que les ha tocado vivir. Así que cada cual tiene su vida “como Dios manda”, pero se reservan unos días al año para “irse a pescar” juntos. La cinta arrasó en los Oscar y los Globos de Oro, y sirvió para asentar las carreras de sus protagonistas, Heath Ledger y Jake Gyllenhaal. Disponible en Amazon Prime.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250