6. SASTRERÍA MINIMALISTA

Las subculturas siempre han formado parte de la moda y también se han dejado caer puntualmente en la sastrería masculina desde que Comme Des Garçons empezara a romper la silueta a finales de los años 80, algo que estamos contemplando en su máximo apogeo en la época actual.

Sin embargo las firmas más internacionales saben que aún queda mucho por hacer en el terreno del hombre, mucho más conservador, y por eso este año nos acercan trajes de sastre de corte minimalista y aptos para cualquier tipo de público. Los colores más serios, como el negro o el gris, irrumpen con fuerza entre las marcas más punteras para proponernos un hombre clásico pero que no renuncia a un toque de modernidad, caso de los trajes de Calvin Klein. Prada hace un guiño a la influencia Disco de los 70 dejando el pecho al descubierto, pero con trajes elegantes y Dries Van Noten o Balmain ponen el acento en las americanas cruzadas. Palomo Spain ciñe mucho más la silueta y satina sus trajes. Así pues, si tu estilo es de corte clásico, este año estás de enhorabuena, porque la sastrería echa el freno al maximalismo y luce esplendorosa en su versión más minimalista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.