Lugo, un destino olvidado pero (muy) sorprendente para visitar este otoño

que-visitar-en-lugo

Su espléndido pasado romano, su belleza paisajística, su rica oferta cultural y su exquisita gastronomía han puesto a Lugo en el mapa de los Places to Visit de Galicia.

Lugo está de moda. La capital de la comarca y provincia homónima del noroeste gallego está sacándole más partido que nunca al encanto que albergan sus murallas romanas, su centro histórico e incluso, su arte urbano. Si estás buscando un lugar tranquilo, rodeado de frondosa naturaleza y alejado del ajetreo diario de las grandes ciudades, Lugo es el destino que necesitas para desconectar durante unos días.

Atrás quedó el complejo de provincia desapercibida, a la sombra de otras ciudades gallegas. Ahora, Lugo sabe mejor que nunca cómo conquistar a sus visitantes con una propuesta que abarca desde impresionantes paisajes de espeso verdor a una exquisita gastronomía y hoteles a la altura de los turistas más exigentes.

Desde sus impresionantes zonas de campo y de montaña, hasta las bonitas playas que forman la costa del mar Cantábrico. Y, cómo no, todos los rincones que irás descubriendo mientras recorres el interior de la ciudad. Lugo y sus bellos alrededores están repletos de sitios escondidos esperando a que los conozcas. Si quieres saber qué ver en Lugo en un día, aquí te traemos algunos de los imprescindibles de esta ciudad gallega.

¿Qué visitar en Lugo?

Si por algo se caracteriza Lugo es por tener un pasado romano que aún conserva entre sus calles. Todavía podemos contemplar por toda la ciudad restos históricos que forman parte de su historia. En tu visita a Lugo tendrás que dirigirte al Ayuntamiento y, por supuesto, a la animada plaza mayor. Pero sin duda lo mejor de una ciudad como esta es que es perfecta para poder perderte por sus callejuelas dejándote llevar.

La Muralla Romana

Rodeando la provincia se encuentra esta muralla que fue denominada Patrimonio de la Humanidad por su gran valor histórico y cultural. Es la única en todo el mundo que aún se conserva tal y como fue construida por los romanos. De esta manera tan imponente se limita el caso histórico de Lugo. Se trata de una impresionante construcción de 2266 metros de extensión y formada por hasta 85 torres coronándola. En la muralla se encuentran diferentes puertas de acceso que también tendrás que descubrir. Seguro que te encantará pasear a lo largo de la muralla empapándote de toda la historia romana que la rodea.

Las Puertas de la muralla

Una de las puertas más destacadas es la Puerta de Santiago. Es la más emblemática de todas puesto que es el acceso directo a la plaza en la que se encuentra la gran catedral de la ciudad. Es una de las principales puesto que es de las cinco puertas que originalmente formaban parte de la muralla romana.

Otra de las cinco puertas que aún se conservan desde sus orígenes es la Puerta Miña, la menos reconstruida de todas. En ella los visitantes podrán reconocer su bóveda de medio punto y el arco de cañón. Continuando con las primeras puertas nos encontramos también la Puerta Falsa. Aunque ha sido remodelada en diferentes ocasiones, todavía se puede percibir su esencia romana y su inmensidad en medio de la muralla.

Si atraviesas la Puerta Nova llegarás hasta el centro histórico de Lugo y podrás pasear tranquilamente por sus principales calles peatonales. Como parte de las primeras puertas de la muralla original verás la Puerta de San Pedro. Por otra parte, tenemos la Puerta do BispoAguirre y la Puerta do Bispo Izquierdo. Ambas fueron construidas con posterioridad debido al enorme crecimiento de la población en la ciudad. Finalmente, desde la Puerta Campo Castelo accederás a la antigua cárcel.

La Catedral de Lugo

La catedral de Santa María de Lugo se ubica en la Praza Santa María y data del Siglo XII. Y aunque su estilo predominante es el románico, en su interior se encuentran mezclas de diversos estilos como el gótico, el renacentista, el neoclásico y el barroco. Es el principal atractivo de la provincia gallega, siendo el epicentro de toda la ciudad. Está claro que no podrás irte de Lugo sin quedarte impresionado por la inmensidad de esta bonita catedral.

Las Iglesias en Lugo

En la plaza de Ferrol y cerca de la Porta Falsa, se encuentra la Iglesia de San Froilánde estilo barroco. Su origen se remonta al Siglo XVII como una capilla dentro del Hospital San Juan de Dios. En la Rúa da Raíña se erige desde el Siglo XVIII la Iglesia Santiago A Nova también de estilo barroco. Y anteriores a estas es la Iglesia de las Agustinas que data del Siglo XIV.

Iglesia de San Froilán

El Ponte Vella

Por encima del Río Miño encontramos esta bonita construcción. Más conocido como el puente viejo de Lugo es también de origen romano y forma parte del patrimonio histórico. Si bien es cierto que es tan antiguo que ha sufrido numerosas reconstrucciones a lo largo de los años, es la salida de la ciudad hasta Santiago.

El Museo provincial de Lugo

Si quieres conocer en profundidad la historia y la cultura de Lugo, tendrás que recorrer las diferentes salas que conforman el museo principal de la provincia. Ya solo el edificio merece una visita puesto que se ubica en el antiguo convento de San Francisco. Y si te quedas con ganas de saber mucho más, no dudes en acercarte al Museo Interactivo de Historia de Lugo. Otro punto de interés es la Casa de los Mosaicos.

Los paseos y parques

Pero si lo que te gusta es pasear relajadamente y descansar en algún parque apartado, Lugo es la ciudad indicada para ello. Tendrás la posibilidad de recorrer el río por la orilla a través del Paseo Fluvial do Río Miño. Y el parque do Miño será de parada obligatoria para retomar fuerzas antes de continuar. Otros parques perfectos para ir con niños son el parque de Rosalía de Castro, el parque das Saamasas o el parque Das Milagrosas.

Pero si eres de los que no puede ir de vacaciones sin pisar la playa, independientemente del tiempo que haga, no podrás irte de Lugo sin recorrer la Mariña Lucense. Se trata de una extensa zona de playas que recorre desde Ribadeo hasta O Vicedo.

Además de visitar los imprescindibles de la ciudad como la muralla, la catedral o las termas y el puente romanos, un viaje a Lugo puede servir también para hacer algo que figura en la bucket list de la mayoría de viajeros: el Camino de Santiago. El Camino Primitivo tal vez no sea la ruta más fácil, pero sí una de las más gratificantes en lo que a belleza del paisaje se refiere.

En función de la experiencia y del grado de preparación de cada uno, se puede efectuar parte del trayecto, como la etapa Lugo-San Vicente do Burgo, de 10 kilómetros; la de Lugo-San Romao da Retorta, de menos de 20 kilómetros; o darlo todo con un sprint final de Lugo a Santiago de Compostela, recorriendo alrededor de 100 kilómetros.

Parque das Saamasas

¿Qué visitar en la costa de Lugo?

En Lugo se encuentran algunas de las playas más bonitas de España, de arena blanca y rodeades de imponentes acantilados. Tendrás la suerte de disfrutar de horas de gran tranquilidad y calma y, si eres de los valientes, hasta querrás darte un refrescante chapuzón. Algunos de los paisajes más increíbles los podrás contemplar en la Playa de Las Catedrales, la más conocida de toda la provincia.

Si quieres una playa diferente que te sorprenda por su forma y por sus vistas, la Playa de Xilloi te está esperando en el puerto de Bares en O Vicedo. Aquí también se encuentran otras playas llenas de encanto como son la Playa de Arealonga y la Playa de Caolín.

Playa de Las Catedrales

¿Dónde comer en Lugo?

Para los amantes de la alta gastronomía que busquen completar su visita a Lugo con una experiencia culinaria de primer nivel, Os Cachivaches y Páprica son dos restaurantes para descubrir lo mejor de la cocina gallega. Os Cachivaches ofrece más de 20 arroces, pescados salvajes, mariscos, alguna carne… y Páprica propone a sus comensales una cocina tradicional de temporada, con opción de tapas, carta y dos menús degustación.

Y si lo que buscas son los mejores sitios para comer bien en Lugo a un precio más razonable, recuerda que estás en un lugar ideal para ir de tapas y de vinos por el centro. Las Cinco Vigas, el Bar Cota o el 101 Vinos son algunas de las opciones para ello. Aquí encontrarás también numerosos restaurantes abiertos y con menú del día como en el Mesón da Rúa, el Mesón Manger, en el Restaurante Campos o en Os Cachivaches.

restaurante-Os-Cachivaches-2-Lugo

Arroz de Os Cachivaches

¿Dónde dormir (muy bien) en Lugo?

Reconvertido en un hotel de primer nivel con 89 habitaciones, un bosque de 1800 m² y una propuesta gastronómica excepcional, Mercure Lugo, era una antigua residencia de estudiantes que ha sido renovada gracias a una inversión de 10 millones de euros convirtiendose así en el primer hotel Mercure en Galicia.

Mercure Lugo es un fiel reflejo de la esencia lucense, marcada por su pasado romano. A mitad de camino entre la tradición y la modernidad, y en consonancia con su voluntad por rendir homenaje a su tierra, el hotel ha introducido una nueva marca de restauración, Brasas Brancas, que anima a adentrarse en un nuevo concepto gastronómico y hace de la cocina con fuego su rasgo distintivo.

Desde elegantes, amplias y luminosas suites con terraza privada que alcanzan los 45 metros cuadrados, hasta habitaciones dobles más accesibles para aquellos que deseen viajar en familia o con amigos. El diseño de la habitaciones en Mercure Lugo es una mezcla del estilo Art Decó de los años 50 con matices modernos, muy actuales y realmente elegantes. El resultado son habitaciones amplias, con elementos de diseño muy bien seleccionados y a la integración de una parte del baño con el espacio de dormitorio.

Pero si algo se lleva prácticamente todo el protagonismo en este hotel es su gastronomía. Con una cocina cuyo concepto principal gira en torno a una gran parrilla de carbón, el restaurante del hotel Brasas Brancas está llamado a convertirse en el baluarte de la cocina lucense, tanto para los huéspedes como para aquellos paisanos que quieran darse un festín.

En la carta de Brasas Brancas destaca la deliciosa ternera gallega con diferentes cortes que nos prepararán a la vista de los comensales en su parrilla de carbón: Tomahawk, solomillo, T-bone, chuletón de vaca vieja, presa ibérica, etc.

Y, por supuesto, entre su oferta gastro no podía faltar lo mejor del mar gallego con una cuidada selección de mariscos y pescados como el famoso pulpo, mariscos y moluscos como bogavante, mejillones, navajas o zamburiñas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: