Biografía de Alessandro Michele, la buena estrella de Gucci

Biografía-Diseñador-Alessandro-Michelle

La comprensión y la apreciación únicas de Michele de los códigos históricos de la casa Gucci, combinados con su sensibilidad contemporánea, han creado una nueva narrativa convincente para la firma de lujo italiana.

Alessandro Michele fue anunciado como nuevo director creativo de Gucci en enero de 2015. Con el firme apoyo de Marco Bizzarri, presidente y director ejecutivo de la marca, Michele tuvo vía libre para aportar su idiosincrático sentido del estilo vintage a la casa de moda italiana, lo que condujo a un periodo de impresionante crecimiento en la casa. En marzo de 2017, la casa informó de un «rendimiento financiero excepcional en todos los ámbitos», con un aumento récord de los ingresos en el primer trimestre del 51%, el más fuerte en 20 años, y ahora aspira a alcanzar el umbral de ingresos de 10.000 millones de euros.

Desde que era un niño, Alessandro Michele, sintió una gran fascinación por las antigüedades. Su padre, Stefano Michele, siempre estuvo interesado por el arte histórico y le llevaba a menudo a visitar museos, galerías e iglesias. Durante su adolescencia, Alessandro se rebeló en contra de todas las convenciones sociales de la época. Así es como siempre ha pensado, que la humanidad no vive en una realidad única, sino en una combinación de culturas, influencias y opiniones. Michele siempre ha preferido vivir el ahora sin olvidar el pasado y sin dejar de cultivar el futuro, pero nunca quiere permanecer estancado.

Cuando tenía seis años, Alessandro solía discutir con su madre porque quería ir al colegio en zuecos. Le encantaba usar esos zapatos a pesar del frío y sin calcetines, a lo que su madre respondía que “estaba loco”. Ahora posee una colección extensa de zapatos extravagantes en su armario, muchos de ellos son zuecos.

Su madre era asistente de un director en una productora cinematográfica y su padre era un gran aficionado a la poesía y al arte. Vivió el glamour del cine clásico y el arte antiguo desde que nació. Por ello, Michele siempre apreció la naturaleza y la belleza de los objetos y personas que lo rodean.

Para el diseñador romano estar rodeado de objetos que lo inspiran es la mejor forma de mantener y cuidar su creatividad. Michele huye de la fama. No le gusta la visibilidad que conlleva ser director creativo de Gucci; Para él, lo único importante es mostrar la belleza desde un lenguaje de expresión determinado, la moda. Mediante sus diseños y creaciones pretende que las personas sientan el apego emocional que él siente cuando las compone desde cero.

Desde una profunda reflexión antropológica, Alessandro Michele ha logrado transformar el concepto de Gucci en androginia barroca y autenticidad, por eso sus piezas no tienen como objetivo satisfacer al mercado, sino infundir felicidad en cada comprador.

Colección de Alessandro Michele para la firma Gucci para la temporada primavera/verano 2015

El vestuario teatral y el diseño de moda, sus dos grandes pasiones, terminaron de perfeccionarse después de estudiar en la Accademia di Costume e di Moda en Roma. Poco tiempo después de graduarse, comenzó a trabajar para Fendi como Diseñador Senior de Accesorios y ahí fue donde aprendió a instigar la moda contemporánea desde una perspectiva más moderna.

En el 2002, Tom Ford reclutó a Michele para que trabajara en las oficinas de Gucci en Londres. Aprendió mucho de su predecesor. Con el paso del tiempo adoptó diferentes roles dentro de la empresa, era el encargado de la línea de accesorios y la gama de productos para el hogar. Así fue fichado por los altos jefes de Gucci que vieron en él un talento liberador y romántico. En el 2015 fue nombrado director creativo de Gucci y desde entonces la relación entre el romano y la lujosa firma ha dejado atrás la moda ambigua para innovarla por medio de una deconstrucción de lo histórico. Pero todo su trabajo está elaborado de forma onírica. Como si fuese una película.

Fue ayudante de la ex directora creativa de Gucci, Frida Giannini, y con apenas 10 meses de tomar su lugar, el ​​British Fashion Council lo reconoció como el Mejor Diseñador Internacional del Año.

Presentó su primera colección en Milán (otoño/invierno 2015-2016), la diseñó en apenas cinco días y fue donde el mundo conoció a fondo esta visión única de la moda que Michele trajo al mundo.  Asimismo, cuando hizo su primera colección para mujer presentada en el mismo año, Salma Hayek asistió al evento en primera fila y salió encantada con la estética burgués y modernista que reflejan sus piezas. Desde allí, se entendió que el diseñador quería dejar atrás los géneros y enfocarse en una moda inclusiva. En el 2017, el tercer año de Michele siendo director creativo de Gucci, las ventas ascendieron un 42%.

Harry Styles como protagonista de la campaña de sastrería de Gucci. El cantante es uno de los más fieles embajadores de las colecciones de Alessandro Michele

El estilo de Gucci bajo las riendas del diseñador Michele ha elevado lo extraño y distinto hacia la modernidad. Según la revista Vanity Fair: “Su Gucci es el de los estampados chocantes, las siluetas exageradas y, aparentemente, todas las texturas conocidas por el ser humano. Sus prendas son coloridas y subversivas, divertidas y extrañas. Y son todo un éxito”. Estos son los elementos que incluye el diseñador romano para potenciar el movimiento maximalista acabando con la simplicidad. Así es como seduce a los millennials, a través de este lenguaje de yuxtaposiciones.

Él mismo eligió a las celebridades que forman parte de la familia de embajadores de la casa italiana, entre ellos Harry Styles, Billie Eilish, Miley Cyrus, Lizzo, Gwyneth Paltrow y muchas celebridades más. La inclusión de Harry Styles tuvo una gran acogida por parte de los aficionados de la moda y del popular boy band porque dignificó y reforzó su personalidad con un vestuario inigualable. Hay quienes preguntan: ¿qué hubiera sido de Harry sin Alessandro y viceversa? 

Michele es muy cercano con las personas que admiran su talento, como Jared Leto o Lana del Rey. Quienes han demostrado su lealtad a la marca y al diseñador en eventos como el Met Gala donde ciertamente la imagen es poderosa. Así consolidó Michele su gran familia Gucci, amistades que van más allá de la marca.

Colección de Alessandro Michele para la firma Gucci para la temporada otoño/invierno 2020

Presentó una de sus más famosas colecciones en noviembre de 2020, de la mano con el cineasta Gus Van Sant, crearon una miniserie: ‘Ouverture of Something That Never Ended’. Como protagonista, la colección de Michele, siendo presentada de forma tangencial. Está dividida en siete partes y cuenta historias ambiguas del día a día de una chica viviendo en Roma. La historia aparenta estar sucediendo ante tus propios ojos. La idea nació de forma espontánea, denominado por Michele como “un hechizo de la vida: la infinita variedad de posibilidades que hay en un día ordinario”. Esta miniserie fue uno de los muchos homenajes que rinde a sus padres,  pero esta serie en específico se la dedicó a su madre quien le enseñó a amar el cine.

El primer episodio de la serie se estrenó en la conferencia de Vogue: Forces of Fashion y se llama: At home.

A$AP Rocky, Iggy Pop y Tyler, The Creator protagonizaron la campaña de sastrería masculina de Gucci en septiembre de 2020

La colección fue un éxito, pero el covid-19 tenía otros planes en mente muy diferentes a los del diseñador. “Vi las nubes venir, el amarillo cambiante del sol y también a las hojas transformarse. Ahora tengo en mi cabeza el sonido del viento que vino en el invierno”.

Michele vio la pandemia como una oportunidad de reflexión y de lujo porque tener el tiempo para pensar y estar con las personas que quieres es verdaderamente un lujo. Sin embargo, la pandemia trajo consigo muchos problemas que sacudieron la industria de moda globalmente. Fue uno de los primeros diseñadores en declarar públicamente que el número de colecciones y de pasarelas serán notablemente reducidos. Aunque el modelo de negocio que lleva Gucci es rentable y funciona perfectamente, la creatividad y el sector se ven en crisis. La moda por ende, debería existir “sin receta fija” y con naturaleza.

En sus últimas colecciones, Michele ha establecido un rasgo importante de la firma, el esquema genderless. Modelos de apariencia andrógina y vestidos con tallas desajustadas y desproporcionadas. La androginia y la fluidez son conceptos naturales del diseñador, y desde la llegada del diseñador se habla del futuro de Gucci como una marca sin género. Así es como quiere que la moda perdure, siendo parte de distintas realidades que muchas veces no nos damos cuenta que están.

“Creo que no hay realmente una diferencia entre una tira cómica de Snoopy y una hermosa pintura renacentista. Hay algo muy romántico en Snoopy, está en el mismo nivel de una novela o una historia de Jane Austen o una hermosa tela de rosa bordada. Es una pieza de romanticismo que puede disfrutarse en el mismo nivel” (Alessandro Michele).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: