Así debes lavarte los dientes para tener una sonrisa perfecta

Azpilicueta-Robadoble-300x600-DMPU

¿Quieres presumir de una boca sana y una sonrisa perfecta? Estos son los pasos a seguir para tener la rutina de higiene dental adecuada ¡Toma nota!

¿Sueñas con unos dientes sanos y una sonrisa perfecta? Conseguirlo es muy fácil si estableces una rutina diaria de higiene dental completa. Pero ¿sabías que debes esperar 30 minutos después de comer antes de limpiarte los dientes? ¿Y que el cepillado debe durar, como mínimo, 2 minutos? ¿Y qué debes utilizar unos 45 cm de hilo dental en cada uso? Hoy FOREO te desvela todos los consejos, trucos y recomendaciones que necesitas para una boca sana y bonita.

Espera 30 minutos después de cada comida

Además de realizar revisiones periódicas en el dentista y mantener una dieta sana y equilibrada, la clave principal para mantener una buena salud dental está en llevar a cabo una rutina de higiene dental adecuada.

Los expertos recomiendan, como mínimo, limpiar los dientes dos veces al día: al despertarte y antes de irte a dormir. Ese es el mínimo, aunque lo más aconsejable es hacerlo después de cada comida. Lo que mucha gente no sabe es que se deben esperar unos 30 minutos después de comer, ya que durante la comida los ácidos de los alimentos y bebidas permanecen en el esmalte y la saliva tarda ese tiempo en neutralizar el contenido ácido del esmalte.

Ahora que ya sabes el cuándo, ¿conoces cómo seguir una buena rutina de higiene dental, paso a paso? ¡Te lo contamos!

El cepillado dental: 2 minutos como mínimo

2 minutos es el tiempo mínimo recomendado que debes dedicar a tus dientes en cada cepillado. O lo que es lo mismo, 30 segundos en cada cuadrante de tu boca. ¿Sabes cómo hacerlo de la forma más efectiva y sin dañar tu dentadura? Apunta:

Elige el cepillo que más te conviene. Los expertos aconsejan elegir uno de cerdas suaves para evitar daños en dientes y encías. Si optas por uno manual desechable recuerda comprobar su estado con frecuencia y sustituirlo cada tres meses.

Para una limpieza profesional te recomendamos FOREO ISSA 3, que te ayuda a conseguir unos dientes sanos mientras cuida las encías. Con cerdas de silicona suaves que resisten la acumulación de bacterias, 8 velocidades y 11.000 pulsaciones por minuto, ISSA 3 limpia los dientes en profundidad sin dañar el esmalte ni las encías.

Un dentífrico específico. Escoge un dentífrico que proteja el esmalte de la caries y te ayude a eliminar la placa bacteriana y el sarro a la vez que cuidar las encías.

El cepillo en la posición adecuada. Mantén el cepillo en un ángulo de 45 grados apuntando hacia las encías.

Cepilla todos los lados de cada diente (tanto los contornos como la superficie con la que realizas la masticación, en la parte superior). Para ello, utiliza el cepillo de atrás hacia delante realizando un movimiento circular por la parte delantera de los dientes. Para la parte posterior de los dientes cepillar de arriba hacia abajo.

Azpilicueta-banner-movil-300x250

El hilo dental, un aliado imprescindible

La recomendación para garantizar la salud dental pasa por utilizar el hilo dental, al menos, una vez al día. Asegúrate de usarlo también en la parte posterior de la boca. Pero ¿sabes cómo usarlo de manera correcta en tu rutina de higiene dental? En tres pasos:

  • Corta unos 45 cm de hilo.
  • Envuelve cada extremo del hilo alrededor de los dedos y bájalo suavemente entre los dientes. Es importante que, al hacerlo, sigas la curva de cada diente para no dañar las encías.
  • Repite el proceso en toda la dentadura. A medida que avanzas al siguiente diente, toma el hilo dental sucio con un dedo y desenrolla el hilo limpio del otro dedo.

La lengua también se limpia

Sí, como lo lees. Incluye la limpieza de la lengua para llevar a cabo una rutina de higiene dental completa. Puedes hacerlo usando:

  • Cepillo de dientes: muchos incluyen limpiador de lengua, pero si no es así aplica un poco de dentífrico sobre él y frota la lengua en movimientos circulares. Intenta limpiar la mayor superficie sin sentir arcadas.
  • Hilo dental: coge un hilo y envuelve los extremos alrededor de cada dedo y usa el del medio para raspar de forma suave para raspar la lengua.
  • Raspador de lengua: solo has de sujetar ambos extremos del raspador en cada mano y usar el medio para raspar y limpiar la lengua. Elijas la opción que elijas, recuerda que deberás enjuagar la boca al terminar.

El enjuague bucal, para combatir la placa

Es el último paso de la rutina de higiene dental. No solo te ayuda a conseguir un aliento fresco, sino que combate la placa bacteriana en los rincones a los que el cepillo y el hilo no pueden llegar. Los expertos recomiendan usarlo, al menos, una vez al día, aunque lo ideal sería utilizarlo siempre después de cada cepillado.

Elige un colutorio que combata la placa bacteriana, repare y fortalezca las encías, para usarlo correctamente, recuerda mantener una pequeña cantidad de enjuague en la boca agitándolo para llegar a todos los dientes durante 30-40 segundos antes de escupirlo.

Cómo mantener la boca limpia fuera de casa

¿Vas a pasar el día fuera de casa o sueles tener muchos compromisos sociales que te obligan a comer y cenar fuera a menudo? No hay motivo para descuidar tu salud dental. Es muy fácil:

  • Lleva contigo un kit de higiene bucal de viaje que incluye un cepillo de dientes, hilo dental, dentífrico y un enjuague bucal.
  • Compra chicles sin azúcar: es una alternativa cómoda y discreta si no puedes cepillarte los dientes después de comer. Aunque en ningún caso obtiene el mismo efecto que un cepillado, te ayudará a producir más saliva neutralizando los ácidos de la boca y tener un aliento fresco.
  • El spray bucal, a mano. Si necesitas refrescar tu boca o sufres de mal aliento es un buen aliado, discreto… y efectivo.
  • Adiós al tabaco. Deja de fumar: tus dientes, tu aliento y tu salud te lo agradecerán.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Azpilicueta-banner-movil-300x250