Qué es el trastorno del sueño y cómo combatirlo

Jhona_Burjackj_naked-nude-desnudo

Texto: Jessica Torrado

Foto: Jhona Burjackj disparado en exclusiva para Rísbel Magazine

Descansar mal no siempre es sinónimo de trastorno del sueño, pero sentirte fatigado durante el día, o despertarte constantemente sintiendo que no has descansado bien, puede ser un indicador clave de alteración de sueño.

Te despiertas en mitad de la noche, con los ojos como platos, cómo si hubieras dormido 8 horas y cuando miras el despertador, no son ni las 4 de la mañana? ¿Tardas horas en poder dormirte, con la presión de que en breve sonara el despertador para el comienzo de un nuevo día? ¿Te da miedo que llegue la hora de irse a dormir porque sabes que no vas a poder conciliar el sueño? ¿Ya no recuerdas ni cuándo fue la última vez que tuviste un sueño profundo y placentero? Es posible que tengas un trastorno del sueño.

Dormir bien no es fácil, más aún cuando has tenido un día complicado. Y es que solo 1/3 de los españoles duermen las horas necesarias en los días laborales.

Bien es cierto que dormir es un placer, sobre todo cuando el sueño resulta placentero y reparador, pero además mientras dormimos, nuestro cuerpo realiza dos de las funciones más básicas del organismo: la regulación y la recuperación. Estas dos funciones son básicas para asimilar y reparar las situaciones y problemas vividos durante el día.

Es por ello, que cuando tenemos problemas para dormir, esto puede tener importantes repercusiones cognitivas, ya que la falta de sueño afecta a la memoria de trabajo, dificultando la capacidad de adquirir nuevos aprendizajes o causando problemas de memoria.

¿Qué es el sueño? Es un proceso biológico que se produce cuando dormimos, y donde a pesar de estar inconscientes, las funciones del cerebro y el cuerpo, siguen activas.

Es por eso que, cuando tenemos problemas recurrentes para poder dormir de forma eficiente, nuestro estado físico, anímico y cognitivo se pueden ver afectados de forma negativa en nuestra vida diaria.

 ¿Cuáles son las fases del sueño?

El patrón del sueño no siempre es el mismo, y varía en función de las fases en las que nos encontremos.

  • FASE 1: Se produce el adormecimiento, lo que vendría siendo la transición entre la vigilia y el sueño.
  • FASE 2: El ritmo cardíaco y respiratorio comienza a disminuir, dando paso al sueño ligero.
  • FASE 3: En esta fase, el sueño ligero comienza a dar paso al sueño profundo.
  • FASE 4: El grado de profundidad aumenta. Cuando nos encontramos en esta fase, resulta más complicado despertarse.
  • FASE REM: Esta fase aumenta durante la segunda mitad de la noche, y es donde se produce la mayor actividad cerebral.  Mediante una serie de movimientos oculares rápidos, se procesan los momentos vividos durante el día.

¿Qué es un trastorno del sueño?

Los trastornos del sueño no son una patología como tal, pero si es cierto que tienen una gran repercusión en nuestra salud y, por consiguiente, en nuestra vida diaria.

Debemos diferenciar entre no dormir bien y tener problemas para dormir, ya que muchas veces, el verdadero problema es que no se tienen unos buenos hábitos de sueño o simplemente, no se dedica el suficiente tiempo para ello.

Algunos de los diferentes tipos de trastornos de sueño son:

  • Hipersomnia: No poder mantenerse despierto durante el día. La narcolepsia es un tipo de hipersomnia y que causa una extrema somnolencia diurna.
  • Parasomnia: Conducta inusual como hablar, caminar o comer al quedarse dormido, durante el sueño o al despertarse.
  • Síndrome de las piernas inquietas: Una sensación de hormigueo o punzadas en las piernas junto a una fuerte necesidad de moverlas.
  • Apnea del sueño: Trastorno de la respiración en la cual la respiración se detiene por 10 segundos o más mientras se duerme
  • Insomnio: No poder quedarse dormido y mantenerse despierto. Este es el más común trastorno de sueño
  • Trastorno del ritmo circadiano: Problemas con el ciclo vigilia-sueño que dificultan quedarse dormido y despertarse cuando corresponde.

----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

¿Cuáles son las causas?

Aunque a veces no se conoce la causa de los diferentes problemas o trastornos de sueño, el estrés o la ansiedad, los genes, ciertas medicinas u otras afecciones como enfermedades de corazón, de pulmón, o el dolor pueden ser causa de este trastorno.

La escasez de melatonina en nuestro cuerpo también es una de las principales causas de tener algún tipo de trastorno. La melatonina es una hormona del sueño que tiene como objetivo proporcionarnos un buen descanso. La regulación de la secreción de la melatonina se puede ver afectada por la luz natural, de ahí la importancia de evitar ver la televisión o utilizar móviles o Tablet antes de acostarse. Aunque con la edad, sobre todo a partir de los 30 o 35 años, empieza a disminuir su producción, la melatonina también se puede administrar de forma natural.

El correcto diagnóstico y tratamiento en las personas que presentan algún tipo de alteración en el sueño, suele necesitar la integración de diferentes especialidades médicas, las cuales se integran en la unidad del sueño.

¿Cómo ayudar a combatir los trastornos del sueño?

Existen diversidad de tratamientos para lidiar con estas alteraciones y aunque lo ideal es combinar la relajación con otras técnicas conductuales, para un resultado más inmediato se suele recurrir a los fármacos.

  • Higiene de sueño o buenos hábitos para dormir. A partir de las 8 o 9 de la noche se debería dejar a un lado los aparatos electrónicos ya que la luz de estos dispositivos puede alterar la producción de la melatonina y trastornar el sueño. La práctica de ejercicio, una dieta saludable y la disminución del consumo de cafeína y alcohol puede ayudar a mejorar la calidad de sueño.
  • Terapia cognitiva conductual o técnicas de relajación para reducir la ansiedad. La mejor terapia para dormir es la psicoterapia, pero lleva tiempo y normalmente lo que se quiere es la inmediatez.
  • Máquina de presión positiva continua en la vía aérea para la apnea del sueño.
  • Terapia de luz brillante por las mañanas.
  • Productos naturales y remedios caseros, como la melatonina o la tisana.
  • Técnica ASRM (respuesta sensorial meridiana autónoma). Hay quien afirma tener auténticos orgasmos sensoriales con este método, que consiste en que una voz susurrante, tapping, o ruidos reiterados ayude a que nuestra corteza cerebral se vaya desconectando para dar paso así al sueño.

Es importante aclarar que esta técnica puede ayudarnos a conciliar mejor el sueño, pero está claro que no es la panacea.  Incluso más lejos de ayudarte puede hacer que pierdas los estribos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: