532x520

Ballantine’s 10 American Barrel llega por primera vez a España y lo hace después de haber estado una década en las barricas de roble americano

Si ya has encontrado las mejores ginebras del mundo, ya sabes de los cinco vinos infalibles capaces de seducir a cualquier ser sobre la tierra, ya es hora de conocer la mejor opción de una bebida escocesa; el Ballantine’s 10 American Barrel. Combina el original sabor escocés de la marca con un toque diferente que viene de América para conquistar el paladar de los españoles. 

Tal vez puede que sea cierto que mientras más años tenga un vino, más exquisito es su aroma, su textura y su sabor. El whisky nunca ha tenido esa fama, pero ahora, con la nueva apuesta de la firma Ballantine´s, la bebida escocesa empieza a gozar de ese prestigio. Pero si de dichos se trata, vísteme despacio que tengo prisa y así fue como nació este sabor escocés añejado.

Javier Aylagas, Senior Brand Manager Whiskies de Pernod Ricard subraya la importancia de los 10 años en reposo detrás de cada gota. Afirma que “el tiempo es una característica que hace muy especial al whisky. La distinción de Ballantine’s 10 American Barrel es aunar dos mundos: nuestro origen escocés con el estilo americano. Un regalo para tomar combinado, con hielo o solo.”

Eso sí, un dicho que sí se puede desmentir es “a bebedor fino, después del dulce, ofrécele vino”. Con el whisky no rima el refrán, pero con el dulzor sí, ya que esta nueva apuesta de Ballantine´s mezcla matices de vainilla, caramelo y toffee que ponen de manifiesto el añejamiento en barricas de roble americano. Con ello, ¿quién necesita dulce? ¿quién necesita vino?

Y los que hablan del sueño americano, sin duda existe en cada sorbo de este alcohol por escoceses venerado. ¿Es posible tener lo mejor de dos mundos? Sí, esta bebida tiene en una botella a Escocia y a América. En España, somos muy fieles a lo verdadero, a mantener lo que nos hace únicos y diferentes y, coincidencias del destino, Ballantine’s 10 American Barrel se estrena en primicia en España y lo hace a través de la filosofía “Stay True” de su propio fundador Ballantine.

Ballantine’s Stay True empodera a los jóvenes a creer en sí mismos y contribuye a su desarrollo personal, en particular, en el terreno de la música. Otro de los dichos o tópicos que más se comentan a la hora de hablar de whisky, es que está destinado a un público más adulto, e incluso, muchos dicen que define al nuevo rico que presume siempre de un Premium como este en su mini-bar. Sin embargo, como bien apunta el lema de esta nueva fórmula, está destinado a aquellos consumidores que rondan los 25 años y que ya poseen una estabilidad laboral y económica. Es para aquellos que quieren optar a la calidad pero de una forma accesible.

Otro refrán que dirían los más mayores es el de no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, y eso muchas veces se aplica a las jornadas laborales o a las actividades dentro del trabajo o la universidad. Mientras que el mensaje de Ballantine´s 10 es que puede disfrutarse en cualquier momento, sin posponer el encuentro con los amigos y familiares. La marca quiere reunir a todos los públicos y que la bebida sea sinónimo de compartir y no una limitación.

Teniendo en cuenta las cinco claves para identificar un buen whisky, será sencillo aprobar la Nota de cata. El Ballantine’s 10 American Barrel tiene un color oro cálido. Por la nariz, se percibirá una explosión de fruta fresca con manzana roja, grosella negra y ralladura de limón, complementada con notas dulces de vainilla, toffee y un toque de nueces. Con el gusto se percibirá dulce y cremoso en boca además de el sabor a notas de tarta de manzana casera y natillas de vainilla, entrelazadas con cuajada de limón, caramelo y toffe. Todo ello hará que el retro gusto sea una experiencia melosa más no empalagosa.  

Como diría Menandro, bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último. Solo los pretenciosos creen que el whisky con un precio más elevado es el más codiciado.  Aún no ha descubierto que la fidelidad existe también para las bebidas, las que no nos hacen perder la cabeza, el conocimiento y las que acompañan a las fiestas sin arruinarlas con impertinencias. Ballentine´s se podrá adquirir en Top Drinks, en Copa de Balón y Bodeboca con un precio de venta al público de 18,95 euros.

Paul Bocuse decía aquello de que se necesita poco para hacer las cosas bien y para combinar este whisky no hace falta un coctel cuidadosamente elaborado. Hay algunos, más exquisitos y guiados por las películas, que le añadirán hielo. En Ballantine’s, “no hay una forma correcta de tomar whisky”, así que Ballantine’s 10 es la receta es perfecta para tomar solo, con hielo o combinado con refresco.  Esto es una muestra de que el refrán de menos es más no tiene que por qué referirse solo a las prendas, a la hora de degustar, con Ballantine´s 10 pasa lo mismo que con el perfume, lo mejor puede estar encerrado en frascos pequeños.

Aunque su frasco de diminuto no tiene nada, Ballentine´s 10 es reconocido no solo por su distintivo sabor americano capaz de transportarte a Manhattan sino porque el oro cálido que lo caracteriza pinta su envase y le aporta la elegancia que solo poseen aquellos que lo beben. Aún así, este whisky es un lujo al alcance de todo el mundo.

El término whisky o whiskey deriva del gaélico escocés uisge beatha y del gaélico irlandés uisce beathadh, que significa “agua de vida”, tanto así que Bill Wilson, el fundador de Alcohólicos anónimos, pidió whisky en su lecho de muerte, pero la enfermera no le concedió ese último deseo. Con el transcurso del tiempo y su historia, pasó a considerarse como oro líquido. Para los escoceses, el whisky para llegar a ser ese oro en agua debe estar mínimo tres años en barricas de roble. Esta bebida, al estar diez años, supera cualquier adjetivo y cualquier metáfora. ¿Vas a esperar 10 años más para poder catarlo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: