Drogas que nos hacen más inteligentes: el secreto mejor guardado de los líderes del mundo

drogas-para-ser-más-inteligentes
Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

Sustancias que mejoran nuestra capacidad cognitiva, desarrollan nuestro aprendizaje y que aumentan la memoria

A todos nos gustaría ser más inteligentes para poder enfocarnos bien en nuestro trabajo, para ser más productivos o para lograr un objetivo puntual que tengamos pendiente.

Durante los últimos años, se ha empezado a oír de forma popular acerca de unas sustancias llamadas nootrópicos, o drogas inteligentes, que tienen la capacidad de aumentar nuestro rendimiento cerebral, haciéndonos más inteligentes.

Pero, ¿qué sustancias naturales, que no tengan efectos adversos, podemos consumir para ser más inteligentes?

Los nootrópicos estimulan el aprendizaje y la memoria, también estimulan los comportamientos o hábitos aprendidos bajo malas condiciones en las que, normalmente, no podrías aprender, como por ejemplo, adquirir un buen hábito cuando estamos bajo presión o bajo altos niveles de estrés.

Los nootrópicos, además, protegen al cerebro del daño químico o físico que puedan llegar a tener y no tienen efectos adversos, a diferencia de cualquier otra sustancia que actúe en el cerebro como puede ser un medicamento psiquiátrico.

¿Qué condiciones tienen que cumplir estas sustancias para que las consideremos seguras y sanas? En primer lugar, no tienen que modificarnos el electroencéfalo grama, es decir, la medición de las hondas electromagnéticas en el cerebro.

En segundo lugar, tiene que atravesar la membrana de nuestro cerebro para poder llegar y cumplir el efecto que tiene que tener. Por otro lado, no deben de tener efectos secundarios. Y por último, deben de aumentar el metabolismo y la velocidad a la que funciona nuestro cerebro.

Además, todas las sustancias que nombramos a continuación tienen demostrado su efecto a nivel cognitivo.

Existen diferentes tipos de nootrópicos, como son la Colina, el Piracetam, la Aniracetam y la Galamantina.

El nootrópico más conocido en España es el modafinilo, que es una sustancia muy común entre emprendedores y empresarios relacionados con la tecnología, ya que el modafinilo disminuye la fatiga, nos hace menos conscientes de nuestros niveles de fatiga y de sueño gracias a que el modafinilo nos aumenta, los niveles de dopamina central cuando queremos hacer un esfuerzo. Esta sustancia también aumenta los niveles de acetilcolina, que son necesarios para que mejoremos nuestra capacidad de memoria y acelerar la velocidad a la que aprendemos algo nuevo, mejorando, en general, nuestra capacidad cerebral.

Lo más interesante es que el modafinilo funciona mucho más como droga inteligente en personas con bajo coeficiente intelectual, así que si ya eres una persona muy inteligente, ¡no lo uses!

El modafinilo se utilizaba originalmente para tratar a personas con narcolepsia, que es un trastorno por el cual te quedas dormido y de prestar atención y enfocarte.

Otra sustancia sintética es el metilfenidato, más conocido como Ritalín, también usado para tratar la narcolepsia y el déficit de atención a partir de los 60 años.

Cuando aprendemos algo nuevo, nuestras redes neuronales cambian y nunca más van a procesar la información de la misma manera que antes. Cambiar nuestras redes neuronales es lo que nos hace adaptarnos mejor a tareas nuevas.

Uno de los suplementos naturales de la medicina natural china es el Gonko Biloba. Esta hierba es un auténtico símbolo de vitalidad y ha demostrado en numerosos estudios que tiene la capacidad de producir nuevas neuronas.

La dosis que mostró ser efectiva es de 120 a 240 mg, pudiendo ser ingerida de 1 a 4 horas antes de un examen o antes de una tarea particularmente demandante. También se usa para prevenir la pérdida de capacidades cognitivas en una dosis de 40 a 120 mg diarios.

Otra de las sustancias más reconocidas en la medicina popular china es el Danggui Shaoyao San (DSS) que estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos. Cuando se altera el flujo sanguíneo en el cerebro, hay ciertas partes de nuestra corteza cerebral que no vamos a poder usar, por lo que esta sustancia previene el Alzheimer o el párkinson y mejora la recuperación de una ACB.

El ginkgo biloba es el único árbol de su especie –los ginkgoales– que no se ha extinguido y se considera un auténtico fósil viviente, pues su aparición se remonta 250 millones de años.

La Melena de León es un hongo cada vez más popular porque cuenta con una sustancia llamada polisacárido que cumple una función neuroprotectora y además estimula nuestras capacidades cognitivas y ayuda a la formación de nuevas neuronas y aumenta la plasticidad neuronal.

La Melena de León también aumenta la mielinización, es decir, el recubrimiento de nuestras neuronas y todos estos beneficios terminan llevando una mejor comunicación entre las neuronas, además de mejorar la memoria y del daño cerebral que pueda padecer una persona. También reduce la ansiedad y el estrés.

Los compuestos del hongo que producen todos estos beneficios se llaman hercinonas y se pueden tomar vía oral, y son cada vez más utilizados en casos de demencia temprana.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

Otro nootrópico es la Maca. De uno a tres gramos de maca han demostrado no solamente mejorar la función sexual y la líbido, además, también mejoran nuestra memoria y nuestra capacidad de aprendizaje. Pero ¿Por qué una sustancia estimulante como el café o la maca mejoran nuestra performance cognitiva?

La respuesta de esto tiene que ver con la energía. Nuestro cerebro es el órgano que más energía consume. Y todos estos mitos que tenemos con respecto al uso del cerebro (como el dicho de que solo usamos el 10% del cerebro) se deben en realidad a que el oxígeno no nos da la cantidad de energía suficiente como para poder usar más áreas del cerebro a la vez. Pero no es una cuestión de inteligencia, sino de la cantidad de energía disponible para activar todas las neuronas.

La maca tiene la particularidad de crecer en alturas superiores a los 4000 metros de altura sobre el nivel del mar. Ha sido utilizada por años por los pobladores andinos de Bolivia y Perú como un superalimento.

Por ende, muchas sustancias que aumentan los niveles de energía, como la creatina, terminan teniendo un efecto positivo sobre la capacidad cognitiva, sobre la memoria y sobre el tiempo en que aprendemos algo nuevo. Lo más interesante es que muchos suplementos como la maca, tomados en ayunas, al aportar energía al cerebro, aceleran la velocidad a la que hacemos autofagia, o sea, aceleran la velocidad a la que aceleramos un tejido viejo por un tejido nuevo.

La bacopa es una de las plantas más importantes de ayurbeda y protege a las neuronas de zonas específicas como la corteza prefrontal, el hipocampo o el cuerpo estriado. Estas áreas están relacionadas con el buen comportamiento, con los circuitos de recompensa y con la asimilación de la memoria reciente y transformación a memoria a largo plazo. La bacopa es perfecta para mejorar el comportamiento, sobre todo, si durante algún tiempo pasado has usado drogas recreativas y quieres minimizar el daño a futuro.

También hay sustancias que, si se toman en conjunto con estos suplementos, potencian sus efectos cognitivos, como las sustancias sinérgicas, vitaminas del grupo B, como B1, B2 o B3, que son cofactores de la producción de energía en nuestras células y mejoran el funcionamiento cerebral y los niveles de energía. La vitamina B12, por ejemplo, mejora el estado de ánimo, de enfocarte un largo periodo de tiempo en algo y previniendo el daño en las neuronas. Bajos valores de B12 aumentan muchísimo el riesgo de demencia senil.

Los aminoácidos esenciales son «esenciales» porque nuestro cuerpo no los puede producir, por lo que debemos tomarlos como suplementos, y el cuerpo los usará para producir neurotransmisores.

Cuando en nuestra dieta generamos déficit de estos aminoácidos, a nuestro cerebro le cuesta mucho trabajo producir estos neurotransmisores que necesita. Por lo tanto, aumentando la ingesta de aminoácidos esenciales, aumentaremos también nuestra performance cognitiva y mejoraremos nuestro estado de ánimo y si además los tomamos con otras sustancias como el modafinilio, evitamos un efecto nocivo posterior por haber agotado los neurotransmisores que teníamos.

La principal característica de las vitaminas del grupo B es que son hidrosolubles. Dado que se disuelven en el agua se pueden perder en el agua de cocción, pero, además, si se toman en exceso se eliminan por la orina, por lo que apenas se almacenan en nuestro organismo.

También existen hábitos que mejoran la plasticidad neuronal y acortan el tiempo que tardamos en aprender algo nuevo, así como suplementos naturales que tienen los mismos beneficios.

La plasticidad neuronal es un proceso clave para el aprendizaje, porque nuestras redes neuronales tienen que cambiar para adaptar nuestro pensamiento y nuestro razonamiento a esa nueva información que acabamos de meter en el cerebro. Esto es muy importante porque todas aquellas cosas que aceleren el proceso de plasticidad neuronal, aceleran también la velocidad a la que aprendemos cualquier cosa y nos evitan cometer errores. Este beneficio, una vez que la red neuronal cambio, nos ayuda para siempre, no es momentáneo, como el de las drogas inteligentes.

La mejor manera de estimular la plasticidad neuronal es realizando ejercicio físico diario, alternando ejercicios de peso con ejercicios de alta intensidad. Ambos tipos de ejercicios estimulan la formación de neurotrofina, que ayuda a producir neuronas nuevas.

Por otro lado, tenemos la meditación. Muchos estudios han demostrado que cuanto más meditamos, menos errores cometemos en ejercicios de elasticidad mental.

También los suplementos de Omega de tipo EPA y DHA son necesarios para cubrir las redes neuronales, produciendo más cantidad de mielina.

¿Cómo debes usar esta información de manera práctica e inteligente?

Frente a un examen, o dead line, o reunión importante, puedes usar una combinación de Acetyl L Carcitina, que es un aminoácido que se usaba normalmente en gimnasios para quema de grasas, pero que también reduce la fatiga cerebral.

También puedes utilizar N Acetyl Tirosina, que mejora la motivación y el estado de ánimo, para que puedas sostener el esfuerzo cuando estás agotado mentalmente, y ambos son simplemente aminoácidos.

Si lo estás pasando mal emocionalmente o tienes ansiedad, puedes usar magnesio tronato, que es el más efectivo a nivel cerebral, ya que mejora la calidad del sueño, reduce la ansiedad y mejora la retención de información. Si te encuentras en una etapa de estudio intenso, hacer deporte a diario y hacer descansos durante el estudio, practicando ejercicio como flexiones o saltar a la comba durante o segundos, así como meditar dos veces al día durante minutos, te harán aprovechar al máximo las capacidades de tu cerebro para obtener los resultados que deseas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250