8 cosas que jamás debes revelar a nadie y que siempre debes mantener en secreto

cosas-que-siempre-debes-mantener-en-secreto

Por Jessica Torrado

Hablar más de la cuenta puede tener consecuencias… ahórrate los quebraderos de cabeza evitando hablar de estos 8 temas… ¡ni con tu mejor amigo!

A todos nos gusta que la gente confíe en nosotros. Confiar en una persona es una muestra de aprecio y de lealtad que fortalece un vínculo interpersonal. Sin embargo, es muy habitual reconocer muy fácilmente en nuestro entorno a dos tipos de personas, las que viven en silencio y de manera hermética sin revelar nada a nadie (y no nos referimos a las monjas de clausura), o las que viven alegremente, de forma despreocupada y no pueden evitar airear todo lo que sienten o les pasa en la vida, tanto a conocidos como a desconocidos.

De hecho, todos podemos reconocernos en estas dos personalidades en determinados momentos de nuestra vida. ¿A quien no le ha pasado alguna vez, estar conversando con alguien a quien apenas conoce, y en apenas cinco minutos haberle hecho un resumen detallado de gran parte de su vida? Que tire la primera piedra quien esté libre de pecado… 

En ocasiones, puede que sintamos la necesidad de querer agradar a alguien mostrándoles parte de nuestra intimidad o, tal vez, puede que tengamos una necesidad de reciprocidad después de una confesión de la otra persona.

Otras veces, nos vemos ante situaciones problemáticas o pensamientos tan extraños, que tenemos la necesidad de querer contárselos a alguien. Y es que, poder compartir con los demás esas experiencias o pensamientos que tanto nos preocupan (o que simplemente nos acompañan), puede llegar a ser muy liberador.

Nada nos vuelve tan solitarios como nuestros secretos»

Paul Tornier

Pero como el mundo es un lugar impredecible, al igual que también lo son las personas que en él habitamos, por seguridad y por salvaguardar nuestra autoestima o por proteger nuestro equilibrio emocional y psicológico, hay ciertos aspectos sobre nuestra vida que es mejor no contar A NADIE.

cosas-que-siempre-debes-mantener-en-secreto-2

COSAS QUE SIEMPRE DEBES MANTENER EN SECRETO

Problemas familiares

Es fundamental cuidar de la privacidad de las personas a las que de verdad quieres, principalmente si estamos hablando de la de tu familia o tus mejores amigos. Los problemas de casa se resuelven siempre en casa.

Además de que podría ser un acto irrespetuoso por tu parte, en ocasiones pueden tergiversarse, provocando malinterpretaciones o cotilleos, complicando aún más la situación o creando un problema donde no debería de haberlo.

Intimidades y cuestiones relativas a la pareja y al sexo

Es uno de los aspectos más íntimos y en ocasiones puede resultar inevitable no hablar de nuestra vida sexual con los amigos o con las personas más cercanas. Aunque en un principio pueda resultar morboso e incluso trivial, hablar de tus relaciones con alguien, no es algo que solamente te expone a ti, sino también a la otra persona.

Es por ello que, en la medida de lo posible, es preferible no caer en este juego y salvaguardar la intimidad y el respeto la pareja (sea una relación estable o una aventura de una noche). Mostrar discreción y modestia en este asunto es una muestra de valores y dignidad.

No cuentes tus proyectos, metas o sueños

Es evidente que cuando decides compartir con alguien tus ideas, tus planes o tus sueños, es porque realmente confías en la persona con la que estás hablando. No obstante, debes tener cuidado a la hora de exponer tus proyectos a los demás ya que, en ocasiones, y de manera quizás involuntaria, puedes llevar una gran desilusión con lo que pueda ocurrir.

Algunas personas pueden aprovechar la situación para criticarte, dejarte en evidencia o desmotivarte, haciendo que dejes a un lado tus metas y tus sueños o incluso haciendo que las abandones por completo.

En los casos más drásticos (pero no imposibles), podrás encontrarte con personas cercanas, con tus mismos deseos, que quieran incluso apropiarse de tus proyectos.

cosas-que-siempre-debes-mantener-en-secreto-3

No cuentes todo que te cuentan, o lo que escuchas…

Además de ser un desperdicio de energía estar hablando de los problemas de los demás, dice mucho de ti, el hecho de que estés aireando los trapos sucios de otras personas.


----- PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO DEBAJO -----

--------------------------------------

Ningún problema sufrido o experiencia vivida, puede hablarse a la ligera sin consentimiento, vulnerando la privacidad de las personas. Es por ello que también debemos exigir reciprocidad en este sentido, para que nadie cuente a otros nuestras intimidades.

Los secretos que te cuentan otras personas

Las personas que hablan de la vida privada de los demás terminan quedándose solas. A nadie le gusta rodearse de alguien en quien no puede confiar o de una persona que está continuamente aireando los secretos y las intimidades de otros. Si han confiado en ti para contarte un secreto, no traiciones esa confianza.

No cuentes las cosas buenas que haces por los demás

Hablar de todas las cosas que haces por los demás proyectará de ti mismo una imagen pésima, de persona arrogante y egoísta.

Las personas capaces de ver todo lo bueno que en realidad eres no tienen necesidad de que les enumeres tus acciones solidarias.

Ponerse medallas es de personas inseguras y presumidas. Hablará mejor de ti que seas una persona discreta y humilde.

No cuentes todas las veces que has sido valiente

Uno de los mayores reconocimientos de heroicidad es la humildad. Cada día, millones de personas llevan a cabo actos nobles y valientes sin jactarse de ello, ya que lejos de ser heroicos, esa es la forma correcta de actuar.

Que tus acciones para con los demás, sean sinceras y desinteresadas y, sobre todo, que te enriquezcan a ti mismo sin necesidad de exponerlas o exhibirlas ente los demás.

Tu vida financiera

Presumir de lo que tienes, nunca es buena idea… menos aun si se trata de tu patrimonio o de tus partencias materiales. Además de mostrar soberbia y altivez, hacer publica tu capacidad adquisitiva y tus finanzas también puede resultar extremadamente peligroso.

Por desgracia, en el mundo abundan las personas aprovechadas que querrán lucrarse de vuestra relación y sacar buena tajada de ella, sin mencionar los casos más extremos, en los que podrías estar expuesto a estafas o robos.

Tampoco se trata de dejar de confiar en las personas, dejando de compartir información personal de ninguna clase con ellas, si no de buscar el equilibrio perfecto entre lo que se debe contar y lo que se quiere contar.

Recuerda que hay cosas de que debemos mantener en privado, y no por que sean malas ni mucho menos, sino porque es necesario no traicionar la confianza de los otros o de no exponernos a nosotros mismos sin necesidad y evitar así posibles daños.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: