10 actividades diarias que te ayudarán a mejorar tu salud física y mental

Cuidarnos por dentro y por fuera va más allá de alimentarse bien y meditar. La buena salud es la combinación del cuidado físico y emocional.

[rrss_buttons twitter=’on’ facebook=’on’ pinterest=’off’ linkedin=’on’ whatsapp=’on’]

Los hábitos para el cuidado de la mente y el cuerpo han cambiado por completo para ocupar un lugar primordial en nuestro día a día. Por ello, te planteamos 10 hábitos muy sencillos que podemos realizar desde que nos levantamos hasta que nos acostamos y que mejorarán notablemente nuestro estado físico y mental:

¡ESTIRA!


Cuando te despiertes por la mañana, dedica unos minutos a escuchar a tu organismo. Focaliza la atención en cómo cada parte se estimula y activa para hacer frente al día. Además, realizar una pequeña rutina de estiramiento que traerá excelentes beneficios a la salud, pues te ayuda a liberar la mente, mejorar la postura, eliminar tensión, activar la circulación o adquirir energía para empezar el día.

¡MUÉVETE!

No hay excusas, el deporte está al alcance de todo el mundo y basta con que le dediques unos minutos diarios, en la calle o en casa. Si no tienes tiempo, será importante que mantengas la actividad del cuerpo con pequeñas acciones como subir las escaleras y no tomar el ascensor, ir andando a la compra o al trabajo o caminar mientras haces una llamada telefónica.

¡DESCONECTA!

La droga del siglo XXI son las pantallas. Pasamos demasiado tiempo pegados a los dispositivos electrónicos. Antes de empezar a atender el móvil o escuchar las noticias, céntrate en tus sentimientos, sensaciones o pensamientos. Saborea el café por la mañana y en lo que te hace sentir, disfruta de un paseo y el placer que te provoca y trata de ser consciente de los pequeños detalles, analizando tus pensamientos.

LEE LIBROS (O REVISTAS)

El uso excesivo e inadecuado de las nuevas tecnologías de la comunicación ha propiciado que se ha perdido el hábito de la lectura. La gente ya no lee libros. Nos cuesta mucho trabajo concentrarnos en la lectura, profundizar en los párrafos y sumergirnos en los relatos. En cuanto cogemos un libro, nos distraemos enseguida y tenemos que arrastrar nuevamente a nuestro cerebro a las páginas del libro. Lee y aumentarás tu agilidad mental, reducirás el estrés, activarás tu sistema visual. Básicamente POTENCIARÁS TU INTELIGENCIA.

SÁCATE PARTIDO

Por un lado, será clave adquirir ciertas rutinas de higiene para cuidar la salud, como lavarse las manos para prevenir enfermedades. Por otro lado, el cuidado del aspecto y limpieza personal no solo será importante para no contraer patologías sino también para conducirse de manera sana en la sociedad en la que uno vive. Además, puedes hacer de la ducha o el baño un momento relajante, pues está lleno de pequeños placeres que estimulan el cuerpo y la mente.

¡RESPIRA!

También será importante hacer una parada en mitad de la jornada para prestar atención a la respiración. Es una de las técnicas más utilizadas en relajación y mindfulness. Se trata de respirar lenta y profundamente, centrando la atención y tomando conciencia sobre ella, intentando no desviar los pensamientos hacia otra cosa.

COMIDA SANA SÍ O SÍ

Alimentarnos de forma adecuada tiene un gran impacto en nuestra calidad de vida. Además de tratar de incluir variedad de nutrientes que sean beneficiosos para nuestra salud y dejar atrás los azúcares y grasas innecesarias, es importante que adquiramos hábitos diarios que favorezcan a nuestra rutina, como tratar de comer siempre a la misma hora y de forma relajada, tomándonos un tiempo para desconectar, hacer todas las comidas del día sin saltarnos aquellas más importantes como el desayuno o evitar picotear entre horas.

Cuanto más saludable y equilibrada sea la dieta mejor estará la piel. El exceso de ingesta de hidratos de carbono simples pueden aumentar la producción sebo en nuestra piel, en cambio hidratos de carbono completos aportaran a tu cuerpo energía más prolongada, fibra, vitaminas y minerales, es por ello que el consumo de carbohidratos simples es mejor controlarlo y tratar de que la ingesta necesaria de este tipo de macronutrientes provengan de los complejos.

TOXICIDADES ¡FUERA!

El cásico propósito de año nuevo que dejamos siempre en la lista de deseos. Esta vez sí, deja de fumar y bebe alcohol de forma moderada. Así experimentarás las mejoras que afectan directamente a tu cuerpo, capacidades y apariencia. Sentirás una sensación de bienestar y energía permanente para hacer frente al día a día.

RODÉATE DE QUIEN DE VERDAD TE QUIERE

Socializar con familiares y amigos afecta positivamente a la salud física y mental. Por un lado, es una de las mejores formas de subir el ánimo y encontrarnos bien. Por otro, las emociones positivas que resultan tras pasar un buen rato con tus seres queridos generan una variación saludable en los ritmos cardíacos que favorece una vida más larga y sana. Trata de buscar un rato para socializar y hablar de temas ajenos a tus problemas para desconectar por un instante de la rutina.

¡DUERME!

Muchas de las funciones de nuestro organismo, tanto físicas como mentales, se ven afectadas por la falta de sueño. Es importante dormir entre 7 y 8 horas diarias para reponer la energía necesaria para afrontar la rutina.

En palabras de Federico de Vicente, CEO de Gympass Iberia, “tras vivir uno de los años más complicados en cuanto a salud se refiere, por fin somos conscientes de que la salud es algo más que ausencia de enfermedades, es sentirnos bien física y psicológicamente de manera que encontremos el equilibrio y el bienestar general”. “Desde Gympass queremos mostrar a las personas que cuidar la salud es más sencillo de lo que parece, solo tenemos que adaptar nuestros hábitos cotidianos con prácticas saludables», añade de Vicente.

[cm_ad_changer campaign_id=»12″]

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: