10 alimentos (+1) para fortalecer el sistema inmunológico y estar a tope este invierno

David Bowie comiendo en el tren
Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

¡Si incluyes a diario estos alimentos en tu dieta no te cogerás ni un resfriado!

Somos lo que comemos. Las investigaciones realizadas a lo largo de los años han demostrado que una dieta bien equilibrada y llena de alimentos nutritivos es la mejor defensa contra enfermedades crónicas y peligrosas, como el cáncer, las cardiopatías, la obesidad y la diabetes.

Pero ¿sabías que hay alimentos que pueden ayudarte a fortalecer el sistema inmunológico de forma rápida? Hay ciertos alimentos que son conocidos como potenciadores del sistema inmunitario. Esto significa que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las enfermedades subiendo nuestras defensas.

En los últimos años, todos hemos oído el término súperalimentos para referirse desde a un humilde arándano hasta a la exótica baya de Goji. La palabra «súperalimento» es un término de utilizado recientemente para describir algunos alimentos que son «densos en nutrientes», lo que significa que contienen vitaminas y minerales que el cuerpo puede utilizar para mejorar nuestra salud y bienestar.

Este tipo de alimentos pueden ayudar a nuestro cuerpo a estar en su mejor momento. Veamos con más detalle qué alimentos afectan a la capacidad de nuestro cuerpo para responder a las amenazas y planifica bien tus comidas para incluir estos 11 alimentos potenciadores del sistema inmunitario.

LOS MEJORES ALIMENTOS PARA REFORZAR EL SISTEMA INMUNITARIO

Limón

Además de rico en vitamina C, es un depurativo excelente que ayuda a eliminar toxinas, y un gran bactericida  y  antiviral. La mejor prevención en invierno: tomar cada mañana, en ayunas y media hora antes de desayunar, el zumo de un limón en un vaso de agua tibia.

Setas  shiitake  y  reishi

Contienen un  tipo de betaglucanos que, según diversos estudios científicos, aumentan  el  número y la actividad de las células del sistema inmunitario. Además ha demostrado ser un gran protector de las vías respiratorias. Añádelo a tus platos de pasta o arroz, o tómalo directamente en cápsulas.

Cebolla

Rica en vitaminas y minerales, es expectorante, antiséptica y depurativa. Cocida es perfecta para aliviar las afecciones respiratorias como congestión en los bronquios otos, pues ayuda a expectorar.

Ajo

Contribuye a reforzar el sistema inmunológico gracias a su alto contenido en alicina, de efecto  antibiótico  y  antivírico. Si no lo soportas entero, tómalo en perlas de aceite de ajo.

Jengibre

Aporta una buena dosis de vitamina C, flavonoides y aminoácidos, pero lo que lo convierte en un aliado  perfecto contra los resfriados es su alto contenido en gingeroles que tienen efectos analgésicos, antiinflamatorios y   antioxidantes, y favorecen la expectoración.

Cúrcuma

Esta  especia tiene un gran capacidad antioxidante con poder antiinflamatorio, muy útil en procesos respiratorios. Se puede añadir a sopas y platos de cereales, o tomar también en comprimidos.

Miel

Es el  compañero perfecto para acompañar las infusiones en invierno: es energizante, antiséptica y protectora de las mucosas.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

Jalea Real

El alimento que fabrican las abejas para alimentar a su reina tiene complejos enzimáticos que refuerzan las  defensas.  Lo ideal es tomarla combinada con rópolis y equinácea.

Alga espirulina

Por su riqueza en nutrientes  (vitaminas  B,  hierro,  ácido  fólico,  magnesio, zinc…)  es de gran  ayuda  para  fortalecer  y  tonificar  al  organismo.  Hay  que  tomarlo  en comprimidos o polvo.

Levadura de cerveza

Revitalizante y llena de vitaminas, sobre todo del grupo B, refuerza el organismo para pasar un buen invierno.

Germen de trigo

Es la fuente más rica en vitamina E, y además tiene otros minerales como el magnesio y el silicio, muy necesarios para reforzar el sistema inmunitario.

CÓMO INCLUIR ESTOS ALIMENTOS EN NUESTRO MENÚ

Desayuno: Zumo de limón recién exprimido en un vaso de agua tibia (media hora antes de desayunar); Leche vegetal (avena, arroz, almendras, soja) con muesli, tostadas pan integral con huevos revueltos; Infusión de plantas pro defensas: té verde, menta, equinácea, romero, tomillo, llantén, saúco, pino y eucalipto. Batido multifrutas con gengibre y leche de avena.

Media Mañana: fruta entera (mandarina, naranja, manzana); 5 almendras u otro fruto seco (nueces, avellanas, etc.); 2 tortitas de cereales y pavo.

Comida: arroz integral o pasta integral; Pescado o carne blanca a la plancha con guarnición de verduras de temporada y patatas asadas asadas, al vapor o hervidas; Fruta del tiempo; Infusión digestiva.

Merienda: yogur de soja o yogur griego con nueces y canela; Infusión.

Cena: crema de verduras (zanahoria, calabaza, puerro, cebolla) con 3 cucharadas de un cereal integral (copos de avena u otro cereal, quínoa, trigo sarraceno, arroz integral). Proteína vegetal (tofu, seitán), o tortilla, o pescado blanco; 5 unidades de un fruto seco; Infusión calmante (tila, melisa, etc.)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250