Louis Vuitton Tambour Twenty, un ingenio destinado a cambiar la historia de la relojería

reloj-Louis-Vuitton-Tambour-Twenty


Clásico, fino, elegante y para toda la vida. Louis Vuitton Tambour Twenty celebra su 20 aniversario convertido en todo un icono de la alta relojería

En tan solo dos décadas, Louis Vuitton ha demostrado su profunda pasión por la relojería y se ha forjado un nombre en la industria. En 2002, la Maison presentó un reloj sin igual: Tambour. Audaz e innovador, era reconocible a simple vista por su forma sin precedentes, su caja redonda esculpida en un bloque de metal y sus características asas integradas. Un nuevo reloj llegaba a la ciudad… Tambour abrió las puertas del hermético mundo de la relojería a Louis Vuitton.

Tras convertirse en un icono de la colección de relojes de Louis Vuitton, Tambour ha mostrado múltiples caras a lo largo del tiempo, siempre fiel al ADN de la Maison: devoción por el arte de viajar y creatividad audaz, combinando la innovación tecnológica con una artesanía excepcional. En 2009, el Tambour Spin Time, reinventó la forma de interpretar el tiempo, con cubos giratorios en lugar de agujas e índices relojeros. En 2011, La Fabrique du Temps de Ginebra y sus maestros relojeros, Michel Navas y Enrico Barbasini, se unieron a la aventura de Louis Vuitton para crear relojes verdaderamente excepcionales.

Más adelante en 2014, el Tambour Evolution apostó por una línea marcada y masculina en una caja de 45mm de diámetro, mientras que, en el 2016, el Tambour Slim en su versión Tourbillon, lució un diseño más elegante y discreto sobre la muñeca. Con el modelo Tambour Moon, presentado en 2017, Tambour mantuvo su inconfundible caja redonda invirtiendo su curvatura. Ya en 2020, Tambour Curve superó literalmente los límites del cronometraje, con su caja de titanio y Carbostratum®, su curva convexa sorprendentemente alargada y su colosal calibre de tourbillon volante. Grabado con el prestigioso Sello de Ginebra (Poinçon de Genève) el Tambour Curve alcanzó una combinación perfecta entre el movimiento de alta complicación y una intrépida creatividad.

En 2021, Tambour Carpe Diem recibió el Premio Audacity en el Grand Prix d’Horlogerie de Genève, mientras el Tambour Street era galardonado con el Premio Diver’s Watch.

La relojería de Louis Vuitton también ha estado estrechamente ligada a la conectividad. En 2022, la Maison ha presentado ya la tercera generación de su modelo Tambour Horizon Light Up, un reloj simplemente revolucionario. No solo es deslumbrante, apto para viajes y divertido, sino también completamente personalizable, siempre fiel al ADN de la Maison.

En solo dos décadas, Louis Vuitton ha demostrado su legitimidad en la escena de la relojería. A lo largo de los años, el estilo icónico y atemporal del Tambour se ha conjugado en todo tipo de relojes, desde los más clásicos hasta los mecanismos más complejos. Fiel a los deseos del público, ha sido masculino, femenino, GMT, apto para buceadores e incluso se ha equipado con un tourbillon volante y una repetición de minutos, algo que evidencia del saber hacer relojero de los artesanos de Louis Vuitton.

Para celebrar el reloj que hizo posible todo esto, el emblemático Tambour, La Fabrique du Temps ha creado un modelo exclusivo de aniversario: Tambour Twenty. Una edición limitada de 200 piezas que rinde homenaje al Tambour original, retomando los famosos códigos que lo convirtieron en un ícono del diseño relojero.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

“Los apasionados del reloj reconocerán todas las cualidades que hicieron del diseño del Tambour un modelo único. Si bien esta edición limitada es un epítome de todos los elementos que le han hecho destacar, el reloj cuenta también con registros completamente nuevos que llamarán la atención de los coleccionistas”, explica Jean Arnault, Director de Marketing y desarrollo de los relojes Louis Vuitton.

“Para mí, además de una celebración de nuestro aniversario, este reloj sienta las bases del camino para muchas décadas de alta relojería, siempre fieles a los valores de creatividad, artesanía y excelencia de Louis Vuitton”.

Tambour Twenty presenta el mismo diseño exclusivo y reconocible, un guiño al tambor como componente relojero, definido también así en inglés. El reloj destaca por una forma profunda y acampanada, que potencia su aspecto robusto y fiable. En su famosa caja de 41,5 mm de diámetro destacan grabadas las doce letras que componen el nombre “Louis Vuitton” entre números e índices, al igual que en la versión de 2002. Esta edición de tiene una esfera marrón satinada sobre la que se desliza la larga aguja amarilla del cronógrafo, un guiño al hilo utilizado históricamente en marroquinería. También reaparecen los dos elegantes contadores de cronógrafo.

Tambour Twenty, hermético hasta 100 metros, interpreta el tiempo con un movimiento de alta frecuencia LV277, basado en Zenith El Primero, el primer cronógrafo automático de la historia. Este movimiento con masa oscilante de oro rosa 22Kt y 50 horas de reserva de marcha es exacto hasta la décima de segundo.

Auténtica pieza de colección esculpida en una edición limitada de 200 modelos, como certifica su fondo grabado, el Tambour Twenty está disponible con otro complemento histórico de la Maison, un baúl en miniatura en lona Monogram. En un tributo al legado viajero de Louis Vuitton, los clientes pueden proteger sus pertenencias más preciadas en estuches que resistirán la prueba del tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: