E

n una era en la que el VOD ha desbancado a la televisión, ha llegado el momento de hacer un repaso de cuáles han sido las series de ficción que han marcado una década. Producciones propias de los estudios de Hollywood realizadas a lo ancho y largo del globo, actores que han pasado de la gran pantalla a firmar contratos con los mejores productores de series, e incluso películas – que no hace tanto, durarían meses en cartelera- pasan ahora el tiempo justo para reformatearse en series como prueba del éxito de estas plataformas.

¿Qué ha sido antes en esta segunda década del nuevo milenio, el huevo o la gallina? ¿La series de ficción que han dado paso a su propia película como broche de oro a un éxito de audiencias, o la película que no ha saciado a la audiencia y ha tenido que dar paso a su continuación en el streaming? Sea como fuere, hemos hecho una selección de las series que nos han tenido pegados al sofá y nos han permitido desconectar por completo del móvil. Ahí radica su éxito. ¿Son las series la nueva nueva adicción?

Series que nos han ENCANTADO:

– Downtown Abbey (2010):

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Downton Abbey, ha sido, sin duda, una de las grandes producciones de la década. La puesta en escena, la fotografía, la dirección de arte pero sobre todo la gran calidad en la interpretación de sus actores convierten a esta serie en la ganadora de nuestro ranking.

Downton Abbey está construida alrededor de 4 núcleos principales:

En primer lugar, las interpretaciones están extremadamente cuidadas, lo que las convierten en creíbles por parte de todos los actores del reparto.

Por otro lado, la construcción de los personajes es admirable. Las tramas y los guiones son concisos, realistas y verdaderamente adictivos y la ambientación de la época realmente espectacular, cuidando hasta el más mínimo detalle. Por último hay que destacar como las tramas se enlazan con asombrosa facilidad, lo que hace que el ritmo de la serie se adapte a cualquier tipo de espectador.

Así pues, Downton Abbey es la enésima muestra de la extraordinaria calidad de las series «de época» producidas en el Reino Unido. No estamos ante una serie cuya línea argumental sea rompedora, sino en la repetición de un esquema narrativo ya conocido.

Pero ello se hace con un guión sobresaliente, unos diálogos inteligentes para unos actores maravillosamente metidos en sus papeles, un diseño de producción magistral que da como resultado una ambientación exquisita y una fotografía de primera. ¿El resultado? Una serie que hace que no mires Instagram ni Whatsapp ni un solo segundo.

Crítica por la redacción de Rísbel Magazine

 

– This is us (2016):

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una de las series más hermosas de todos los tiempos, el Game Of Thrones de los contenidos lacrimógenos. Yo no sé cómo lo hacen los escritores de este título, pero siempre se las ingenian para hacer llorar a su público. No existe experiencia más terapéutica que esta serie que narra la vida de una familia como la suya, como la mía, como la nuestra. Verla nos ayuda a entender nuestras emociones, por qué somos como somos, de dónde vienen nuestras mayores virtudes, nuestros peores defectos. Sí estamos antes una emisión imperdible. ¿Cuál es la nota? Que desde hace tres semanas se estrenó la cuarta temporada de esta obra maestra, que ahora sí la estamos viendo al mismo tiempo que en EEUU y que sigue siendo tan maravillosa como siempre. Los nuevos personajes son sensacionales. ¿Y qué me dice de los libretos? Esto no para de ponerse mejor. ¡Es lo máximo!

Crítica de Álvaro Cueva para Diario Milenio

– Narcos -temporadas 1, 2 y 3 (2015)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya casi se ha convertido en un tópico decir que vivimos en la edad de oro de las series, pero es que es cierto. Se ha alcanzado semejante nivel que es difícil estar a la altura de las grandes series de la HBO, AMC o, ahora, Netflix. Sin embargo, me he llevado una grandísima sorpresa con esta serie, que demuestra que, a veces, no es necesario que sea una maravilla desde los aspectos técnicos para conseguir atrapar y enganchar al espectador. sino que es más importante una historia entretenida, que te capte desde el primer instante y que casi te obligue a buscar el siguiente episodio nada más finalizar el anterior. No obstante, cuenta con grandes aspectos ténicos: un magnífico guión, que mezcla diálogos inteligentes con humor negro, unos actores que aunque no sean colombianos están magníficos, una banda sonora, vestuario y escenarios apropiados, que recrean genial la atmósfera del país en lás décadas de los 80 y 90 y una cuidada fotografía de los paisajes colombianos. Además, la narración en primera persona de Murphy es un gran punto a favor.

Jose Padilha vuelve a deslumbrar en la dirección junto a Wagner Moura, confirmando que el éxito de «Tropa de élite» y su secuela no fueron fruto de la casualidad. Pedro Pascal y Boyd Holbrook completan un trío de protagonistas que están soberbios.
Para finalizar, quiero recalcar a la gente que se queja de que no tiene nada que ver con la realidad, que, aunque parezca mentira, el grueso de la historia es real. Es obvio que algunos elementos son frutos de la ficción, pero precisamente la serie comienza advirtiéndonos de ésto. Y cuando comienzas a ver «Narcos» tienes que estar concienciado de ello. Si quieres ver algo 100% verídico, puedes buscar algún documental sobre Pablo Escobar o leer su biografía.

Crítica de Álvaro Peleteiro

– The Crown (2016)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La serie más cara de la historia (hasta la fecha) porque cada pocos meses se estrena una serie que bate ese record, luce como lo que es, majestuosamente bien interpretada, bien ambientada, bien dirigida y bien escrita. Había dinero y la producción luce con un acabado visual impecable. No hay miedo a rodar en exteriores, (escenas de caza, escenas rodadas en África etc) y tampoco hay miedo a rodar pasajes con un montón de extras, con el coste que supone vestir de época a cientos de personas.

Se puede decir que es la nueva «Downton Abbey» o la nueva «Victoria» Sólo que aquí la protagonista es la Reina Isabel II Y sí, su vida es tan jugosa que había material de sobra para no fallar, y sin duda «The Crown» nos va a acompañar muchas temporadas.

Nos ofrece intrigas dinásticas, intrigas políticas, escándalos, luchas por el poder, todas ellas reales e históricas. 70 años por los que desfilan personajes fascinantes. En los primeros capítulos Jorge VI, el rey tartamudo de «El discurso del rey» aquí también muy bien interpretado por Jared Harris. Después su lugar lo ocupan Margaret (Vanessa Kirby) la hermana de la reina, incluida su escandalosa aventura con un militar casado, pero sobretodo su abuela, la reina madre viuda María,( Isabel Bowes-Lyon) Una vieja enérgica dispuesta a ejercer toda su influencia sobre su nieta.

En el apartado de políticos, tenemos a Jeremy Northam como Anthony Eden, pero, especialmente llamativa, es la actuación de John Lithgow como Winston Churchill. Personalmente, el mejor papel de esta primera temporada. En algunos capítulos, lleva el peso de la serie. Un envejecido Churchill que ya no es el alma de la resistencia democrática contra el fascismo, si no el político supremacista británico que se negaba a aceptar el imparable proceso de descolonización y el pésimo gestor económico de la paz que fue. Con su empeño en subvencionar el carbón, en no aceptar que era la energía del pasado, y pese a que esas subvenciones llevaban a la ruina económica y a volver irrespirable Londres.

Luego está el buen hacer de la pareja protagonista, y que serán quienes deban sostener el peso de la serie a lo largo de las temporadas. Aunque, recordando esas décadas de la historia inglesa y europea, esperemos que sepan encontrar grandes actores que encarnen a personajes tan complejos como Margaret Thatcher, la princesa Diana, sus hijos y tantos otros. Claire Foy «Wolf hall» y Matt smith «Doctor Who» son los encargados de dar vida a la pareja real. Hasta ahora bien, veo química entre ellos, aunque, ya digo, hay capítulos que los secundarios como John Ligtgow, Jared Harris o Isabel Bowes-Lyon, se los comen con patatas.

Recomendable. Muy bien producida por Peter Morgan (The Queen, Frost contra Nixon etc) y que sabe ir mucho más allá del edulcorado biopic de una reina, que por muy fascinante que fuera su vida, y por muchos escándalos que tuviera en su familia, no habría sido tan bueno, si no se apoyase tan sabiamente, en mostrarnos el clima social, económico y sobretodo político que le toco vivir a Isabel II

Crítrica de Rufus T Firefly

¡Dale a la siguiente página página para continuar leyendo nuestra selección!