5. ACOLCHADOS

Seguro que tienes uno o puede que varios, porque nada mejor que un abrigo acolchado para soportar las bajas temperaturas, lo que tal vez no sepas es que hicieron su aparición más fuerte en la década de los 90 y actualmente estamos asistiendo a un revival de aquellos años. De ahí que vuelvan a ser, de nuevo, un obligado este invierno. Eso sí, revisados y con un aspecto que poco o nada tiene que ver con aquellos plumíferos de hace 30 años. Ahora, los acolchados se alargan y se convierten en auténticos total look por sí mismos, llegando casi hasta los tobillos en prendas como las de Rick Owens.

Ann Demeulmeester se atreve con colores chillones e incluye el acolchado también en los pantalones, en propuestas de corte sport, en contraste con el aspecto más elegante que nos acercan Ermenegildo Zegna o Louis Vuitton al combinar esta tendencia con estilismos más sobrios concebidos para un hombre de oficina que no renuncia a estar abrigado.

En la misma línea ha trabajado esta prenda Fendi, que da un paso más allá contrarrestando la sobriedad de los grises de sus trajes con los acolchados multicolor. ¿A que quieres uno?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.