Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Kent, en Gran Bretaña, dio a conocer algunas características particulares de las personas consideradas atractivas conforme a sus rasgos faciales. Este análisis se ha atrevido a poner números exactos a la belleza del que sería considerado el rostro masculino perfecto y, aunque otros factores como la salud o la confianza en uno mismo también son sumamente importantes para definir el atractivo de un hombre, este experimento solo se ha centrado en el aspecto físico del rostro.

Chris Solomon, experto en mapas faciales, ha liderado el proyecto para determinar qué características faciales son las más atractivas. Solomon utilizó un programa informático que dibuja retratos robot, empleado por la policía, para recrear los rostros más agradables según las opiniones de los voluntarios británicos encuestados por el estudio. No obstante, asegura que son cánones aplicables al resto de europeos.

El modelo británico David Gandy y la actriz Natalie Portman son la base de los cánones de belleza en Europa según esta investigación. Respecto a la belleza masculina, el autor del estudio y experto en cartografía facial forense, el doctor Chris Solomon, concluyó que, según los resultados de este análisis, una cara perfecta masculina debe tener las siguientes características:

1. Ojos azules de forma ovaladacon una separación entre ellos (contando desde el centro de los mismos) de 0,46 unidades de distancia.
2. Cejas con un espesor medio, rectas con los extremos curvos y a una distancia de 0,07 unidades de los ojos.
3. Nariz delgada, de longitud media y recta. Debe contar con unas medidas de 0,38 unidades de largo, 0,12 de ancho en el puente y 0,26 en la base.
4. Labios que no sean ni delgados ni gruesos. Con una boca con una extensión de 1,33 unidades de largo y 0,88 de ancho
5. Una barbilla con 0,27 de longitud.
6. Cara con una forma ovalada con unos ojos de 1 unidad de ancho
7. Pelo oscuro.
8. Cara cerca de la simetría facial perfecta
*1 unidad equivale a la extensión que ocupa en la cara la distancia de un ojo a otro.

En este sentido, el modelo internacional David Gandy, famoso por sus campañas para la casa italiana Dolce & Gabbana, fue el elegido como el referente de la belleza masculina. Ahora bien, es importante señalar que este estudio está basado en las opiniones de una muestra aleatoria de personas, y como ya se ha demostrado en otros trabajos, el concepto de belleza es plenamente subjetivo y puede cambiar según el contexto cultural y temporal, por no decir que cada persona es un mundo en cuanto a gustos se refiere. Sin embargo sí que es verdad que hay dos señas infalibles y perfectamente identificables de belleza en el rostro de un hombre. ¡Toma nota!

  • UNA PIEL PERFECTA, con aspecto saludable, que esté tonificada e idealmente hidratada.  Pero para cuidar la piel del hombre correctamente, primero hay que saber cómo es:

– MÁS GRUESA

Sus células requieren más energía para funcionar correctamente. Con la edad y el efecto de la gravedad, la piel gruesa pierde firmeza, el óvalo del rostro no está tan definido y aparece la papada.

– MÁS DEBILITADA

La piel de los hombres está expuesta a las irritaciones y a los cortes provocados por el afeitado, los cuales ocasionan rojeces e imperfecciones, pelos encarnados y falta de confort.

– MÁS PROPENSA A LAS AGRESIONES DIARIAS

Puesto que las zonas como el cuello, orejas y cráneo de los hombres están más expuestas a los rayos UV y a la contaminación.

– CON MÁS GLÁNDULAS SEBÁCEAS

La piel de los hombres tiende a producir sebo en exceso en el rostro, por consiguiente es naturalmente más grasa.

  • UN PERFIL PERFECTO. Con o sin barba, los hombres sueñan con un rostro con rasgos y ángulos marcados, la mandíbula definida sin papada y un mentón elegante y prominente. Cuidar la piel es el primer gesto para conseguir un rostro perfecto. ¿Pero si ese gesto cotidiano se pudiera completar con una acción más específica en los contornos del rostro? Porque la belleza del rostro masculino depende también de sus rasgos, Clarins crea su primer doble tratamiento específico para los hombres que mejora el aspecto de la piel y redefine visiblemente los contornos del rostro. Para que el hombre pueda mostrar su mejor perfil.