9. LOS HOMBRES DE GRIS

Quítate de la cabeza que un hombre vestido de gris es un hombre serio y carente de personalidad. En cuestión de estilo todo depende del tipo de prenda y, por supuesto, del tipo de hombre. El gris ha sido, es y será un básico en cualquier fondo de armario por su versatilidad a la hora de combinarse con otros colores. Además, la reinterpretación del gris que hacen los diseñadores este otoño-invierno poco o nada tiene que ver con nuestra visión de este tono, que hasta ahora lo relacionábamos siempre con lo corriente, lo indiferente o lo apagado. Hacer un recorrido por los detalles satinados que incorpora Dior en las blazer o el total look brillante de Alexander McQueen nos hace darnos cuenta que el gris es sin duda el mejor aliado de la elegancia para los duros y fríos días de invierno. Louis Vuitton lo sube a las pasarelas en sus trajes desestructurados, mientras que Marni o Nº21 optan por este tono neutro en diseños más sencillos y minimalistas, pero con un toque de modernidad que dan a la silueta un punto desgarbado. Pero si pese a todo, te parece que no va con tu aire más alegre, desenfadado y colorista, mira cómo queda en forma de cuadros en los trajes de Off White. ¿A que ya el gris no te parece tan aburrido?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.