En el sexo, fantasear es una de las actividades más eróticas y estimulantes. Buscar nuestros propios límites y soñar con transcenderlos es uno de los recursos más habituales para discernir entre los tabúes del placer. Según demuestran diferentes estudios científicos, las fantasías comienzan a despertar en la etapa de la pubertad y, desde entonces, es habitual que nos acompañen el resto de nuestra vida.

¿Es positivo fantasear?

¡Claro que fantasear en el sexo es positivo! Soñar en el plano sexual es sano y natural: desconectas tu mente y te sumerges en tus propios deseos, pudiendo relajarte y aliviar el estrés. En un abrir y cerrar de ojos puedes zambullirte en tus pasiones más profundas. En menor o mayor medida, ¡todos fantaseamos! todo está en nuestra mente.

  • Aumenta la autoestima
  • Alivian el estrés y la ansiedad
  • Incrementará tu deseo sexual
  • Te facilitará llegar al orgasmo
  • Te conocerás mejor

Ranking: el top 5 de las fantasías sexuales preferidas de los españoles

¿Cuáles son las fantasías sexuales más comunes entre los españoles?

  • Tríos: aunque ya son muchos los españoles que se han animado a esta práctica, muchos otros aún fantasean con ella. Mujer-hombre-mujer lidera el ranking. ¿Por qué? Al parecer, las mujeres se encuentran más abiertas a explorar su bisexualidad y el trío es el momento ideal para dar rienda suelta a la imaginación. En el caso de los hombres, sentirse el centro de atención es lo que más los excita.
  • Sexo en lugares públicos: el morbo de ser descubierto en cualquier momento es lo que alimenta la mayoría de las fantasías sexuales: en el coche, en el ascensor, en un baño público… ¡Todo lugar es viable para alimentar el el peligro de ser vistos!
  • Dominar o ser dominado: aunque a muchos les avergüence admitirlo, las situaciones de dominación son las más eróticas a la hora de soñar. Recibir órdenes, cumplir deseos… Saber que existe un “otro” a nuestra disposición sexual o que nos están subyugando, apasiona a más personas de las que podemos imaginarnos.
  • Pareja con diferencia de edad: ya sea más jóvenes o mayores, imaginar el sexo con una pareja de edades completamente diferentes aumenta el lado más sensual. Más jóvenes e inexpertos (a quienes enseñar nuestra técnica) o más mayores y con avanzado conocimiento en el tema (para que seamos nosotros los que aprendamos).
  • Sexo con un famoso: Brad Pitt, una supermodelo, Tom Cruise, Liam Hemsworth, Angelina Jolie… la lista es larga y depende de los gustos de cada cual. Imaginarse a uno mismo con esa persona tan deseada a nivel mundial, cumpliendo las fantasías más ocultas… ¡Súper excitante!

Fantasear en el plano sexual es una de las acciones más enriquecedores que podemos llevar a cabo. Dar rienda suelta a nuestra imaginación es clave para elevar el placer a un nivel superior, además de romper la monotonía de las relaciones sexuales que, en la mayoría de ocasiones, terminan por extinguirse en la pareja debido a la invariabilidad y a la falta de creatividad.