‘Helmut Newton: The Bad and the Beautiful’. Expedición a la vida de un hombre que amaba a las mujeres

El director alemán Gero von Boehm dirige el documental sobre la figura y el trabajo del que fue uno de los fotógrafos más influyentes y controvertidos del siglo pasado.

Perversas, eróticas, degradantes y poderosas. Las fotografías de Helmut Newton a lo largo del siglo XX mostraban un culto a la mujer similar al de un director de cine masculino dominante y su famosa actriz endiosada. Como cabía esperar, Newton se hizo más famoso aún en los círculos de cinéfilos por una fotografía que tomó en 1988 en Los Ángeles de David Lynch y su musa Isabella Rossellini, en la cima de su fama de «Terciopelo azul». En la foto en blanco y negro, el cineasta acaricia el rostro de Rossellini, mirando en su alma no como un ser humano, sino como un recipiente para una idea. Él es un titiritero, y ella su marioneta.

Así es como el fotógrafo de origen germano-australiano Newton percibió sus temas principalmente femeninos, y el nuevo documental de Gero von Boehm «Helmut Newton»: The Bad and the Beautiful» pasa la mayor parte de su corto, pero abarcando el tiempo de duración hablando con esas mujeres, a las que Newton claramente idolatraba. Es una llamativa alineación de cabezas parlantes: la propia Rossellini, Grace Jones, Charlotte Rampling, Claudia Schiffer, Marianne Faithfull, Hanna Schygulla, Nadja Auermann y Anna Wintour, entre otras.

Aunque las cosas que a muchas de ellas se les pedía que hicieran como objetos de la mirada de Newton parecen extremas para los estándares de hoy en día – a menudo implicando actos sadomasoquistas de expresión sexual y desnudos explícitos, aunque de buen gusto – todas estas mujeres lo adoraban.

Las entrevistas y recuerdos sinceros son una inmersión hagiográfica pero vívida en la carrera del fotógrafo de moda más iconoclasta del siglo XX, que murió en un accidente de coche en 2004 delante –caprichos del destino- del estrellado Chateau Marmont en West Hollywood.

Nacido en el Berlín de la época de Weimar, Newton alcanzó la mayoría de edad en la Alemania ocupada por los nazis, con una fascinación por las mujeres a una edad temprana que se transmite a través de varias historias divertidas: una en la que un Newton apenas adolescente se estrelló contra una valla mientras miraba a una chica, otra en la que se convirtió en persona non grata en una piscina después de que le pillaran desnudando a una mujer en el agua. El drama y el expresionismo de la época de Weimar marcaron la mejor obra de la carrera de Newton, a menudo en blanco y negro, imágenes exageradas, hilarantes e inquietantes, desde una hermosa modelo que es tragada entera por un caimán, hasta otra que crea un vínculo impío con un cisne.

Pero posiblemente la mayor influencia de Newton -dice en la película- fue Leni Riefenstahl, la directora alemana contratada para crear una propaganda nazi muy estilizada que idealizaba los cuerpos blancos, rubios y atléticos de los alemanes. Para ser claros, Newton, como Riefenstahl, nunca disparó a alguien que no fuera hermoso. Mientras que Newton, y el resto del mundo, llegó a entender las raíces problemáticas de las composiciones de Riefenstahl, no podía negar su destreza estética.

Las firmas de lujo sabían lo que obtenían cuando encargaban una foto de Newton. «No vas a conseguir una chica guapa en una playa», dice Anna Wintour en una entrevista. En su lugar, era probable que obtuvieras fotos descarnadas que mezclaban el dolor y el humor.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Grace Jones dice que se necesitaron al menos cuatro llamadas telefónicas para que Newton la tomara en serio, porque al principio sintió que sus pechos eran demasiado pequeños. A Newton le gustaban los pechos voluptuosos. «Era un poco pervertido», dice la cantante y modelo jamaicana. «Pero yo también lo soy». Sus fotos, sobre todo las de Jones, tenían un erotismo juguetón pero nunca eran vulgares, y fue precisamente en una serie de desnudos que le hizo de Jones, en la que su entrepierna está oculta por una sombra perfectamente colocada.

Mientras que Newton ciertamente trató a las mujeres que fotografió como objetos sexuales y extensiones de una visión algo pervertida, las modelos, al menos según las entrevistas presentadas en el documental, nunca se sintieron irrespetadas, ni si quiera cuando les pedía a sus parejas masculinas que les agarrara el culo ante la cámara.

Como cabía esperar, el movimiento feminista no estaban de acuerdo con esta forma tan característica de entender la fotografía. Una divertida y tensa entrevista televisiva de los archivos presenta a la activista Susan Sontag criticando a Newton. Por su lado, él está más contento que ofendido, inmune a la cultura de la cancelación de los años 70.

La línea más sentida del documental traza la relación de adoración de Helmut con su esposa, June Newton, quien se convirtió en una colaboradora igual a su marido en la última mitad de su carrera. Su mujer recuerda como una vez, mientras estaba convaleciente en el hospital después de una cirugía con su abdomen cosido grotescamente, Helmut le pidió que se quitara la sábana para poder ver más de cerca a través de la lente de su cámara. En lugar de rehuir o desmayarse como ella pensaba, Helmut la fotografió tiernamente, capturando a su esposa en un momento de vulnerabilidad abyecta. June sintió que esta era la máxima expresión de su amor mutuo.

La película de Gero von Boehm es muy directa y no rompe el molde en cuanto a la elaboración de un documental que examina la vida de un artista. Con un catálogo tan atrevidamente rico de trabajo, los cineastas podrían haber tenido la oportunidad de armar un retrato más cinematográfico de Newton enfocando la película en el estilo de sus fotos. Sin embargo, «Lo malo y lo bello» es principalmente un asunto de cabezas huecas, una exploración de su carrera a través de los ojos e historias de aquellos que la vivieron. Aunque la película no es tan transgresora como su tema, logra ser inesperadamente conmovedora y una nostálgica cápsula del tiempo de un rebelde del mundo del arte cuyos métodos poco ortodoxos y visión decidida y políticamente incorrecta no podrían existir hoy en día.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: