Qué hacer cuando dudas de ti mismo y tienes que tomar una decisión importante

que-hacer-cuando-dudas-de-ti-mismo-decision-importante

En el clásico del cine Matrix, la escena en la que Neo (Keanu Reeves) debe elegir entre tomar la pastilla roja o la pastilla azul, es un buen ejemplo de cómo las dudas invaden nuestra mente en momentos cruciales. Morfeo enfrenta a Neo a una decisión que cambiará su vida por completo: si elije la pastilla roja, Neo descubrirá la verdad detrás de la Matrix, mientras que si toma la pastilla azul, Neo volverá su vida normal, viviendo nuevamente en la ignorancia de la realidad. En este momento, Neo se enfrenta a una duda abrumadora, pues debe decidir si está preparado para enfrentar las posibles consecuencias de conocer la verdad o si prefiere seguir viviendo en la comodidad de la ilusión.

Esta escena es una representación visual y simbólica de cómo los seres humanos dudamos de nosotros mismos en situaciones críticas, tal como se discutió en el texto anterior. La duda de Neo es completamente normal, ya que enfrenta una decisión de gran magnitud que lo llevará a adentrarse en lo desconocido. Del mismo modo, en nuestra vida cotidiana, nos enfrentamos a situaciones que nos generan dudas sobre nuestras capacidades y decisiones. Es importante recordar que, al igual que Neo, nuestras dudas son una parte inherente de la experiencia humana y nos ayudan a reflexionar sobre nuestras opciones y a sopesar los posibles riesgos y beneficios antes de tomar una decisión importante.

A lo largo de los años, la psicología ha estudiado las distintas facetas de la mente humana, y una a las que más atención ha prestado en este último tiempo es a la tendencia a dudar de uno mismo. Los seres humanos somos criaturas complejas y, como tales, experimentamos emociones y pensamientos muy variados en nuestra vida cotidiana. Dudar de ti mismo es un acto común, que puede ser un obstáculo en el camino hacia el éxito y la realización personal.

¿Por qué dudamos de nosotros mismos?

Dudar de ti mismo es una parte inherente de la condición humana. Los expertos en psicología sugieren que este hecho se debe a factores muy diversos, entre los que destacan el entorno social, el propio desarrollo de la persona así como sus experiencias personales. Desde una perspectiva evolutiva, cuestionarse a uno mismo podría haber sido una ventaja adaptativa, ya que ayudaría a los individuos a evaluar sus habilidades y tomar decisiones más cautelosas en situaciones de riesgo.

En cuanto al entorno social, vivimos en una sociedad que valora la competencia como forma de camino hacia el éxito, lo que fomenta la comparación con los demás y la sensación de no ser lo suficientemente buenos. Además, las experiencias personales, como el fracaso, el rechazo o la crítica, pueden contribuir a la formación de creencias limitantes y a la duda sobre nuestras capacidades y talentos.

Algunas de las situaciones más comunes en las que los seres humanos suelen dudar de sí mismos son las siguientes:

Cambios importantes en la vida:

ya sea comenzar una nueva carrera, mudarse a otro país o terminar una relación, los cambios importantes en la vida pueden generar dudas e inseguridades sobre nuestra capacidad para enfrentar estos desafíos.

Situaciones de alta presión:

cuando nos enfrentamos a situaciones en las que se espera que rindamos al máximo, como en exámenes, entrevistas de trabajo o presentaciones, es común que la auto-duda se haga presente.

Interacciones sociales:

conocer gente nueva, establecer relaciones o lidiar con conflictos puede generar dudas sobre nuestras habilidades sociales y cómo somos percibidos por los demás.

Creatividad y autoexpresión:

cuando se trata de mostrar nuestro trabajo creativo o expresar nuestras ideas y opiniones, podemos dudar de su valor o temer el juicio y la crítica de los demás.

Cómo te limita dudar de ti mismo

Además, dudar de nosotros mismos pueden limitarnos en nuestro día a día en las siguientes situaciones:

Nos impide aprovechar oportunidades:

Dudar de nosotros mismos puede hacer que nos frenemos a la hora de asumir retos y oportunidades por miedo al fracaso.

Afecta a nuestro bienestar emocional:

La duda constante puede generar ansiedad, estrés y, en casos extremos, desencadenar trastornos como la depresión.

Disminuye nuestra autoestima y autoconfianza

Al cuestionar nuestras habilidades y valor, podemos minar nuestra confianza en nosotros mismos.

Obstaculizar nuestras relaciones interpersonales:

Dudar de nosotros mismos genera inseguridades en nuestras relaciones, lo que puede afectar la calidad de nuestras interacciones y vínculos con los demás.

Tipos de miedos que nos invaden cuando dudamos de nosotros mismos

Esos pensamientos que sentimos que nos paralizan pueden ser distintos y, obviamente, varían en función de la persona. Lo que sí que es cierto es que existen factores comunes en este cuestionamiento personal por el que todos hemos pasado. El miedo y el sentimiento de ser incapaces de realizar algo son los más comunes.

  • El miedo a exponerse frente a los demás, suponiendo que vamos a quedar en ridículo y que nos van a juzgar de forma negativa.
  • Terror a tomar la decisión equivocada y pensar que no hay forma de dar marcha atrás después de tomar una decisión.
  • Pensar que no se tiene el control sobre la situación, lo que provoca un sobre análisis anticipándose a todo tipo de situaciones, creando escenarios catastróficos que desembocan en una incapacidad para tomar una decisión.

Si escuchas una voz dentro de ti que te dice que no puedes pintar, entonces pinta, y esa voz será silenciada

Vincent van Gogh

¿Por qué dudamos de nosotros mismos?

Al igual que prácticamente todas nuestras inseguridades, las dudas vienen del entorno en el que hemos crecido. Ya sea en el colegio, con nuestros amigos o con nuestra familia. Haber crecido en el seno de una familia exigente y estricta puede haber provocado sentir poca confianza en nuestras capacidades, lo que hace que nos cuestionemos.

Sufrir de ansiedad también es un factor que favorece las dudas y las inseguridades, ya que genera escenarios catastróficos donde nuestros miedos se empiezan a hacer realidad. Y eso nos frena, por miedo a fracasar o hacer el ridículo.

Tener una baja autoestima también es una consecuencia de haber crecido en un entorno estricto y exigente, ya que es probable que nos hayan hecho sentir que no somos suficiente. Por eso, en nuestra mente aparecen pensamientos como que vamos a hacer el ridículo o que todo el mundo se dará cuenta de que no somos lo suficiente buenos para hacer eso que queremos hacer. Estos pensamientos suelen estar relacionados con el síndrome del impostor.

El síndrome del impostor es un fenómeno psicológico en el que una persona cree que no es inteligente o capaz de realizar algo, a pesar de que existen evidencias de que es hábil para ello. Es decir, una persona no es capaz de reconocer su valor y sus logros personales.

La inseguridad, otra consecuencia de haber crecido en un ambiente donde se nos ha hecho creer que nuestras capacidades no son suficientes para conseguir el éxito, también provoca que nos cuestionemos y dudemos de si somos capaces de hacer algo o de hacer frente a ciertas situaciones.

La duda es normal en los seres humanos, pero tenemos que saber cómo hacerle frente para que el malestar que nos puede producir no sea desbordante.

Cómo actuar correctamente cuando dudas de ti mismo

Aquí te vamos a proporcionar una serie de consejos para que sepas gestionar ese desagradable momento en el que sientes que no eres suficiente y dudas de ti mismo.

No seas exigente contigo mismo

Debes entender muy bien lo que hemos dicho al principio: dudar de uno mismo es lógico y normal en todos los seres humanos. Por eso, dudar no te hace ser más débil o menos capaz. Gracias a la duda somos capaces de reflexionar antes de tomar una decisión y hacer introspección sobre si lo que vamos a hacer es realmente lo que queremos hacer o si nos va a hacer felices.

Intenta buscar el pensamiento racional

Muchas veces, las dudas son producto de miedos irracionales, como el de hacer el ridículo que comentábamos antes, por ejemplo. Igual que dudas de ti mismo, duda de tus dudas. ¿Están realmente basadas en pensamientos lógicos? Cuando empieces a sentir esa sensación de miedo e inseguridad, trata de pasar por un filtro de análisis lógico todas tus dudas. Si la ansiedad se ha apoderado de tu pensamiento racional, también puedes apoyarte en un amigo o en tu pareja para que te ayude a volver a razonar.

Echa la vista atrás y mira todo lo que has conseguido

Debes tener presente todo lo que has recorrido y todo lo que has conseguido para llegar hasta donde estás ahora mismo. Así te darás cuenta de todo lo que has logrado, todo el esfuerzo que te supuso, pero saliste airoso de más de una situación complicada. Esto te servirá para sentir que, si has podido con todo lo que has pasado, podrás con todo lo que viene a continuación.

Huye de las comparaciones

En general, todas las personas nos comparamos con los demás. Todos nos hemos comparado con alguien alguna vez. Y no pasa nada, es común que las personas tendamos a la comparación social.

Pero la gran mayoría de nuestro cuestionamiento personal viene precisamente debido a la comparación y a la presión social. Debemos evitar el pensamiento de que otras personas han conseguido cosas que todavía nosotros no, o que por eso son mejores que nosotros etc.

Eres la única persona a la que debes demostrarle lo válido y capaz que eres para conseguir aquello que te propones, y que los demás sean tu apoyo, no tu lastre. Repítete que pase lo que pase, todo irá bien, que habrás hecho lo que está en tu mano para conseguirlo, salga bien o salga mal.

Cuando queremos conseguir algo y en el primer intento no nos sale como esperamos, tendemos a echarnos la culpa por ello. No siempre estaba en nuestra mano que las cosas salieran como queríamos que salieran. Muchas veces, otros factores, como puede ser la suerte tienen también importancia en el resultado. Y ante eso, nosotros no podemos hacer nada. Trata de callar esa voz que te exige que seas perfecto, camina sin miedo y disfruta del camino: el camino es igual o más importante que el resultado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: