10 formas muy útiles de mejorar tus relaciones sociales

como-mejorar-relaciones-sociales-tecnicas-consejos

Fomentando Vínculos Saludables: La Clave para el Crecimiento y la Felicidad

En la era digital y tecnológica en la que vivimos, las relaciones sociales han experimentado un cambio significativo. A medida que avanzamos hacia un mundo cada vez más conectado virtualmente, es fundamental reconocer y valorar la importancia de mantener relaciones interpersonales sanas para nuestro desarrollo y salud emocional. En este artículo, vamos a ver cómo han evolucionado las relaciones en los últimos años, el impacto de la tecnología en nuestra forma de relacionarnos y cómo podemos cultivar vínculos sanos basados en valores esenciales para una vida plena y feliz.

El cambio de valores en las relaciones sociales

En los últimos años, hemos sido testigos de un cambio de valores en la forma en que establecemos y mantenemos relaciones sociales. En el pasado, las conexiones personales se basaban en el compromiso mutuo, la interacción cara a cara y el tiempo de calidad compartido.

Sin embargo, con el advenimiento de las redes sociales y la comunicación digital, hemos presenciado una creciente tendencia hacia la superficialidad y la búsqueda de gratificación instantánea. Las relaciones virtuales, aunque pueden proporcionar una sensación de conexión, a menudo carecen de la autenticidad y la intimidad que ofrecen las interacciones en persona.

El impacto de la tecnología en nuestras relaciones

La tecnología y la digitalización han alterado la forma en que nos relacionamos como personas. Si bien estas innovaciones nos han brindado una mayor conectividad y acceso a una red global de individuos, también han generado ciertos desafíos. La comunicación digital puede carecer de señales no verbales y dificultar la comprensión completa de las emociones y los matices en una conversación. Además, las redes sociales han fomentado una cultura de comparación y validación constante, lo que puede afectar negativamente nuestra autoestima y bienestar emocional.

La importancia de crear vínculos sanos

En este contexto, es crucial reconocer y priorizar la importancia de establecer relaciones sociales sanas y significativas. Los estudios han demostrado consistentemente que las conexiones interpersonales de calidad están estrechamente vinculadas con el bienestar emocional y psicológico. Mantener relaciones sociales sólidas nos brinda un sentido de pertenencia, apoyo emocional y una red de personas en quienes confiar en momentos de dificultad.

Valores fundamentales para construir vínculos sanos

Para cultivar relaciones sociales saludables, debemos basarlas en valores fundamentales como la generosidad, la empatía, el respeto y el desinterés. La generosidad implica compartir nuestros recursos y tiempo con los demás, brindando apoyo y ayuda desinteresada. La empatía, por otro lado, nos permite comprender y compartir las emociones de los demás, fortaleciendo así nuestros lazos emocionales. El respeto mutuo y la consideración hacia los demás son esenciales para crear un entorno en el que todos se sientan valorados y escuchados.

Además, es vital reconocer la importancia del descanso y la desconexión en nuestras relaciones. La adicción a la tecnología y la constante exposición a las redes sociales pueden agotarnos emocional

Para poder crear relaciones positivas es fundamental estar bien a nivel emocional. “Si yo no me siento bien, probablemente no sepa poner límites o no los tolere. Además, tendré necesidad de estar con la otra persona, crearé dependencia, verborrea cuando estoy preocupado, juzgaré con más facilidad y tendré una mayor tendencia al enfado, entre otros”, explica la psicóloga Silvia Alonso.

Los límites aportan seguridad en las relaciones, son los cimientos de una relación sana. Se tiende a evitar los conflictos, aguantando y evitando para no discutir. Los conflictos forman parte de todas las relaciones, si no se dan es porque la relación está muerta o porque uno o ambos están aguantando situaciones que no corresponden. Por lo tanto, es fundamental estar bien a nivel emocional y poner límites, no huir de los conflictos.

Para conseguir mejorar las relaciones sociales que tienes es importante desarrollar vínculos con las personas. Por ello el vínculo está directamente relacionado con la autenticidad. La psicóloga Silvia Alonso explica que “si yo no me muestro tal y como soy, no puedo conectar con la otra persona, lo que dificultará generar un vínculo estrecho entre ambos”.

Hay que dedicarle tiempo y cuidados, por lo que podríamos comparar las relaciones con las plantas, para que crezcan y florezcan deben ser cuidadas y recibir tiempo y cariño. Además, otro punto muy importante es establecer límites en ambas direcciones, ya que hay que ser capaz de ponerlos, pero también, de recibirlos.

Los intereses en común juegan un papel muy importante en este aspecto, ya que es importante mantener aficiones y objetivos comunes con los demás. Y, por último, entender los tiempo y necesidades de la otra persona.

10 formas muy útiles para mejorar tus relaciones sociales

Una relación positiva “es la que tiene respeto, es la que tiene diversión, es la que tiene apoyo emocional en los buenos momentos y en los malos, en definitiva, las personas que después de estar con ellas te hacen sentir mejor, son con las que deberías cultivar una relación”, asegura el psicólogo Abel Domínguez.

Las relaciones sociales son las interacciones que dos o más personas tienen entre sí. La psicóloga Silvia Alonso nos ofrece algunas formas muy útiles de mejorar en nuestras relaciones sociales:

Cuídate

La base de cualquier relación social es estar bien con uno mismo, y a partir de aquí se empieza a estar bien con los demás. Si no logras sentirte a gusto contigo mismo, nunca conseguirás estar para otros.

Interésate por los demás

A todos nos gusta que en algún momento alguien se preocupe por nosotros, así pues, interésate por los demás es básico para construir relaciones sociales honestas y sanas. Muchas veces con preguntas tan sencillas como “¿qué tal te ha ido el día?”, es suficiente.

Escucha activa

No te precipites a hablar. Si la otra persona está contando cómo se siente o lo que le ha ocurrido, escúchala. No aproveches la mínima oportunidad para poner como ejemplo una situación similar que a ti te ocurrió. En las relaciones sociales, ambas partes tienen que tener sus tiempos para hablar y ser escuchados.

No juzgues

Cada persona es diferente, y, por tanto, cada uno tenemos nuestra forma de ver el mundo. Para poder consolidar las relaciones sociales, además de buscar gente que tenga gustos similares a los nuestros, podemos aceptar las diferencias de los demás y así evolucionar hacia un abanico más amplio de relaciones.

Antes de juzgar a una persona por lo que ha dicho o ha hecho, intenta ponerte en sus zapatos y averigua qué le ha llevado a comportarse de esa forma. Podemos ver el exterior, pero muchas veces no somos conscientes de la dura batalla que está lidiando por dentro una persona.

No des nada por hecho, pregunta

Si no estás seguro de algo en relación a la otra persona, es mejor preguntarle que quedarte con la duda, o sacar tus propias conclusiones. La gran mayoría de las veces, nuestra perspectiva sobre el asunto en cuestión suele ser muy limitada y desencadenar pensamientos negativos o injustos sobre la otra persona.

Sé asertivo

Es necesario poner límites y decir aquello que nos molesta, pero siempre desde el respeto y la asertividad.

Respeta a los demás

Para conseguir una relación sana hay que respetar a los demás, su tiempo, sus necesidades y sentimientos, aunque sean opuestos a los nuestros. Practica la empatía.

Comparte aficiones

Compartir aficiones es clave para construir relaciones sociales sanas. Al involucrarnos en actividades que disfrutamos junto a otras personas, creamos un terreno común que promueve la diversión, el compañerismo y el intercambio de experiencias.

Estas conexiones basadas en intereses compartidos fortalecen los lazos sociales, fomentan la colaboración y contribuyen a un sentido de pertenencia, enriqueciendo así nuestras relaciones y nuestra vida en general.

Sé amable

Existen muchas formas de decir las cosas, mide tus palabras para no herir a los demás. Se pueden hacer críticas de manera constructiva sin perjudicar a otros.

Comparte tiempo de calidad

Compartir tiempo de calidad es fundamental para construir relaciones sociales sanas. Al dedicar tiempo y atención genuina a los demás, creamos un espacio para la conexión emocional y el fortalecimiento de los lazos. Esta práctica nos permite desarrollar una comprensión más profunda, cultivar la confianza y fortificar los vínculos, creando así relaciones duraderas y significativas en nuestras vidas.

¿Cómo influyen las relaciones sociales sanas en tu calidad de vida?

Las relaciones sociales son un pilar fundamental en el bienestar de los seres humanos, ya que somos seres gregarios. “Nacemos, nos desarrollamos y morimos en grupo, y por más que las personas estén aisladas siempre tienen sus grupos de referencia, aunque sólo sea para huir de ellos”, explica Abel Domínguez, psicólogo sanitario. Somos seres grupales y no entendemos nuestro desarrollo ni nuestra vida sin los demás.

Las relaciones sociales positivas aportan la sensación de pertenencia. El ser humano es un animal de manada, necesita sentirse parte de su grupo, generando así una mayor sensación de seguridad. Además, reducen el nivel de estrés, disminuyendo así el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

Por otra parte, generan bienestar y felicidad, consiguen alcanzar una mayor autoestima y menores tasas de ansiedad o depresión. Por último, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y favorecen una mayor capacidad de resolución de problemas, ya que al compartirlos con otras personas se pueden valorar distintos puntos de vista.

Diferentes formas de relacionarse dependiendo de la etapa de la vida en la que te encuentres

“A nivel evolutivo, cuando somos niños necesitamos que todos estén con nosotros para todo, cuando pasamos a la adolescencia necesitamos que algunos estén con nosotros para todo, y, por último, en la edad adulta necesitamos que algunos estén con nosotros para algunas cosas”, explica el psicólogo Abel Domínguez.

Las relaciones en la adolescencia juegan un papel fundamental para la persona. Se trata de un momento vital en el que la persona está descubriendo su personalidad. En esta etapa necesita tomar un poco de distancia de su entorno familiar y acercarse a su entorno social. Es con su grupo de iguales con quien se sentirá parte de un todo.

En la etapa adulta se vuelve a invertir lo que ocurrió en la adolescencia. En este caso las relaciones sociales principales serán las familiares. Pasando a un segundo lugar las relaciones sociales con su grupo de iguales.

Artículo publicado por Nuria Santos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: