8 señales que te indican que no debes confiar en una persona

señales-que-indican-que-no-debes-confiar-en-una-persona-2

Por Jessica Torrado

Personas con las que charlar, debatir e incluso pasar un buen rato hay muchas, pero que sean dignas de tu confianza no tantas. Atento a estas 8 señales para descubrir en quien no debes confiar.

El 3 de octubre de 2017, fue arrestada en la ciudad de Los Ángeles, Anna Sorokin, o la también conocida, Anna Delvey, por estafa, robo y hurto mayor entre otros delitos. La joven alemana, de origen ruso, consiguió engañar tanto a la élite neoyorkina, como a grandes bancos e incluso a importantes personalidades públicas con una falsa personalidad.

Desde que Anna llegó a Nueva York, en el verano del 2013, empezó a crear una vida imaginaria bajo la identidad de Anna Delvey, haciéndose pasar por la heredera de una fortuna de más de 60 millones de euros. Durante este este periodo, Sorokin se codeo por las más altas esferas, consiguiendo engañar, estafar y robar a la más alta sociedad de Nueva York.

Es cierto que nuestro día a día, no vamos a tener que lidiar con personas como Sorokin, pero si es posible que nos encontremos con gente que, sin llegar a esos extremos, pretendan engañarnos con quien realmente son. A otros niveles, las técnicas que usaba Anna para ganarse la confianza de la gente, no son muy distintas a las que pueden utilizar algunas personas para intentar conseguir algo de ti. Es por ello, que es importante saber cuándo debes confiar en alguien o cuando por el contrario, pueden estar engañándote.

La confianza es uno de los requisitos más básicos para poder consolidar cualquier tipo de relación, bien sea amorosa, profesional, familiar o de amistad. Además de ser una cualidad de gran valor que está presente en todos los ámbitos de la vida, resulta ser un factor determinante la hora de formar un vínculo con una persona.

Y es que cuando confiamos en los demás, nuestras relaciones prosperan, pero como bien sabréis más de alguno, antes de tirarnos a la piscina con alguien, es mejor analizar la relación y evitar así una posible decepción.

Pero, ¿cómo saber si alguien es o no, digno de tu confianza? Te proponemos estas señales que te ayudarán a descubrir si estas confiando en la persona adecuada o, por el contrario, te estás equivocando con ella.

SEÑALES QUE INDICAN QUE NO DEBEMOS DE CONFIAR EN UNA PERSONA

Habla mal de otras personas en tu presencia

Un indicativo que nos revela claramente que la persona con la que estamos tratando puede jugárnosla es que no se corta ni un pelo en hablar mal de la gente con la que aparentemente presenta un trato amigable.  Y es que la facilidad que tienen para sonreír y mostrar aprecio por alguien, también la tienen para chismorrear y hablar a sus espaldas.

Por lo tanto, si notas que este comportamiento es habitual, no dudes en alejarte de esa relación, ya que eso mismo hará también contigo.

Es demasiado cautivador

Cuando tratas con una persona tan amigable que resulta cautivadora, lo mejor será que ten mantengas alerta. Es posible que caigas fascinado ante esa persona sin conocerla de nada, ya que su implicación en la relación es tan rápida e intensa que no tendrás tiempo ni de conocer sus intenciones.

También es importante que analices si el intercambio de información es mutuo, ya que en ocasiones querrá saberlo todo de ti sin revelar ningún detalle sobre su persona.

Aunque a medida que la vayas conociendo te será más fácil de saber si bajo esa apariencia encantadora hay intenciones honestas, no dejes de estar atento a estas señales.

Carece de empatía

Antes de fiarte de esa persona, asegúrate de su capacidad de empatizar con los demás, ya que esta es una característica muy presente en las personas no confiables.

Al carecer de empatía, resulta mucho más sencillo engañar o herir a alguien, por lo que las personas egoístas y que solo se preocupan por sí mismas, son por lo general, personas en las que no deberías confiar.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Por el contrario, a una persona empática, le será mucho más difícil herir a alguien ya qué tienen más facilidad de ponerse en el lugar del otro e imaginar el daño que pueden estar causando.

Te da la espalda en público

Puede ser que cuando estáis a solas o en vuestra zona de confort, resulte ser la persona más agradable del mundo. Pero ¿Qué pasa cuando estáis con más gente? Si sientes que te ignora y que por pretender agradar a los demás te da la espalda, haciendo como si no existieras o incluso haciendo bromas que sabe que te ofenden… no es digno de tu confianza.

No dejes que te haga a un lado por pretender destacar delante de otras personas, porque eso significa que no te valora y que simplemente tiene un interés superficial o por conveniencia contigo.

No respeta la confidencialidad

Todos tenemos algún que otro secreto y en ocasiones, también la necesidad de poder contar con alguien para hablar de ello. No obstante, no todo el mundo tiene la capacidad de saber guardarlo.  

Es importante confiar plenamente en alguien para poder hablar abiertamente de tus confidencias más íntimas, por lo que antes de abrirte con esa persona, asegúrate de que sabrá respetar tu confidencialidad. Si no ha tenido reparo alguno en contarte algún secreto de otra persona, ten cuidado… probablemente tenga la misma facilidad de hacerlo contigo. 

Abusa del poder que tienen sobre ti

Que decir, si utilizan alguno de tus secretos o confesiones más íntimas para presionarte, chantajearte o utilizarlas en tu contra. Puede que sientas que lo hace sin maldad, o incluso que está bromeando, pero en el momento en el que utiliza alguna información sensible para usarla en tu contra, aléjate de inmediato.

Tiene rasgos narcisistas

Una persona narcisista tiene un sentido desmesurado de su propia importancia, una necesidad profunda de atención excesiva y admiración y que por supuesto, carece de empatía por los demás.

Aunque hay grados de narcisismo, antes de jugártela con alguien, pregúntate si tiene alguno de estos rasgos, ya que confiar en una persona así solo te traerá que problemas y malas experiencias.

Se miente a sí mismo

Las personas poco confiables, se ven a sí mismos de una manera muy diferente a como son en realidad. Normalmente, se ven a sí mismos como seres maravillosos cuando en realidad, son todo lo contrario.

Y aunque nadie es perfecto, e incluso en ocasiones podemos tener algún comportamiento similar, es importante que detectes si esta conducta es simplemente algo puntual, o es su modo de actuar.

Por lo tanto, confiar en una persona que tiene tal desconexión con la realidad, que ni siquiera es consciente de como es, no es una buena opción.

Además de analizar los rasgos que acabamos de mencionar, no te olvides de poner en práctica tu intuición. En ocasiones, puede llegar a ser la más poderosa a la hora de saber si debes confiar o no, en una persona.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: