¿Cuáles son las mejores marcas de zapatos de lujo para hombre?

mejores-marcas-zapatos-lujo-hombre

Han calzado a monarcas, primeros ministros, conquistadores de cimas, reyes del rock o incluso a Papas. Estas marcas de zapatos cuentan con siglos de historia, generaciones de artesanos y un amor por el detalle difícilmente comparable. Descubre cuáles son las mejores marcas de zapatos de lujo para hombre y cuál es su historia

Church´s

La historia de Church se remonta a 1617, cuando Anthony Church, bisabuelo del fundador de la empresa, nació en Northampton, una ciudad conocida por su próspera industria del cuero y el calzado desde la época de Cromwell. Las habilidades y el conocimiento de su fundador se transmitieron de generación en generación, hasta llegar al bisnieto de Stone, Thomas, que fundaría la marca epónima de renombre mundial casi dos siglos más tarde.

Fue entonces cuando Church & Co. se fundó oficialmente hasta 1873 y, hasta la fecha, sigue fabricando los mejores zapatos “ingleses” de lujo hechos a mano en su histórica fábrica de Northampton. De estética atemporal y calidad excepcional, estos zapatos hechos a mano son iconos del lujo contemporáneo.

En 1999, con el apoyo de la familia, Church’s fue adquirida por el Grupo Prada, paradigma de la excelencia artesanal por derecho propio y aliado ideal para ayudar al zapatero a llevar su marca al siguiente nivel. Prada, cuya marroquinería y calzado de lujo gozan de renombre internacional desde hace más de un siglo, combinó su inherente aprecio por el patrimonio con una mentalidad más orientada al marketing para hacer evolucionar la estrategia global de Church’s. En este nuevo camino se mantuvo una dedicación rigurosa a la artesanía y a la identidad inglesa por excelencia de la marca, con algunos ajustes, como la introducción de estilos contemporáneos y de temporada junto a la oferta más tradicional.

Zapatos-Churchs-The-Royal-Collection-PRINCE-762x1024

Lotusse

En 1877, el maestro Antoni Fluxá fundó su primer taller de zapatería en la isla de Mallorca. Su intención: crear el mejor calzado de Europa. El éxito le acompañó y su taller creció hasta convertirse en una escuela de artesanos. En 1891, la empresa se había convertido en una industria con once grandes talleres y cinco fábricas de piel en Inca. A día de hoy, la cuarta generación Fluxá sigue al frente de Lottusse.

Los objetivos de Lottusse continúan mejorando y perfeccionando el producto. Buscando la innovación técnica y la modernidad en el diseño, pero partiendo de un legado histórico. El proceso de soldado Goodyear se ha perfeccionado a lo largo de los años y tarda unos cuatro días en completarse, y proporciona aislamiento del calor y la humedad, comodidad y resistencia. Sólo uno de cada cien zapatos que se fabrican en el mundo se hace de esta forma.

Pero en Lottusse no nos conformamos. Por eso también fabricamos con una técnica diferente llamada Goodblake: un cosido exterior mixto, con un cosido trasero a máquina Blake, añadiéndole el tratamiento antihumedad para la suela. Un zapato cómodo, con una suela flexible que se puede llevar en un día lluvioso.

Alden

Los zapatos Alden son una marca de calzado de alta calidad que se ha estado produciendo en Estados Unidos desde 1884. La empresa fue fundada por Charles H. Alden en Middleborough, Massachusetts, y se ha mantenido como una empresa familiar desde entonces. Los zapatos Alden son conocidos por sus elegantes diseños, por su durabilidad, comodidad y su impecable estilo clásico. Además, los zapatos Alden han sido el calzado elegido por personajes famosos como el presidente John F. Kennedy y el actor Steve McQueen.

A lo largo de su historia, Alden ha mantenido su compromiso con la calidad y la artesanía en la producción de sus zapatos, lo que los ha convertido en una de las marcas de calzado de lujo más respetadas en Estados Unidos.

Venta Online no disponible

Allen Edmond

Allen Edmonds es una empresa estadounidense de calzado de lujo fundada en 1922 por Elbert W. Allen. En 1931, Allen se asoció con Bill Edmonds, un vendedor, y formaron la Allen Edmonds Corporation. En 1980, la empresa fue vendida fuera de la familia Allen a John Stollenwerk, que se comprometió a continuar la historia de la producción estadounidense de la familia Allen.

Allen Edmonds ganó gran parte de sus seguidores tras suministrar zapatos al Ejército y la Marina estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, y muchos de los destinatarios de los zapatos fueron fieles a la marca durante el resto de sus vidas.

En 2006, el 90% de las acciones de la empresa fueron compradas por la firma de inversión Goldner Hawn Johnson & Morrison, con sede en Minneapolis, por 100 millones de dólares. En 2013, la empresa anunció que sería adquirida por la firma de capital privado Brentwood Associates. En diciembre de 2016, Caleres adquirió Allen Edmonds a Brentwood Associates por 255 millones de dólares.

Bostonian

Bostonian es una marca de zapatos estadounidense fundada en 1899 por Charles H. Stone en Massachusetts. La marca, que originalmente se llamaba Commonwealth Shoe and Leather Company, se ha basado en su amplia herencia para ofrecer estilos de calzado con diseños muy elevados y con la sensibilidad del estilo único New England.

Su constante crecimiento llamó la atención de Clarks Americas (una filial de la marca británica fabricante de botas Desert Boot), que compró Bostonian en 1979. En las décadas siguientes, siguió el tumultuoso camino de tantas marcas de nicho absorbidas por las grandes empresas. Trasladó gran parte de su producción fuera de su ciudad natal e intentó llegar al mínimo común denominador con estilos que distaban mucho de los pares clásicos que sus fieles clientes habían llegado a amar.

Sin embargo, Bostonian -todavía propiedad de Clarks- rectificó el rumbo hace algunos años lanzando estilos elevados y volviendo a sus raíces Made in America. Aunque no todos los zapatos se fabrican en Estados Unidos, como sugiere su nombre, su colección Made in the USA sí lo hace. Los cinco modelos de oficina, que van desde una elegante bota con puntera de caña (500 $) hasta unos zapatos de cordones con detalles de alas largas que se extienden desde la punta hasta el talón (475 $), se han fabricado en Buffalo, Nueva York, y presentan elementos de diseño procedentes de lugares tan lejanos como Chicago.

Todos ellos se han fabricado con la horma n.º 16 característica de la marca, que se ha utilizado para fabricar los zapatos Bostonian durante medio siglo. Además, todos los pares de estilo clásico cuentan con robustas suelas Goodyear para garantizar su resistencia al paso del tiempo.

Carmina Albadalejo

Carmina es otra de las marcas de calzado de lujo españolas de referencia. En 1866 Matías Pujadas abrió un pequeño taller en Inca, Mallorca, y comenzó a fabricar zapatos a medida, iniciando una tradición familiar de zapateros que ha durado seis generaciones. Una generación más tarde, su hijo Mateo Pujadas siguió los pasos de su padre y abrió una de las primeras fábricas de zapatos cosidos por Goodyear en Baleares.

En 1961, José Albaladejo Pujadas, bisnieto del fundador, continuó la tradición familiar. Tras una breve formación con el mejor zapatero de Florencia, creó una de las mayores empresas de calzado de España.

En 1997 José Albaladejo decidió crear una nueva empresa junto con su mujer y algunos de sus hijos en Mallorca. El nuevo negocio se llamó Carmina, y su objetivo era crear algunos de los mejores zapatos artesanales del mundo.

Tod´s

Tod’s fue fundada en los años 20 en Italia por Filippo Della Valle como una pequeña fábrica de zapatos. Sin embargo, en los años 50 y 60 se dedicó exclusivamente a la producción de calzado de marca blanca “Made in Italy” para marcas estadounidenses como Bergdorf Goodman y Saks Fifth Avenue. Finalmente alcanzó su verdadero potencial cuando el nieto del fundador, Diego Della Valle, se convirtió en presidente de la empresa en los años 70 y fabricó zapatos con su propia marca.

Della Valle se comprometió a ofrecer productos italianos de auténtica calidad. A diferencia de la mayoría de las marcas de diseño, Tod’s no crea ni ensambla sus productos en el extranjero, donde es más barato, sino que posee y mantiene todas sus instalaciones de fabricación en Italia. Además, Tod’s incluye en su portfolio otras marcas de lujo como Hogan, Fay y Roger Vivier.

Según fuentes de la propia marca, para fabricar un solo zapato Tod’s se necesitan más de 100 pasos. Únicamente se seleccionan piezas de piel de calidad, se cortan a mano, se tratan y se inspeccionan minuciosamente antes de ser ensambladas por expertos artesanos.

De hecho, algunos de los mejores productos Tod’s tardan años en fabricarse porque ciertos tonos y texturas son extremadamente delicados.

Venta Online no disponible

Santoni

Andrea y Rosa, fundadores de los zapatos Santoni, fundaron su taller en 1975. Su objetivo era crear zapatos de última generación perfectos para verdaderos entendidos y, por tanto, producir zapatos que se fabricaran y vendieran exclusivamente en sus propios talleres.

Poco a poco, Andrea Santoni fue ampliando la marca y su taller se quedó pequeño. Después de un tiempo produciendo zapatos sólo desde su estudio, se decidió trasladarse a un edificio más grande. Hoy en día, los zapatos Santoni se fabrican en una fábrica completamente ecológica. Todos los procesos fuera del lugar de trabajo siguen siendo los mismos.

Aunque al principio la línea de calzado Santoni sólo consistía en zapatos clásicos con hebilla y cordones de Santoni y mocasines Santoni, Giuseppe la amplió para incluir zapatillas deportivas Santoni y accesorios como bolsos Santoni.

La piel que Santoni utiliza para sus zapatos procede de terneros Pink. Estos terneros Pink pastan libremente en los pastos alpinos. La razón por la que Santoni eligió el cuero de estos terneros es la calidad de la piel. Debido a las diferencias de temperatura y al hecho de que no son alimentados, la piel de los terneros Pink se mantiene muy tensa y sin pliegues.

Cada par de zapatos que sale de la fábrica de Santoni en Corridonia ha sido cuidadosamente revisado para detectar las más mínimas imperfecciones y otros problemas. Incluso se llega al extremo de revisar los zapatos con una lupa.

Venta Online no disponible

Bally

Inspirado por un par de botas que vio en un viaje a París, Carl Franz Bally fundó su marca de zapatos de lujo en 1851 e instaló un taller en el sótano de su propia casa en Schönenwerd (Suiza). Su visión no tardó en dar a conocer su nuevo negocio y, en 1857, ya estaba expandiéndose más allá de las fronteras suizas.

Edouard y Arthur Bally, nombrados directores de la empresa en 1892, no eran sólo los hijos de Carl Franz y los herederos de un negocio de éxito. Eran los guardianes de un patrimonio construido sobre el diseño y la funcionalidad. Como los más elegantes de la sociedad seguían calzándose con la marca, en 1942 se inauguró el Museo Bally en Schönenwerd como templo dedicado a la historia de la fabricación de zapatos.

Esta empresa pionera revolucionó las costumbres de su época. Reinventó la belleza del calzado introduciendo perforaciones, nuevos tipos de cosido y un tejido de cintas sin precedentes, y Bally consiguió hacer posible uno de los mayores logros del siglo XX: la primera ascensión al Everest del sherpa Tenzing Norgay en 1953 calzando un par de botas Bally Reindeer-Himalaya.

Siempre fiel a la calidad de su saber hacer, a su amor por los materiales nobles y al espíritu aventurero que nunca ha perdido, Bally es actualmente una referencia de estilo atemporal.

Venta Online no disponible

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: