Curiosidades sobre las fantasías sexuales. Descubre cuáles son las más comunes entre los hombres

fantasias-sexuales-hombres

Texto; Jessica Torrado

En los últimos años, las fantasías sexuales han ido rompiendo las cadenas que la sociedad les había impuesto, además de encerrarlas y acusarlas de escandalosas y prohibidas. Descubre cómo han evolucionado las fantasías sexuales en el imaginario colectivo y cuáles son las más comunes entre los hombres.

Fantasear sienta muy, pero que muy bien

Es importante aclarar que el hecho de tener múltiples y variadas fantasías, no significa que tu vida sexual esté siendo insatisfactoria. Los receptores del placer del cerebro se conectan y estimulan el deseo mejorando así tu salud sexual, ya que se activan las mismas partes del cerebro cuando haces algo que cuando te imaginas haciéndolo.

Las fantasías sexuales comienzan con la pubertad, y acompañan al ser humano durante toda la vida, es por ello que pueden cambiar o modificarse con el paso del tiempo, pero

Las fantasías sexuales son representaciones mentales creadas en el inconsciente, de forma voluntaria o involuntaria, que pueden partir de una experiencia ya vivida o sin duda, de alguna que nos gustaría vivir, y donde el tema principal, son las relaciones sexuales.

Aunque las fantasías sexuales son poco comentadas con otras personas, incluso no llegando a mencionarlas ni con la propia pareja, son muy, pero que muy comunes entre todos los individuos. No obstante, el hecho de que se tenga una fantasía no siempre está relacionada con querer llevarla a la práctica. Es más, en muchas ocasiones, las fantasías se oponen a las creencias o escala de valores de cada persona, impidiendo así ponerlas en marcha.

“Las fantasías sexuales son representaciones no destinadas a ejecutarse” – Sigmund Freud

Curiosidades sobre las fantasías sexuales

Un estudio publicado en The Journal of Sex Research, concluyó que los hombres piensan el doble de veces en el sexo que las mujeres, al igual que también presentan un deseo mayor en convertir esas fantasías en realidad. Aunque también es cierto que, en dicho estudio, los participantes tuvieron pensamientos sobre comida o sobre sueño superando con creces al sexo opuesto. Y es que cuando pensamos… ¡lo hacemos siempre lo grande!

Otro dato curioso es que, la situación sentimental en la que te encuentres, puede llegar a influir de una forma muy relevante en las fantasías. Cuando se trata de una relación estable, satisfecha y feliz, éstas suelen estar relacionadas con la intimidad junto a la pareja y de forma muy positiva. Sin embargo, cuando la relación está en un punto más complejo, por dudas, inseguridades o desconfianza, las fantasías suelen ser mucho más agresivas y menos emocionales.

Tipos de fantasías sexuales

Cuando se trata de sexo, existen algunas fantasías que encabezan la lista de lo más deseado por los hombres.

SEXO CON VARIAS PERSONAS

Liderando el ránking, y por la necesidad de ser el centro de atención y recibir placer por dos o más personas al mismo tiempo, los tríos u orgías son las fantasías más deseadas por todos.

El cuckolding se podría definir como una infidelidad consentida, en la que tu pareja puede tener sexto con otra persona mientras tú eres testigo presencial de todo lo que están haciendo. Aunque de buenas a primeras pueda parecer alarmante, para algunas personas puede llegar a ser realmente excitante ver a su pareja disfrutar del sexo con otra persona. Esto no debe confundirse con el voyerismo puesto que, aunque ambas prácticas consisten en mirar, en el cuckonding se hace única y exclusivamente con un miembro de la pareja y no con desconocidos.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

HOMOEROTISMO

Para muchas personas, el homoerotismo es una de las fantasías sexuales más inconfesables de todas y, aunque cada vez resulta menos tabú, sobre todo entre los más jóvenes, sigue siendo una cuestión que desafía todas las leyes de la heterosexualidad. Según Social Forces, más de un 4% de los hombres heterosexuales y casi un 10% de las mujeres también heterosexuales, se han sentido atraídos o han fantaseado en alguna ocasión por personas del mismo sexo.  Las fantasías sexuales forman parte de la orientación sexual, pero no tienen por que delimitarla. 

NUEVOS LUGARES Y FORMAS DE PRACTICAR SEXO

Practicar sexo en público sin que nadie se dé cuenta, pero con el riesgo de ser vistos, es otra de las grandes fantasías que vuelven locos a los hombres. Los probadores de unos grandes almacenes, los baños de algún medio de transporte como el tren o el avión, algún parking público o incluso un ascensor son algunos de los lugares que podrías ser parte del escenario perfecto de una fantasía.

Pero no siempre es necesario salir al exterior para darle rienda suelta a la imaginación, y es que imaginarte teniendo sexo en algún lugar que no implique el dormitorio, podría ser una fantasía igual de interesante y lo más importante, ¡más fácil de llevarla a cabo!

El uso de juguetes sexuales o incluso el imaginar a tu pareja mientras se está masturbando, también son fantasías muy comunes en esta categoría.

Los clásicos que nunca mueren. El role playing y el sexo anal siguen siendo estando en el top de fantasías sexuales de los hombres.

DOMINACIÓN Y SUMINSIÓN

Este tipo de fantasías o BDSM son más usuales de lo que puedes imaginarte, y es que no es tan raro fantasear con atar o ser atado o con dar o recibir órdenes e incluso en algunos casos, con infligir o recibir dolor. Aunque el desconocimiento ha jugado un papel fundamental, haciendo que algunas personas lo consideren actos perversos, es otra práctica más donde el control y el poder son las vías principales de la excitación dentro de un contexto seguro.

FANTASIAS DIGITALES

No podía faltar el placer a remoto. Y cuando decimos que la era digital está prácticamente en todos los aspectos de la vida, también lo está en las fantasías. Ver disfrutar a tu pareja o a otra persona a través de la pantalla también tiene su aquel, y si además le sumas el riesgo de ser pillados, multiplicará por dos el nivel de excitación.

La elección de querer compartir tus fantasías sexuales es solo tuya, pero si tienes pareja, en ocasiones puede llegar a ser realmente enriquecedor para la relación, hacerla partícipe de tus mayores deseos. No obstante, es importante tener en cuenta que, de hacerlo, deben de ir de acuerdo con tus propios valores, con los de la pareja y sobre todo, que haya un acuerdo mutuo entre ambos para llevarlas a cabo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR