Amigos falsos: cómo detectarlos y lidiar con ellos

amistad-toxica-amigos-falsos-como-detectarlos-y-lidiar-con-ellos


Está claro que todos queremos un grupo de amigos como el de la serie ‘Friends’. Amigos que viven muy cerca y que pasan mucho tiempo juntos. Cada uno con su propia personalidad y su propia historia, pero todos son amigos que se apoyan mutuamente y se divierten juntos. Sin embargo, por mucho que nos pese, la vida real no es una serie Sitcom aunque también hay grupos de amigos que son maravillosos y no se parecen en nada a los de ‘Friends’.

La necesidad de pertenecer a un grupo y a un lugar es una de las características más profundas de la psique humana. Normalmente, se manifiesta en las edades en las que empezamos a forjar nuestros círculos y comenzamos a formar nuestra personalidad.

Las relaciones de amistad se construyen con el tiempo. La confianza y la intimidad crecen y evolucionan junto a la amistad. Necesitan su tiempo. Es imposible que se consigan de la nada de la noche a la mañana. Con tiempo, paciencia y espontaneidad surgen las amistades con amigos de verdad.

Hay muchos momentos en nuestra vida donde empezamos nuevas etapas, como cambiar de ciudad o comenzar en nuevo lugar de trabajo. En estas situaciones, nos encontramos ansiosos por conocer gente nueva y hacer amigos. Buscamos crear vínculos. Muchas personas pueden dejarse llevar por ese deseo de tener un lugar al que pertenecer y es entonces cuando aparecen los amigos falsos.

Si estás empezando una nueva etapa en tu vida probablemente quieras asegurarte de que estás rodeándote de las mejores personas posibles. Debes estar alerta y ser prudente. Las personas falsas, cuanto más lejos, mejor. Por eso, aquí te dejamos las 9 ‘red flags’ que tienen los amigos falsos.

¿POR QUÉ DESARROLLAMOS AMISTADES TÓXICAS?

Hay varias razones por las cuales alguien puede tener amistades falsas o tóxicas. Algunas de estas razones pueden incluir:

Inseguridad

Alguien que se siente inseguro o inseguro puede rodearse de personas falsas o tóxicas para sentirse mejor consigo mismo o para sentir que tiene control sobre algo.

Falta de autoestima

Alguien que tiene una autoestima baja puede aceptar cualquier tipo de trato de sus amigos, incluso si es tóxico o dañino, porque no se cree merecedor de algo mejor.

Necesidad de aprobación

Alguien que tiene una fuerte necesidad de ser aceptado o aprobado por los demás puede rodearse de personas que les dan esa aprobación, incluso si esa aprobación es falsa o tóxica.

Falta de habilidades sociales

Alguien que tiene dificultades para conectarse con otros puede aceptar amistades tóxicas o falsas simplemente porque es lo que está disponible.

Situaciones de cambio

Alguien que está pasando por un cambio importante en su vida, como un traslado o un divorcio, puede sentirse vulnerable y rodearse de personas que no son verdaderamente amigos, sino más bien compañía temporal o utilidad.

En la película “El talento de Mr. Ripley”, la amistad tóxica se refleja a través del personaje de Tom Ripley y su relación con su amigo Dickie Greenleaf. A medida que se desarrolla la trama, se ve cómo Tom se obsesiona con Dickie y adopta su identidad para poder seguir viviendo en su estilo de vida rico y privilegiado. A medida que va cometiendo crímenes para mantener esta farsa, su amistad con Dickie se vuelve cada vez más tóxica y destructiva. La película muestra cómo las emociones negativas como la envidia y la obsesión pueden destruir una amistad y cómo las personas pueden llegar a hacer cosas terribles para mantener una mentira.

CÓMO IDENTIFICAR A LOS AMIGOS FALSOS

Sois íntimos amigos de un día para otro

Las amistades se van forjando según pasa el tiempo. No significa que no puedas tener amigos desde hace poco, pero una amistad íntima requiere de tiempo para construir esa confianza y conexión que la caracteriza. Si en dos días ya está actuando como si fuera tu amigo de toda la vida, ten cuidado y estate alerta.

Busca ser el centro de atención

Este es un rasgo muy característico de los amigos falsos. Buscan de manera constante ser el centro de atención en todas las situaciones, incluso si se trata de un momento especial para otra persona.

Nunca te pregunta como estás

Piensa en la última vez que te preguntó “¿Cómo estás?” y si lo decía de verdad. A los amigos falsos les encanta ser el centro en todas las conversaciones, por lo que utilizarán cualquier excusa para dirigir la conversación hacia ellos mismos.

Nunca reconoce sus errores

Un amigo de verdad se disculpará cuando sea necesario. Un amigo falso siempre se hará la víctima y serás tú quien exagere. Él siempre será el mejor amigo, mientras que tú siempre estarás equivocado. Un amigo de verdad te hará sentir querido, apoyado y, sobre todo, escuchado. Si no sientes estas cosas, aléjate de esa persona.

Habla mal de los demás

Todos hemos podido hacerlo alguna vez, pero la verdadera ‘red flag’ es cuando se convierte en costumbre. Además, ten en cuenta que si contigo habla mal de los demás, con los demás también hablará mal de ti. Un amigo de verdad no habla mal de sus amigos como costumbre. No olvides eso.

Nunca está cuando lo necesitas

Cuando no puedan sacar beneficio de la situación, siempre tendrán algo mejor que hacer. Un amigo de verdad estará ahí para apoyarte. Si está en los buenos momentos, pero nunca en los más difíciles, ahí no es.

Cambia su personalidad en función de quién esté delante

Los amigos falsos tienen personalidades diferentes. Estas varían en función de la persona con la que esté. Esto se produce porque necesitan ser percibidos de una manera concreta que les permita obtener lo que necesitan de cada amigo. Básicamente, agradar a cada uno par obtener de él lo que quiere.

No respeta tus límites

Siempre piden y nunca dan poco a cambio. No tienen ningún tipo de pudor a la hora de traspasar tus límites, ya sean físicos o morales. Solo buscan que hagas lo que quieren. Un verdadero amigo jamás te pondría en una situación difícil. Y si lo hace, no es un amigo de verdad.

No se alegra por tus logros personales

Un amigo de verdad se alegrará por tus logros casi como si le estuviesen ocurriendo a él mismo. Un amigo falso sentirá envidia y resentimiento, y solo fingirá que se alegra por ti. La amistad también es compartir y alegrarse por los éxitos de los demás. Si no, no es amistad de verdad.

La falsa amistad puede generarnos problemas de autoestima e infinidad de inseguridades. Incluso nos puede alejar de nuestras amistades verdaderas. Es muy importante saber identificar cuándo estamos ante un amigo falso y, aunque sea difícil, debemos romper ese vínculo.

Este tipo de personas nunca van a aportarnos cosas buenas. Los amigos son la familia que elegimos. Por ello, no tenemos que soportar comentarios negativos continuos o situaciones que nos generen mucho malestar. Los amigos de verdad respetan nuestros límites, y hacen que nos sintamos comprendidos. Nuestras necesidades también son importantes para ellos y tratan de que nos sintamos a gusto junto a ellos.

Debemos tomar distancia con los amigos falsos, porque puede llegar a convertirse en una amistad tóxica.

No siempre es fácil tomar esta decisión. Busca ayuda siempre. Si puede ser la de un profesional, mejor. Además, apóyate en tus amistades verdaderas. No estás solo.

¿CÓMO ALEJARNOS DE UNA FALSA AMISTAD?

Una de las psicólogas de Nuestro Psicólogo en Madrid, nos da algunas claves que seguir a la hora de tomar esta decisión.

Explica

Aunque no se hayan portado bien con nosotros, no debemos rebajarnos a su nivel. Es importante tener responsabilidad afectiva y comunicarnos adecuadamente con la persona que nos ha hecho daño. Debemos explicarle sus malos comportamientos y la forma en la que nos han hecho sentir. Tenemos que tratar de que la persona entienda por qué hemos tomado esta decisión.

Limita al máximo la relación

Parece una obviedad, pero no siempre es fácil llevarlo a cabo. Igual que en una ruptura de pareja, aquí el contacto 0 también es importante. Si esta persona te une con otros amigos de verdad, trata de relacionarte con ella lo menos posible. Un trato cordial sería más que suficiente.

Es normal lo que sientes

Es muy común sentirse culpable en este tipo de situaciones. Como hemos comentado antes, este tipo de relaciones afectan a la autoestima, por lo que también afectan a la forma de percibir la situación. Si siempre te hizo sentir culpable de los problemas, esta vez será igual. Debes entender que no es culpa tuya. Solo estás poniendo límites, y estás en todo tu derecho de hacerlo.

Busca la ayuda de un profesional

Los amigos son un pilar muy importante en la vida de cualquier persona. Son un punto de apoyo. Pero, a veces, no es suficiente. La ayuda profesional es complementaria y, en muchos casos, muy necesaria. Es quién nos dará un análisis más exhaustivo basado en nuestros sentimientos y en nuestra experiencia personal. Además, nos dará todas las herramientas necesarias para salir delante de esta situación y poder afrontar las posibles situaciones futuras.

Artículo publicado Laura Martínez Burón

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: