Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si consumes mucho café

efectos-negativos-del-cafe

Por Jessica Torrado

Beber café a diario nos ayuda a afrontar el día con más energía y a recuperarnos en los momentos de más cansancio, pero ¿Qué le pasa a tu cuerpo si consumes mucho café?

Espresso, cortado, americano, con leche, irlandés o Frappé… Además de ser uno de los mejores aliados para comenzar con energía la jornada, el café una de las bebidas más veneradas y consumidas en todo el mundo (con permiso del agua). Protagonista de los mejores desayunos, de los mejores brunchs e incluso en las sobremesas más distendidas, se estima que se beben en torno dos mil millones de tazas de café al día.

Esta bebida obtenida a partir de los granos tostados y molidos de los frutos de la planta del café, tiene su origen en Etiopia y, aunque hoy en día se cultiva en numerosas partes de todo el mundo, fue en el Cuerno de África donde comenzó a consumirse y a expandirse.

Según cuenta una de las muchas leyendas que giran en torno al café, fue un pastor de cabras etíope quien después de ver el comportamiento tan agitado de sus animales tras mascar las cerezas rojas del café, se decidió a probarlo. Después de degustar las bayas de diferentes formas descubrió que, infusionándolas, no solo estaba consumiendo una bebida deliciosa, sino que también era una increíble fuente de energía y estimulación. Y a partir de ahí… el café se hizo historia.

Dada su fama, es curioso como el café siempre ha estado en el centro de la polémica en cuanto a sus propiedades. Mientras algunos científicos hablan de los numerosos beneficios que tiene el café, como sus efectos antioxidantes o sus cualidades para incrementar la probabilidad de vivir más años, otros hacen alusión a los riesgos que puede tener para la salud.

Como todo en la vida, a la hora de tomar café, debes tener cuidado y hacerlo con moderación, ya que esto es lo que le puede pasar a tu cuerpo, si te pasas del límite recomendado.

EFECTOS NEGATIVOS DEL EXCESO DE CAFÉ EN EL ORGANISMO

Nerviosismo y ansiedad

Si hay algo que favorezca al nerviosismo y a la ansiedad, es la cafeína. Y de esto tiene bastante el café, ya que es uno de sus principales componentes. Es por ello que, en dosis elevadas, puede llegar a ser perjudicial para el sistema nervioso central.

La cafeína interfiere en la acción natural de nuestra adenosina (transmisor nervioso que provoca la tranquilidad), y aunque en dosis controladas aumenta el rendimiento mental y estimula la creatividad, en exceso puede aumentar gravemente la sensación de estrés.

Trastornos de sueño

Es cierto que una de los beneficios del café es que tiene la propiedad de hacer que nos mantengamos despiertos y alerta cuando más lo necesitamos. Pero al activar el sistema nervioso, si nos excedemos en su consumo, puede derivar en graves trastornos de sueño y afectar negativamente en nuestro descanso.

Este efecto está muy relacionado con el anterior, ya que estar nervioso y ansioso propicia que desaparezcan las ganas de dormir, dificultando así la conciliación del sueño.

Aumento de la frecuencia cardíaca

Cuando a la estimulación del sistema nervioso, le unimos el efecto vasoconstrictor producido por el consumo excesivo del café, estaremos aumentando también la frecuencia cardiaca.

Aunque algunos estudios hablan de los beneficios que puede llegar a tener el café a la hora de disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, una ingesta excesiva de cafeína puede causar todo lo contrario. Las taquicardias y otras alteraciones como las arritmias son algunas de los principales problemas en los que podría derivar el abuso de café.

efectos-negativos-del-cafe

Problemas digestivos

Además de favorecer el aumento de la producción de ácidos en el estómago, la cafeína tiene un ligero efecto laxante que además de jugarte una mala pasada, puede producir fuertes dolores abdominales e incluso afecciones más graves como la irritación del colon.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Por lo que un consumo excesivo de café, puede terminar desencadenando episodios de diarrea y dolor abdominal además de dificultar las digestiones.

Incremento de la presión arterial

Como ya comentamos más arriba, la cafeína ejerce un ligero efecto vasoconstrictor en las venas y arterias de nuestro sistema circulatorio que, en cantidades muy elevadas, puede provocar un aumento de la presión arterial.

Estudios de la Universidad de Nijmegen en Holanda demuestran que la cafeína, debido a su efecto estimulante sobre el sistema nervioso y su capacidad para aumentar la presión arterial, puede dañar las arterias (con el paso del tiempo) y aumentar el riesgo de sufrir daños en el corazón.

Por lo que se recomienda que, si eres una persona hipertensa, tengas especial cuidado a la hora de hacer un consumo excesivo de café.

Dependencia

Si, la dependencia al café es una realidad. Cuando consumes esta bebida regularmente y en grandes dosis, puede terminar por provocar una adicción a la cafeína, que podría acabar desencadenado importantes episodios de abstinencia.

Al dejar de tomarlo, los dolores de cabeza, el agotamiento, la irritabilidad e incluso en los casos más graves, la depresión, podrían ser algunos de los síntomas de este síndrome de abstinencia.

Se recomienda no tomarlo nada más despertarte por las mañanas, ya que de este modo, será más fácil que puedas desarrollar una adicción a la cafeína.

Otras enfermedades como osteoartritis, artropatía y obesidad

Para las personas con antecedentes familiares de alguna de estas enfermedades, o para los que sospechan que pueden llegar a desarrollarlas, deben tener especial cuidado a la hora de excederse en el consumo de esta bebida.

Tomar café de forma “moderada” no parece incrementar el riesgo de dichas enfermedades, ni empeorarlas una vez diagnosticadas. No obstante, según se demuestra en diferentes estudios, aunque las enfermedades reumatoides vienen determinadas mayoritariamente por factores genéticos, existen algunos factores ambientales que pueden llegar a afectar directamente.  Y uno de ellos, es el exceso de café.

Recomendaciones de dosis diarias de cafeína

Todo dependerá de la edad, el sexo (afecta más a los hombres) o las patologías de las personas, pero por norma general, entre 3 y 4 tazas se consideran dosis seguras de ingesta de café.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR: