Cómo limpiar el hígado de forma natural

cómo-limpiar-el-hígado
Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

Incluir en la dieta determinados alimentos y una gran cantidad de agua, son algunos de las premisas indiscutibles para limpiar el hígado de forma natural

Por Jessica Torrado

Cuando pensamos en longevidad y en vivir de forma sana durante los años que estemos vivos, surgen las premisas obvias de tener que eliminar toxinas de nuestro cuerpo para que nuestros órganos funcionen correctamente.

Actualmente existen muchísimos de tipos de depuraciones y de procesos de eliminación de toxinas del organismo, de los cuales algunos funcionan muy bien y otros no tanto.

Es muy importante aplicar los procesos depurativos que funcionan correctamente para aquellos órganos que más sufren las consecuencias de nuestro estilo de vida, y uno de esos órganos, sin duda, es el hígado.

Situado en la parte superior de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y en el costado derecho del abdomen, este órgano del tamaño de una pelota de rugby cuenta, entre otras muchas, con tres funciones principales:

  1. Digerir los alimentos: Mediante la segregación de la bilis, extrae los nutrientes esenciales como por ejemplo las vitaminas, los minerales y azúcares, y metaboliza las grasas, las proteínas y los carbohidratos.
  2. Almacenar energía: Esta energía la almacena en forma de azúcar para que el organismo pueda utilizarla cuando lo necesite.
  3. Eliminar sustancias tóxicas: También se encarga de filtrar y eliminar toxinas de todo lo que ingerimos, como por ejemplo el alcohol o incluso de los medicamentos.

Toda la sangre que sale del estómago y del intestino pasa por el hígado. Este la procesa y separa sus componentes, eliminado las toxinas y almacenando las vitaminas y el glucógeno en forma de azúcar para poder así generar energía.

En este artículo, te contaremos, de mano de los mejores expertos y profesionales en la salud, como revertir los procesos que intoxican el hígado.

El hígado, al igual que otros órganos de nuestro cuerpo, tienen la capacidad de eliminar toxinas por sí mismos a través de procesos propios. Entonces, si ya tenemos un órgano que puede limpiarse  por sí mismo… ¿Por qué deberíamos de tomarnos la molestia de depurarlo mediante procesos añadidos?

La respuesta es bien sencilla: porque el sistema que nuestro cuerpo utiliza para eliminar toxinas de nuestro hígado es insuficiente comparado al nivel de vida y a la acumulación de toxinas que en la actualidad acumula nuestro órgano.

De hecho, si nosotros no hacemos nada para mejorar nuestra salud a nivel hepático, nuestro hígado va a empezar a acumular toxinas o grasa e, inevitablemente, su funcionamiento empeorará.

Durante los primeros años, puede que no te des cuenta de que tu hígado no está funcionando correctamente, sin embargo, estarás acumulando una cantidad enorme de síntomas que se van a ir poniendo de manifiesto a lo largo de los años, conforme vaya aumentando el nivel de toxicidad del propio hígado.

Las consecuencias de un hígado que comienza a fallar en sus funciones son pésimas para la salud y puedes notarlas a través de los siguientes síntomas:

SINTOMAS DE UN HÍGADO ENFERMO

  • Haces mal la digestión
  • Tienes exceso de sudoración y mal olor corporal
  • Te encuentras muy cansado a lo largo de todo el día
  • Tienes dificultad para ir al baño o estreñimiento
  • Aumento de peso
  • Empiezas a notar acné quístico en la piel
  • Reflujo gastroesofágico

Pero, ¿Qué pasa cuando el hígado no funciona correctamente? Pues que dependiendo del motivo por el que esto ocurra, se pueden sufrir diversos trastornos y enfermedades que pueden afectar gravemente a nuestra salud.

Para evitar que esto ocurra, es fundamental llevar una vida activa y saludable y sobre todo, cuidar al máximo la alimentación. A continuación, te dejamos algunos consejos para limpiar el hígado de una forma natural y sencilla.

CÓMO LIMPIAR EL HÍGADO DE FORMA NATURAL

Alimentación saludable

Sin duda, este es el primer paso y el más importante para cuidar de tu hígado y que pueda cumplir correctamente sus funciones. Mantener una dieta saludable con verduras, frutas y cereales y suprimir el consumo de grasas (y fritos) así como alimentos procesados, será fundamental para mantener tu organismo condiciones óptimas.

Las verduras y las crucíferas ayudan a revitalizar y depurar el hígado, favoreciendo a la expulsión de toxinas. Las alcachofas, las zanahorias, las espinacas, la remolacha y el brócoli son excelentes aliadas de este órgano.

Las frutas, con sus propiedades antioxidantes y elevado aporte vitamínico, son fundamentales para la limpieza del hígado. No olvides incluir en tu dieta la papaya, las manzanas y, sobre todo, los cítricos, como el limón, la naranja, el pomelo y las mandarinas.

El pescado azul como el salmón, el atún, la trucha o las sardinas son estupendos para la eliminación de líquidos del organismo y los cereales integrales para la reducción de los niveles de colesterol.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

Así como será fundamental que incorpores algunos alimentos a tu dieta, también será importante que evites algunos otros, ya que no son para nada recomendados para la salud de tu hígado y, por consiguiente, para tu salud.

Los cereales refinados, las carnes rojas, las frituras, los embutidos, el azúcar blanco, la leche de vaca son algunos de ellos.  Mención aparte, para el consumo de alcohol y cafeína.

Cuando se consume alcohol en exceso, el hígado no es capaz de procesar correctamente el acetaldehído, por lo que éste se inflama, hasta el punto de poder ocasionar problemas hepáticos graves. Por lo tanto, reduciendo el consumo (o incluso eliminándolo) de bebidas alcohólicas, ayudarás al hígado a no tener que realizar esfuerzos extra que impidan su correcto funcionamiento.

Algo similar ocurre con el café, por lo que sustituirlo por infusiones será la opción perfecta para mantenerte alejado de la cafeína, y contribuir además, en el proceso de depuración.

Los zumos naturales, bien de verduras como de frutas son una buena alternativa para incluir una mayor cantidad de alimentos saludables en tu dieta. Los batidos de frutos rojos serán un excelente aliado, ya que los ácidos ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre.

Bebe agua

Consumir agua es la clave para una vida sana por lo que, como complemento de una alimentación saludable, es necesario sumarle entre 1,5 a 2 litros de agua diarios. La hidratación es imprescindible para que cualquier persona tenga un correcto funcionamiento y conservación de todos y cada uno sus órganos.

El hígado se encarga de convertir la grasa del cuerpo en energía y si no dispone de suficiente agua, el cuerpo acumulará grasa extra que puede llegar a ser perjudicial para la salud. Por lo tanto, beber agua es una de las formas más sencillas de desintoxicar el hígado ya que al mantenerlo hidratado, este podrá filtrar mucho mejor todos los residuos y toxinas, además de favorecer su regeneración celular.

Si eres de los que le cuesta ingerir agua sin más, la opción de las infusiones ayuda que beber agua sea mucho más fácil y, además según el complemento que le adiciones, tendrá un aporte extra al proceso de desintoxicación.

Agua tibia con limón para empezar la mañana, infusión de té verde o diente de león para el día, e infusión de boldo o avena para la noche, son algunos de los ejemplos de bebidas con los podrás disfrutar de esos 2 litros de agua sin excusa alguna.

como-limpiar-el-hígado-bebe-agua

Haz deporte

Está más que demostrado, que el deporte y la actividad física influyen de manera muy positiva en la salud, ayudando a prevenir multitud de enfermedades crónicas, riesgos cardiovasculares, trastornos mentales o enfermedades hepáticas como el hígado graso entre otras muchas.

Es por ello, que una buena rutina de ejercicios constante, ayudará a tu hígado a eliminar toxinas y a sintetizar de forma correcta las enzimas, las proteínas y glucosa.

Algunas de las rutinas más recomendables son:

Caminar una media de 30 minutos diarios, entre 3 y 7 veces por semana. Esto te ayudará a reducir peso y eliminar grasa corporal. Pero recuerda que, ¡debes ser constante para poder ver los resultados!

Los ejercicios aeróbicos son excelentes para mantener tu hígado limpio y sano. Además de favorecer el mantenimiento de una frecuencia cardíaca elevada durante más tiempo, también ayuda a que el organismo consuma hidratos y grasas y utilizarlos como fuente de energía. Si hasta ahora has llevado un estila de vida sedentario, es importante que empieces con rutinas de ejercicios básicos.

Andar en bicicleta, puede ser una rutina además de entretenida y liberadora, excelente para quemar grasas y calorías, aumentar tu capacidad pulmonar y mejorar el equilibrio.

consejos-para-limpiar-el-hígado-hacer-deporte

Suplementos nutricionales

En ocasiones, contar con un suplemento dietético bajo supervisión de un profesional, puede resultar de gran ayuda. Estos suplementos o vitaminas contienen extractos de plantas y nutrientes lipotrópicos que favorecen la eliminación de grasa del hígado, ayudando a la función hepática normal.

Ahora que ya sabes un poco más sobre cómo cuidar y limpiar tu hígado de forma natural, no dejes para mañana lo que puedes empezar hoy.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250