Jean Paul Gaultier, vida, obra y milagros del Enfant Terrible de la moda de nuestro tiempo

biografía-diseñador-Jean-Paul-Gaultier
Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

«Un desfile representa la vida, la evolución de la sociedad. Es una puesta en escena de la evolución del mundo»

Jean Paul Gaultier

Cuando era niño, Jean Paul Gaultier (París, 1952) se quedaba mirando fascinado los cambios que los clientes de la peluquería de su abuela experimentaban después de pasar por sus manos. Las revistas y los mercados se convirtieron en sus mejores estudios. Como él mismo ha reconocido, decidió ser diseñador a los nueve años después de ver imágenes en la tele del Folies Bergère.

Hijo único de un contable y una cajera, Jean Paul Gaultier desarrolló su gusto por la moda desde muy joven. Pasó gran parte de su infancia con su abuela materna, en cuyo armario encontraba siempre su mayor fuente de inspiración: sus corsés, en particular, le fascinaban. Incluso una vez hizo un sujetador para un oso de peluche, un artefacto de la infancia que apareció más tarde en una exposición de su obra.

Con sólo 13 años, Gaultier ideó diseños para su abuela y su madre. Le encantaban las revistas de moda y se mantenía al día con los últimos diseñadores. Y al igual que los mejores diseñadores, Gaultier empezó a desarrollar sus propias colecciones. Envió algunos de sus bocetos a varios diseñadores parisinos y consiguió un trabajo con el diseñador Pierre Cardin cuando cumplió 18 años. Fue su primera experiencia de formación formal en diseño.

Gaultier comenzó su carrera como asistente de Cardin en 1970 y al año siguiente pasó a Jean Patou. En esta época, Gaultier también se vio influenciado por el trabajo de Yves Saint Laurent. Finalmente, Gaultier regresó a Cardin, antes de trabajar como diseñador en Filipinas.

En 1976, Gaultier creó su propia marca de moda y celebró su primer desfile en París. Abrió su negocio con la ayuda de su pareja, Francis Menuge y juntos ayudaron a establecer la marca Jean Paul Gaultier. Gaultier recibió posteriormente el apoyo financiero de Kashiyama, una empresa de ropa japonesa.

En muy poco tiempo, Gaultier se convirtió en el chico malo del mundo de la moda. Desafiaba las nociones populares de género y se basaba en influencias callejeras y punk. Uno de los primeros looks que creó para las mujeres consistía en mezclar una dura chaqueta de cuero con una falda de crinolina y zapatillas de deporte. Gaultier puso la ropa interior en primer plano con sus vestidos con corsé, que debutaron en 1983. Dos años más tarde presentó sus faldas para hombres, otro esfuerzo del diseñador por subvertir los estereotipos de género. También desafió las expectativas con sus desfiles, desarrollando una reputación de espectáculo exagerado. A menudo con su característica falda escocesa y suéter de rayas bretón, Gaultier se convirtió rápidamente en una de las figuras más destacadas de la moda.

En 1990, Gaultier sufrió una pérdida personal y profesional cuando su compañero Francis Menuge murió de sida. Sin embargo, Gaultier no sucumbió al revés. Ese mismo año creó uno de sus looks característicos como diseñador de vestuario para la gira Blond Ambition de Madonna. Apareció en el escenario con un sujetador en forma de cono bajo un traje de estilo masculino con estratégicos cortes en la parte delantera. El sujetador cónico, que parecía una fusión de lencería antigua y futurista, le valió a Gaultier nuevos niveles de atención del mundo de la moda. Unos años después, Gaultier lanzó su primer perfume y presentó su propio programa de televisión Eurotrash. También utilizó su gran imaginación para diseñar el vestuario de películas como La ciudad de los niños perdidos y El quinto elemento, protagonizadas por Bruce Willis y Milla Jovovich. En 1997, Gaultier lanzó su primera línea de alta costura.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

Aunque ya no es un joven rebelde, Gaultier sigue siendo uno de los diseñadores más innovadores y creativos de la moda. En 1999 se asoció con la casa de moda francesa Hermés, a la que vendió una participación del 35 por ciento en su negocio (que luego aumentó al 45 por ciento). Durante su estancia en Hermés, Gaultier también fue director artístico de la línea de ropa femenina de la empresa, además de diseñar su propia ropa.

Gaultier sigue ampliando su negocio en nuevas direcciones, añadiendo varias fragancias nuevas y lanzando una línea de ropa para niños. También se ha convertido en el favorito de muchas celebridades, como Naomi Watts, Marion Cotillard y Nicole Kidman. Kidman llevó uno de sus vestidos para aceptar el premio a la mejor actriz en los Oscar de 2003. Cotillard también se vistió de Gaultier para ganar el Oscar en 2008. Siguiendo con su trabajo entre bastidores, Gaultier ha creado más diseños para el escenario y el cine. Creó el vestuario de la gira X de Kylie Minogue en 2008 y el del cineasta Pedro Almodóvar para La mala educación (2004) y La piel que habito (2011).

También en 2011, Gaultier terminó su relación con Hermés. Puig, un gigante español de la perfumería y la moda, compró en mayo una participación del 60% en su empresa. Dijo a WWD que estaba «encantado» con la venta. «Están comprando Gaultier por Gaultier, no para convertirlo en otra cosa».

Lanzado por primera vez en 1993, Classique es la icónica fragancia conocida por la silueta de su botella, una frasco que imita el cuerpo femenino de Mae West en la década de 1950 y que es un tributo a Elsa Schiapparelli, la diseñadora del perfume. Dos años más tarde, la casa Puig lanzó al mercado la versión masculina Le Mâle, que actualmente es la fragancia masculina número uno en la UE por ventas, aunque también goza de un estatus privilegiado en los mercados de Estados Unidos y Australia.

En 2011 Gaultier exhibió en el Museo de Bellas Artes de Montreal sus 35 años de trabajo, una exposición que incluyó más de 120 prendas de alta costura y una cuidada selección de prendas prêt-à-porter. Desde entonces, la muestra ha dado la vuelta al mundo y se ha convertido en la más expuesta en la Fundación MAPFRE de Madrid, el Kunsthal Museum of Art de Róterdam, el Brooklyn Museum, el Barbican Centre de Londres y el Grand Palais de París. La exposición en el Grand Palais de París es el tema de un documental en el Grand Palais llamado Jean Paul Gaultier.

Tras 50 años al frente de su firma, el diseñador anunció que su desfile de la Alta Costura de enero del 2020 sería el último. Su último show fue un colorido y rompedor desfile en el que desfilaron celebridades como Gigi y Bella Hadid, Irina Shayk, Rossy de Palma o Dita von Teese, entre otras.

Sin embargo, la realidad es que Jean Paul no ha dejado la moda. Jean Paul sigue presente en el universo Fashion, de una forma y otra, como se ha podido demostrar en la presentación de su última exposición «Cine y moda. Por Jean Paul Gaultier» , que puede visitarse en el Caixa Forum de Madrid hasta el próximo día 5 de junio de 2022 y que está coorganizada por la Fundación La Caixa y La Cinémathèque Française.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250