Blonde: lo que nadie sabe del nuevo Biopic de Marilyn Monroe interpretado por Ana de Armas

ana-de-armas-en-blonde-biopic-netflix

Blonde, la nueva película sobre Marilyn Monroe protagonizada por Ana de Armas, está a punto de estrenarse en Netflix después de haberse convertido en una de las películas más ovacionadas del festival de Venecia

¿Habrá merecido la pena tan larga espera? Finalmente, después de más de diez años de cancelaciones, atrasos y polémicas, Blonde, el nuevo biopic sobre la popular actriz Marilyn Monroe que protagoniza de forma magistral Ana de Armas, llega a Netflix este próximo 28 de septiembre.

Acaba de estrenarse en la Mostra de Venecia y ya se ha convertido en una de las grandes triunfadoras del festival. No le ha hecho falta alzarse con el León de Oro para ser una de las películas más ovacionadas. En concreto, la interpretación de Ana de Armas recibió nada más y nada menos que 14 minutos de aplausos, que se dice pronto. La crítica y el público se han rendido ante ella. Y es que la expectación no podía ser mayor.

Blonde tenía previsto su estreno para 2021, y los enfrentamientos que Andrew Dominik, su director, ha tenido con la plataforma de streaming han sido de dominio público. En los doce años que la película lleva en desarrollo ha habido de todo: rumores de censura, problemas con la financiación, cambio de actriz principal en el último momento. En realidad, puestos a pensarlo, es casi un milagro que esta cinta haya podido, por fin, ver la luz.

Dicen que es el film más íntimo que se haya rodado nunca sobre Marilyn, que Ana de Armas parece fundirse con el personaje como si fuera un traje hecho a medida, que el film tiene un alto (altísimo) contenido sexual y que, después de muchos tira y aflojas con Netflix, Domink finalmente exigió un todo o nada… Y que al final fue todo.

La plataforma ya ha decidido venderla como una película autoral, con la que pretende aumentar el prestigio y la calidad de su contenido. Una película que, según palabras de su propio director “definitivamente ofenderá al mundo”.

Así que echemos un vistazo a lo que se conoce de la película de Ana de Armas que más ha dado que hablar en los últimos años.

BLONDE: EL ARGUMENTO

Todo apunta a que esta nueva película sobre Marilyn Monroe va a tener poco que ver con las que hemos estado acostumbrados a ver. Para empezar, está basada en la novela homónima de Joyce Carol Oates, que fue finalista no solo del prestigioso National Book Award, sino también del Pulitzer. La historia recorre todos los aspectos más importantes de la vida de Marilyn, desde que fue abandonada cuando era una niña, hasta sus matrimonios con Joe DiMaggio y Arthur Miller o el escándalo con Kennedy. Pero que esto no lleve a error. La Blonde de Domink va un paso más allá al retratar la vida más íntima de la actriz, en una profunda reflexión sobre algunas de las condiciones más existenciales del ser humano.

“BLONDE NO ES UNA BIOGRAFÍA”

Joyce Carol Oates, autora del libro, y Andrew Dominik, director de la película, no han parado de repetir hasta la saciedad que la historia “no es una obra biográfica”. Sino algo que va mucho más allá. Una obra que hace el retrato de un mito y no tanto de la persona, con un gran énfasis en el deseo que siempre sobrevoló la vida de Marilyn, hasta el punto de atormentarla. Tanto es así que el film no escatima en mostrar aspectos sexuales, hasta el punto de que saldrá calificada como no apta para menores de 17 años. Algo que muy pocas producciones americanas se atreven a hacer.

BRAD PITT FINANCIA EL PROYECTO

Brad Pitt y Domink mantienen una estrecha relación profesional desde que ambos trabajaran juntos en la primera película del director en EE.UU., El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford. Y, después de todos los problemas que encontró el film para conseguir financiación debido a la censura que todavía sigue imperando en Hollywood, Pitt decidió apoyar económicamente él mismo el proyecto. Todo un gesto de amistad que, seguro, le hará ganar mucho pero que mucho dinero.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

CAMBIO EN LA ACTRIZ PRINCIPAL

Con todas las vueltas que ha dado este proyecto (recordemos que ha tardado más de diez años en ver la luz), no es de extrañar que haya sufrido cambios de todo tipo. Incluido el de actriz protagonista. Y es que, por extraño que pueda parecer, Ana de Armas no fue la primera opción para el papel de esta nueva Marilyn.

Allá por el lejano 2011, Naomi Watts estuvo a punto de iniciar el rodaje, pero terminó abandonándolo en el último momento debido a diferencias creativas con el director. El proyecto quedó paralizado y, cuando se reactivó gracias al apoyo de Brad Pitt, el actor quiso dar el papel protagonista a su amiga Jessica Chastain.

Sin embargo, ella tampoco cuajó y no fue hasta que Ana de Armas finalmente se incorporó al film que pudo, por fin, echar a andar. Después de ver el resultado, está claro que no podían haber escogido mejor opción.

EL RESTO DEL REPARTO

Pero Ana de Armas no ha estado sola en esta aventura. Comparte pantalla nada más y nada menos que con Adrien Brody en el papel de Arthur Miller, y con Bobby Cannavale, que interpreta al segundo marido de la actriz, Joe DiMaggio. También cuenta con los rostros de Caspar Philipson para el papel de Kennedy y a David Washofsky como Mr. Z, un magnate de los negocios y depredador sexual. Además, Julianne Nicholson interpretará a la madre de Marilyn que, todo apunta, tendrá bastante relevancia en la historia.

Ana De Armas y Adrien Brody durante el rodaje de » Blonde » en la playa de Malibu, California.

ANA DE ARMAS, CALVA DURANTE EL RODAJE

No es glamour todo lo que reluce detrás de las cámaras y Ana de Armas lo sabe muy bien. Para poder ponerse la peluca rubio platino que la convertía todos los días de rodaje en Marilyn, la actriz no podía llevar nada oscuro debajo, lo que obligó a raparla y a que tuviera que permanecer calva durante varios días.

TRANSFORMACIÓN MENTAL

Pero este no ha sido el único reto al que se ha enfrentado la actriz a la hora de dar vida a Marilyn. Según ella misma ha confesado, Ana de Armas estuvo preparando a fondo el papel durante meses, leyendo y viendo todo tipo de documentación sobre la actriz que caía en sus manos. Adentrarse en la mente de Marilyn, en sus miedos, sus traumas, sus inseguridades, no ha sido nada sencillo. Pero, con todo lo que duró el desarrollo del film, por suerte tuvo tiempo para prepararlo a fondo. Y, por lo que parece, el esfuerzo ha merecido mucho la pena. ¡Bravo, Ana!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: