16 señales que demuestran si eres una persona MUY inteligente

características-personas-muy-inteligentes

Valorar la inteligencia de una persona es una cuestión muy subjetiva, ya que se puede tener en cuenta el cociente intelectual o los logros que esa persona ha hecho a lo largo de su vida. Sin embargo, hay señales que nos pueden ayudar a detectar si estamos (o somos) frente a una persona con grandes capacidades intelectuales.

Las personas inteligentes no sólo se definen por sus escandalosas puntuaciones en los tests de inteligencia. Suelen compartir muchas otras características, como una curiosidad insaciable y un buen sentido del humor.

Y es que a veces resulta complicado determinar si una persona es más inteligente que el resto. De hecho, algunas personas superdotadas, a primera vista, no lo parecen, e incluso, algunas son muy ingenuas o despistadas. Así que si dudas sobre tus capacidades intelectuales o sobre las de alguien, aquí te contamos las 15 señales que demuestran que eres una persona muy inteligente.

1. Eres una persona cómica y que disfruta del humor

Las personas altamente inteligentes suelen tener un gran sentido del humor y tienen la capacidad de hacer juegos ingeniosos de palabras. Son capaces de desasociar los esquemas mentales predispuestos para unir ideas, significados o conceptos aparentemente improbables. Un estudio realizado en 2011 por la Universidad de Nuevo México descubrió que las personas que escribían pies de foto más divertidos en los dibujos animados tenían una puntuación más alta en las mediciones de inteligencia verbal. Otro estudio de la Universidad de Nuevo México descubrió que los comediantes profesionales obtuvieron una puntuación superior a la media en medidas de inteligencia verbal. Además, otra señal de inteligencia es que puedes identificar y adaptarte al tipo de humor de las personas que te rodean y hacer reír a cualquier persona.

Por último, un estudio de 2017 publicado en la revista Cognitive Processing descubrió que las personas que puntúan más alto en las pruebas de inteligencia verbal y no verbal son más propensas a disfrutar y entender el «humor negro.»

2. No te consideras especialmente inteligente

Las personas más inteligentes son capaces de admitir cuando no están familiarizadas con un concepto concreto. Como escribe Jim Winer, las personas inteligentes «no tienen miedo de decir: No lo sé. pero aunque no lo sepa, puedo aprenderlo».

La observación de Winer está respaldada por un estudio clásico de Justin Kruger y David Dunning, que descubrió que cuanto menos inteligente eres, más sobrevaloras tus capacidades cognitivas.

En un experimento, por ejemplo, los estudiantes que habían obtenido una puntuación en el cuartil más bajo en una prueba adaptada del LSAT sobrestimaron el número de preguntas que habían acertado en casi un 50%. Mientras tanto, los que habían obtenido una puntuación en el cuartil superior subestimaron ligeramente el número de preguntas que habían acertado. Esto es lo que en psicología se conoce como el efecto Dunning-Kruger, según el cual, las personas que son menos competentes o brillantes, suelen sobreestimar sus habilidades mentales, mientras que las personas más inteligentes suelen ser más conscientes de sus limitaciones.

Una persona verdaderamente inteligente es consciente de que no lo sabe todo (“Solo sé que no sé nada” cómo afirmó Descartes). Es decir, cuánto más inteligente, más ignorante te sientes.Tal y como dijo Shakespeare “El necio se cree sabio, pero el sabio sabe que es necio”.

3. No les importa pasar tiempo a solas y disfrutan de su propia compañía

Las personas altamente inteligentes no tienen problema en pasar mucho tiempo a solas, saben estar tranquilas sin compañía y les gusta indagar en sus propios pensamientos. Curiosamente, una investigación de 2016 publicada en el British Journal of Psychology sugiere que las personas más inteligentes tienden a obtener menos satisfacción que la mayoría de la gente al socializar. Esto no quiere decir que las personas muy inteligentes sean personas solitarias y sin vida social. Sencillamente, una persona muy inteligente es más selectiva que el resto a la hora de establecer vínculos afectivos o emocionales, sabe distinguir muy bien quienes son sus amigos de verdad y prefieren estar a solas que estar en un grupo de gente con el que apenas comparte inquietudes.

4. Tienes una gran capacidad de autocontrol

Los científicos han encontrado un vínculo entre el autocontrol y la inteligencia. Zoher Ali escribe que las personas inteligentes son capaces de superar la impulsividad «planificando, aclarando los objetivos, explorando estrategias alternativas y considerando las consecuencias antes de empezar».

En un estudio de 2009 publicado en la revista Psychological Science, los participantes tenían que elegir entre dos recompensas económicas: un pago menor inmediato o un pago mayor en una fecha posterior.

Los resultados mostraron que los participantes que eligieron el pago mayor en una fecha posterior -es decir, los que tenían más autocontrol- generalmente obtuvieron mejores resultados en las pruebas de inteligencia. Los investigadores de este estudio afirman que una zona del cerebro, el córtex prefrontal anterior, podría desempeñar un papel importante en la resolución de problemas difíciles y en el autocontrol de los objetivos.

5. Tienes aficiones y gustos amplios y variados

Tal y cómo afirmó Albert Einstein «No tengo ningún talento especial, sólo soy apasionadamente curioso». Una investigación publicada en 2016 en el Journal of Individual Differences apunta que existe un vínculo entre la inteligencia infantil y la apertura a la experiencia -que engloba la curiosidad intelectual- en la edad adulta. Los científicos siguieron a miles de personas nacidas en el Reino Unido durante 50 años y descubrieron que los niños de 11 años que habían obtenido una puntuación más alta en un test de CI resultaron ser más abiertos a la experiencia a los 50 años. Las personas inteligentes se dejan fascinar por cosas que otras dan por sentado. Hay muchas cosas profundas que les causan una curiosidad incontenible. Y es que, la inteligencia suele venir de la mano de la versatilidad, es decir, tienen la capacidad de entender y practicar varias disciplinas distintas, simplemente porque les interesan, porque tienen curiosidad por todo.

características-personas-muy-inteligentes
El actor James Wood se encuentra dentro de la lista de las personas más inteligentes del mundo, junto a nombres como Stephen Hawking o empresarios, como el cofundador de Microsoft Paul Allen.

6. Tienes gran capacidad de adaptación

Las personas muy inteligentes son flexibles y capaces de prosperar en entornos totalmente diferentes, independientemente de las complicaciones. Como escribe Donna F. Hammett, las personas inteligentes se adaptan «mostrando lo que se puede hacer independientemente de las complicaciones o restricciones que se les impongan». La investigación psicológica apoya esta idea. La inteligencia depende de la capacidad de cambiar los propios comportamientos para hacer frente a su entorno de forma más eficaz, o de realizar cambios en el entorno en el que se encuentra. La inteligencia depende de poder cambiar tus propios comportamientos para poder hacer frente de manera más efectiva a los cambios.

7. Conectas conceptos que, aparentemente, no tienen relación

Hacer este tipo de conexiones es un sello distintivo de la creatividad, que está estrechamente relacionada con la inteligencia, además contrario a la creencia de que a las personas inteligentes no se les entiende, la realidad es que es precisamente su inteligencia la que les permite adaptarse al lenguaje de los demás, y comunicar sus ideas de forma clara. Y es que, las personas muy inteligentes son buenas con las analogías. Es decir, son capaces de explicar cosas muy complicadas de manera que cualquiera puede entender.

8. No te tomas las cosas a nivel personal

Mucha gente se caracteriza por molestarse cuando los demás no opinan igual que ellos, especialmente por juzgar negativamente a quienes no coinciden con sus valores y creencias. Sin embargo, las personas inteligentes entienden que las diferencias de opinión tienen que ver con su contexto y su situación, así que en lugar de molestarte, serás capaz de tomar en cuenta las situaciones que te han llevado a pensar de esa manera y serás comprensivo empático y respetuoso.

9. Te molesta el ruido de fondo

Podrías pensar que las personas muy inteligentes son las que pueden aislarse del mundo, pero no es así. La discapacidad de ignorar ruidos, como personas hablando, el ruido de los coches, o el ruido de masticar o de escribir en el teclado, son claros signos de inteligencia. De acuerdo a una reciente investigación de la Universidad de Northwestern, las personas que son hipersensibles al ruido tienden a ser más creativas e incluso más inteligentes en comparación a los individuos que pasan estas reacciones como desapercibidas.

10. Te cuestionas las cosas y dudas continuamente

Las personas que se cuestionan continuamente todo lo que les rodea, incluso, sus propias capacidades, suelen ser más inteligentes que la media. Nos permiten no amoldarnos a la manera en que la que se nos ha presentado el mundo, y forzar conexiones neuronales para explorar nuevas ideas y oportunidades.

11. Cambias con facilidad de opinión y no tienes problema en reconocerlo

Las personas que se aferran a sus puntos de vista y hacen hasta lo imposible por defender opiniones en ocasiones pueden aparentar mucha seguridad, pero lo cierto es que no tienen la suficiente capacidad para aceptar que pueden estar equivocadas. Evolucionar es de sabios y reconoce que por mucho que sepas sobre un tema, no lo sabes todo y siempre puedes modificar tus creencias y tus puntos de vista. De hecho, alguien verdaderamente inteligente no se sentirá humillado por cambiar de opinión.

12. Pensamiento divergente

Es la tendencia a relacionar ideas o cosas de formas que no son corrientes u obvias. Sin duda, es un rasgo propio de las personas muy inteligentes, de que se trata de un enfoque mental espontaneo y no lineal basado en curiosidad, la creatividad y el inconformismo. Además implica utilizar diferentes habilidades cognitivas para romper esquemas y buscar soluciones de forma ingeniosa, así que pregúntate si sueles proponer ideas y tienes formas de pensar diferentes a los demás.

13. No te engañas a ti mismo

Mentir resta muchas energías y de todas maneras alguien tendrá que lidiar con las consecuencias, por lo que una persona inteligente no caerá en el autoengaño.

14. Eres muy observador

Las personas altamente inteligentes aprenden a observar detenidamente todo lo que les rodea, lo que les permite entender la realidad de un modo mucho más profundo y significativo, casi como si pudieran ver los hilos que hay detrás de las personas, las máquinas o las situaciones sociales. Una persona realmente inteligente prefiere callar y observar que hablar todo el tiempo para impresionar a los demás.

15. Eres autosuficiente

Consigue lo que deseas sin tener que pedirlo. Saben muy bien conseguir lo que quieren con sutileza y cortesía. Poseen grandes habilidades de negociación buscando el beneficio de ambas partes. Si conoces a alguien que todo el tiempo se sale con la suya, pero sin aprovecharse o pasar por encima de nadie, se trata persona con inteligencia superior a la media.

16. Te cuesta encontrar pareja

Según un estudio realizado en Inglaterra, las personas más inteligente tienen un 40% menos de probabilidades de encontrar una pareja estable o estar plenamente satisfechos con la pareja que ya tienen. El mismo estudio afirma que los hombres con un C.I por encima de la media tienen un 35% de probabilidades de casarse con una persona de la que verdaderamente estén enamorados. Si alguna vez te preguntaste por qué aún no logras encontrar a esa persona ideal debes saber que no es por tu físico, ni personalidad. Es principalmente por tu inteligencia. Estas personas resultan intimidantes a las personas que cortejan, ya que su elevada inteligencia suele minimizar a la otra persona, llegando incluso a acomplejarla o a hacerla sentir estúpida.

Por otro lado, cuando aparece la persona adecuada, detecta esta capacidad como muy atractiva, y el match se produce al instante, sin embargo, hasta que esto ocurre, lo habitual es que la gente se aleje.

Además, las personas muy inteligentes son más prudentes a la hora de mostrar sus sentimientos y abrirse por completo a otra persona, ya que temen ser heridos y sienten que la posibilidad de que les hagan daño es más alta. Al ser muy inteligentes, estas personas son también inconformistas, tienen estándares muy elevados y no se conforman con menos de lo que creen que merecen, por lo que suelen buscar a alguien que este “a su altura”. Tienen claro lo que quieren en una pareja y no paran hasta encontrarlo. “Mejor solos que mal acompañados” es el lema perfecto para describir a las personas inteligentes en el amor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: