Chueca es genial: la historia de cómo un barrio marginal de Madrid ha enriquecido a un país entero.

Chueca-es-GENIAL-3

Por Mateo Carrasco

Hoy, las redes han viralizado un curioso debate organizado por Absolut Vodka llamado “Chueca es genial”. La marca de vodka más reconocida y orgullosa del mundo ha reunido a personalidades muy influyentes como Sharonne (@hellosharonne) –ganadora del concurso Drag Race España 2022- Alex de la Croix (@alexdelacroix), Topacio Fresh (@topaciofresh), Felipe Olaya (@felipeolayam), Virgo Martínez (@virgomartinez), Henar Álvarez (@henarconh) y el cantante Borque (@soyborque) para reflexionar sobre el espíritu y la magia que convierten a Chueca en el centro neurálgico del colectivo LGTBIQ+.

“¿Y por qué no existe ningún día del Orgullo hetero?” La eterna pregunta del iluminado que se sigue manifestando en las mentes más clásicas de nuestra sociedad y que cada año, a finales del mes de junio resuena martilleando sus pilares.  “Porque a los heteros no los matan por ser heteros, no les insultan por ser heteros, no los amenazan por ser heteros, no les dan palizas por la calle por ser heteros…” ha sentenciado Sharonne en el irreverente y emotivo Talk Show.

Verdaderamente, Chueca es genial. Absolutamente genial. Y eso lo sabe perfectamente Absolut Vodka, que en su reunión con algunas de las voces más influyentes del colectivo ha querido hacer un repaso a la obra y milagros de este distrito madrileño que tantas vidas ha cambiado.

Pero ¿qué es lo que tiene Chueca para haberse convertido en un barrio de referencia? ¿Qué tiene Chueca que no tienen otros lugares? “Chueca es un barrio donde nos sentimos seguras” respondía Topacio Fresh en el debate. “Tenemos bares donde podemos entrar y salir como queramos ir vestidas, peinadas y maquilladas según la identidad que sentimos…”.  

Pero no siempre fue así. Hace apenas 30 años, Chueca era un barrio marginal del centro de Madrid, un barrio sin ley. A finales de los años ochenta, “Chueca era un barrio en el que los abuelos y los niños se tenían que meter en casa cuando ya no estaba la policía” publicaba un famoso periódico de nuestro país.

“Chueca tiene algo que para mí, fue muy importante durante mi adolescencia” apoya la presentadora y cómica Henar Álvarez a la famosa galerista trans Topacio Fresh “Yo tengo 37 años y cuando estaba en la universidad, salíamos del armario y si íbamos de fiesta por otros barrios que no fueran Chueca ¡corríamos peligro!”.

El peligro entorno a las personas homosexuales estuvo siempre tanto en Chueca como fuera de este barrio, sin  embargo, tan solo hizo falta una congregación de personas LGTBIQ+ en un discreto barrio de detrás de la Gran Vía madrileña, a finales de los años 80, para convertir Chueca en el refugio de todo aquel que quisiera sentirse acogido, protegido y comprendido.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Y así fue como Chueca se convirtió en la sede central de un colectivo discriminado por la sociedad, que con tolerancia, amor, inclusión y respeto supo transformar este barrio marginal en un lugar seguro y apacible, un lugar de asilo y cobijo en el que no hacía falta dar ninguna explicación.

Chueca desarrolló así un poder especial: “el poder de reafirmar a la gente” declara el cantante Borque en el debate organizado por Absolut. “En Chueca tu puedes ser quien de verdad quieras ser”. Y ese poder fue capaz de inspirar a gente como Alex de la Croix (29 años, género no binario), un joven de un pequeño pueblo de Cádiz que se sentía “el raro del pueblo” y que miraba a Chueca como un lugar al que deseaba pertenecer. “Pero cuando llegué a Madrid me di cuenta de que, en realidad, todo Madrid era seguro e inclusivo”. Y he aquí la magia de Chueca. Lo que hace apenas 30 años era un humilde refugio de algunos incomprendidos, una familia para aquellos que habían sido expulsados de su casa, 30 años más tarde ha expandido su poder, no solo por la capital de España, “sino por otros pueblos y provincias pequeñas, donde antes el gay era el raro. Yo antes renegaba de mi pueblo y ahora, cuando vuelvo, veo que hay cada vez más mariquitas en los grupos de los colegios. Ahora ya se habla de las identidades, hay más referentes en el cine y eso ha ayudado” continúa Alex de la Croix.

Y es que, hace 30 años comenzó ese gran exilio desde todas partes de España hacia Chueca, de personas que buscaban encontrarse alguien como ellos. Y subrayamos homosexuales, porque hace 30 años, términos como “no binario, género fluído, cisexuales, queer, etc…” no existían ni en el diccionario. Porque no hace tanto tiempo, encontrarse a dos personas del mismo sexo cogidas de la mano fuera de Chueca era prácticamente impensable.

La propia Topacio Fresh ha recordado en el Talk Show de Absolut Vodka como, hace unos días iba paseando con su coche por Madrid Río y se encontró con su amiga y vecina Alex de la Croix “Vi a Alex cruzar el río con una minifalda, mirando al cielo, hablando por teléfono… Alex iba encantada caminando por la calle. Me dieron ganas de gritarle ¡olé! Aplaudirle y abrazarla. Y en ese momento recordé que hacía 20 años, por esa misma calle, había tenido que pasar tapada y mirando hacia abajo para que la gente no me reconociera porque yo era una mujer trans”. 

El mítico barrio de Madrid -al que Absolut Vodka ha querido rendir un especial homenaje- siempre ha abanderado los valores de libertad, diversidad y respeto y eso es lo que convierte a Chueca en un barrio genial. Pero, tal y como nos invita a reflexionar Absolut Vodka ¿Sólo Chueca es genial?

“Ese ha sido el gran logro del colectivo LGTBQ+, conquistar los espacios. No solo a través de lugares, sino también a través de las personas. Porque la identidad la vamos conformando con el tiempo, con la edad, con las personas que nos rodean y con los lugares que visitamos” declaraba Topacio Fresh. Para la sociedad española, la celebración de este Talk Show organizado por Absolut Vodka ratifica una nueva actitud hacia la diversidad y el respeto, un estrecho compromiso con las futuras generaciones que cada vez están más educadas en la tolerancia y la libertad. Porque ¿acaso no es cierto que uno nunca vuelve a ser el mismo después de visitar un lugar que le conmueve, de conocer a alguien que le conmueve, de ver una serie, una película (o un Talk Show) que le conmueve? Lo que nos conmueve, queridos lectores, NOS TRANSFORMA.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: