Mini guía para conocer, achisparse y disfrutar de la preciosa ciudad de Granada

Guía salir visitar Granada tapas

Texto: Olimpia Quintanilla

La ciudad de la Alhambra ofrece a sus visitantes una infinidad de planes culturales, gastronómicos y de ocio difícilmente superables en otra ciudad española. Descubre cómo disfrutar al máximo de Granada con esta visita guiada por sus mejores rincones

Recién llegados a Granada, la primera cena debería ser en cualquiera de los restaurantes que hay debajo del Mirador de San Nicolás, como el Huerto de Juan Ranas o el Mirador de Aixa. Id antes a ver el atardecer desde la Plaza de San Nicolás, con la Alhambra de fondo. Hay pocas cosas más hermosas en esta vida que la imagen que se aprecia desde la plaza con los jardines de la Alhambra y los naranjas relajados y los amarillos chillones del cielo granadino atardeciendo.

Cuando lleguéis al Albayzín haced una parada en La Casa del Agua. Disfrutad de las tapas por Plaza Larga, en pleno Albayzín. Pedíos unos caracoles en la Placeta Aliatar, unas copas en La Peña La Platería, con flamenquito del bueno de fondo o alguien dejándose el alma en el tablao. Unas tapitas en Los Mascarones o el Torcuato. Pasarse por la Plaza de San Miguel Bajo, aquí parada obligatoria en el restaurante Rincón de la Aurora.

Tendréis que esperar a que llegue la primavera para poder disfrutar de un helado de la heladería Los Italianos, es el dulce de referencia granaíno, más allá del pionono. Y, de verdad de la buena, no os perdáis estos helados. No hay otros igual de buenos en el mundo.

Id dando un paseo hasta La Alcaicería y compraos una baratija de esas que duran toda la vida y que os recuerde vuestra visita inolvidable a la ciudad de Granada.

Haced una parada en la taberna Los Manueles, tomaos unas croquetas y cuando terminéis, id a Los Diamantes y pedid pescaíto frito.

Pasead por el Paseo de los Tristes hasta el final (donde el Rey Chico) y tomaos un café en la plaza, al solete, con la Alhambra encima. Subid por la Cuesta de los Chinos a la Alhambra y perdeos un rato por el bosque.

Ved la Alhambra. Disfrutad de la Alhambra. Perdeos por la Alhambra.

Ved el Generalife.

Dad un paseo romántico por el Carmen de los Mártires.

Guía Granada Tapas

Bajad andando a Plaza Nueva por la Cuesta Gomérez. Id a tomaros un «calicasas» o un «follaza» de aperitivo a Bodegas Castañeda. Toda esa zona entre la Gran Vía y Calle Elvira tiene barecitos muy majos. Una de las cosas típicas en Granada es tomarse un Shawarma, que es el Kebab marroquí. Los Shawarma tienen sus detractores y sus fieles incondicionales… ¡sobre gustos no hay nada escrito!

En la Gran Vía, el Hotel Fontecruz, tiene una terraza acristalada con unas vistas espectaculares de toda Granada, Sierra Nevada y la Alhambra. Una copita al atardecer, un cafelito por la tarde. Morirse del gusto. ¡Qué bonita es Granada!

Tomaos un «perro medio» en el bar Aliatar. También recomendamos el «alcachofas medio».

Entrad en la Catedral (es espectacular) y si la cosa se pone cultureta entrad también a la Capilla Real, donde están enterrados los Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Tomaos un cervecita Alhambra 1925 bien fresquita de aperitivo en la Plaza Bib rambla y si os animáis, unos pescaitos en restaurante Oliver o en el Cunini.

Tapead por la Calle Navas. Id al Bar Braserito, a La Chicotá o comeos unas berenjenas fritas en la Blanca Paloma, al lado del Ayuntamiento.

“Admirad” el “maravilloso” caballo que han colocado encima del Ayuntamiento con un tío en pelota picada con una bola en la mano, cargándose una cornisa del siglo XVII gracias a un arranque artístico del político del momento… sin comentarios, queridos lectores… sin comentarios.

Guía visitar Granada

Haced una mini-excursión al Sacromonte, la Abadía es muy impresionante y, si podéis, ved un espectáculo flamenco en alguna de las cuevas, merece la pena. Mucho.

¡Es la hora del té! Y Granada no perdona. Id directos a Las Teterías, en la Calle Calderería Baja. Son sitios muy auténticos y de toda la vida. Tienen batidos riquísimos y repostería artesana moruna. También cachimbas de todos los sabores.

Id al Barrio del Realejo, al Campo del Príncipe (a pesar de su nombre es una plaza grande). Allí tenéis terracitas de bares típicos y muy buen ambiente.

En invierno no os podéis ir de Granada sin subir a Sierra Nevada a esquiar y a tomar unos fingers de pollo y una hamburguesa en la terraza del Hotel GHM. Cuando empiece el buen tiempo, bajad a tomaros una migas con sardinas y melón a un chiringuito en la playa. Pero como es otoño, quedaos en la ciudad, que está preciosa en esta época. Si hiciera frío, nada mejor para entrar en calor que un chocolate con churros en el Café Futbol. Pasead por la Carrera de la Virgen y el Paseo de La Bomba. Tomaos una tapita en el quiosco Las Titas, al lado del río.

Una de las cosas más típicas de Granada son los baños árabes, os recomendamos el Hammam Al Andalus de la Calle Santa Ana, el más antiguo. De ahí salís flotando, sin duda.

Y si después de tanto ajetreo os quedan ganas de tomar unas copas, os recomendamos que hagáis las primera parada en Ganivet13, y de ahí, pistoletazo de salida a la “ruta del bacalao granadina”: Lemon, Paripé, Bronx, San Matías 30, El Granero y finalizad en el club Aliatar. Y ya si queréis acabar bailando desnudos bajo la lluvia, Granada tiene discotecas conocidas en Andalucía entera, como Fórum o uno de sus clásico, La Mae West (La Maeh, si le preguntáis a cualquier Granadino…). Esta última es un mito en Granada, reúne todas las edades y tipologías de humanos posibles. También hay montón de bares-antros-discosdemodernos que encontraréis por el camino ¡muy divertidos!

Podríamos seguir escribiendo cosas sobre Granada 3 días seguidos…pero creo que con esto os da para haceros a la idea de que Granada es una joyita llena de rincones mágicos, donde se come fenomenal a un precio de risa y con el atardecer más bonito del mundo (y esto lo dijo Bill Clinton, que conste).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: