Swingers: todo lo que necesitas saber para empezar a practicar el intercambio de parejas

swingers

Entre las nuevas formas de vivir la sexualidad encontramos la swinger, un intercambio consensuado de parejas que cada vez está más de moda y que tiene sus propios lugares de encuentro para llevarlo a cabo

Las formas de vivir la sexualidad evolucionan y los swingers se reproducen. Éstos son aquellos que, teniendo una relación de pareja, tienen una relación abierta en la que no va “cada uno por su lado”, es decir, no tienen citas independientes el uno del otro. Para saber más acerca de este tipo de relaciones hemos contactado con la socióloga y portavoz de JOYclub Cecilia Bizzotto.

Para los swingers la gracia está en compartir: compartir a sus parejas con otros y compartir experiencias con su pareja. Esto implica encuentros sexuales en grupo: tríos, orgías, intercambios de pareja, gangbangs o el cuckolding, entre otras prácticas sexuales.

A pesar de que la monogamia heterosexual continúa siendo el tipo de relación sexo-afectiva más común, el número de personas que ven con buenos ojos las relaciones abiertas está creciendo de forma considerable. Para ser más exactos, según encuestas realizadas por el CIS, 4 de cada 10 españoles aprueban las relaciones sexuales fuera de la pareja y un 47,4% cree en el poliamor.

Esta no monogamia consensuada suele ser entendida como un modo de salir de la rutina o vivir nuevas experiencias en el plano sexual. En realidad, no existe ningún tipo de infidelidad, ya que es un juego de roles en el que ambas partes dan su consentimiento.

¿Cuál es el origen de los swingers?

Aunque puede ser que no tengas a nadie en tu entorno que haya llevado a cabo este intercambio de parejas, esta práctica no tiene su origen en el siglo XXI. Los swingers llevan existiendo desde la década de los años 60.

Es probable que esta forma de sexualidad tenga su origen antes de esta fecha, pero su difusión pública comenzó en el período de la Revolución Sexual de Estados Unidos. No obstante, es ahora cuando la no-monogamia está emergiendo poco a poco y comenzando a ser considerada como un tipo de relación válida y respetable.

Cómo es el estilo de vida swinger

La decisión de ser swinger

Diego y Mariana son una pareja swinger que pretende visibilizar a través de su pódcast Jardín de Adultos este modo de vivir la sexualidad. Ellos lo tienen claro, “swingear es como cualquier otra actividad no esencial que se hace por placer”. Por lo que el objetivo no es más que el disfrute de sus participantes.

Esta pareja cuenta que, no es tanto el sexo con otra persona, como la aventura en la que te adentras con tu compañerx de vida. Gracias a ello, consideran que desde que son swingers, su forma de comunicarse ha mejorado y, además, han conocido a grandes personas.

Sin embargo, sí que afirman que el método swinger no es para todos ni debe de ser utilizado como una solución a los problemas existentes en la pareja. No debemos de ver el mundo swinger como una cura a las relaciones que están en decadencia.

El ‘a ver qué pasa’ no es una opción a la hora de adentrarnos en este mundo. Antes de todo, es esencial que la pareja hable de sus miedos, inseguridades y necesidades. Es por eso que luego nos centraremos en la importancia de la comunicación en este tipo de relaciones

Si tenemos claro que queremos tener una relación abierta y hacer realidad nuestras fantasías de sexo en grupo, debemos de empezar por preguntarnos ¿qué tipo de prácticas me apetecen a mí y cuáles a mi pareja? Con esta respuesta podremos concluir el tipo de relación que queremos y cómo vivir nuestra sexualidad swinger.

¿Cómo es la comunicación swinger?

La comunicación entre swingers

Nuestra socióloga nos cuenta que antiguamente había una norma no escrita en los clubes swingers que consistía en que si veías a personas teniendo sexo en la zona de cama, podías tocar suavemente a alguien en alguna zona no genital y si la persona no retiraba la mano estaba “dando su consentimiento”. Hoy día, esto sigue teniendo lugar en algunos locales, pero ha dejado de estar bien visto.

Esta iniciativa es muy invasiva, es por eso que es prioritario promover una comunicación explícita y respetuosa en todo momento.  Si ves un grupo de personas a las que te gustaría unirte, díselo. No obstante, En muchos clubes swingers o liberales aplican normas para asegurar el respeto entre sus clientes y evitar situaciones incómodas.

La comunicación de la pareja swinger

En el seno de la pareja, el factor comunicativo también es indispensable. La pareja deberá mantener una conversación antes, durante y después del encuentro. Es importante que cada individuo de la pareja tenga clara la comodidad del otrx en el momento de realizar estas prácticas.

De esta manera, distinguimos dos formas de realizar el intercambio de parejas en función de los intereses: el soft swing y el full swap. Mientras que en el soft swing, estamos hablando de un intercambio “suave”, el full swap es literalmente un intercambio completo.

En el soft swing la pareja acuerda que no se pasará la frontera de los besos, las caricias, la masturbación y el sexo oral. Sin embargo, en el full swap, ¡todo está permitido! Con ello, para los swingers esto supone el sexo genital.

La comunicación con terceros

Del mismo modo, es recomendable que esa comunicación dentro de la pareja sea visible a las personas con las que interactúan para que no haya malentendidos. La pareja deberá también tener en cuenta a las personas con las que tienen sexo antes, durante y después.

Bizzotto comenta que un error muy común en las parejas liberales es la falta de empatía a la hora de realizar un trío. Él o la unicornio (la persona que se une a la pareja) son también seres humanos con necesidades que debemos de atender. Aunque separemos el amor del sexo, el cuidado no deja de ser importante.

La clave de las relaciones swingers está en la asertividad, es decir, en saber reconocer nuestras necesidades y exponerlas para evitar los conflictos. Sin embargo, también es necesario saber cómo gestionar el conflicto en caso de que surja. En las relaciones abiertas pueden aflorar inseguridades y celos, pero con comunicación el deseo de cumplir tus fantasías sexuales siempre será posible.

¿Dónde se reúnen los swingers y cómo?

Las parejas swingers suelen acudir a clubes swingers o liberales para conocer a gente afín. Por lo general, estos lugares son discotecas con camas y zonas específicas para estos encuentros sexuales.

Son muchas parejas las que planean estos encuentros previamente. JOYclub es una opción de red social a través de la cual puedes tener un primer contacto visual antes de quedar en un club.

Hay otros que llevan el estilo de vida swinger al máximo e incluso acuden a cruceros o pueblos naturistas como Cap d’Adge. Asimismo, hay personas que prefieren evitar estos ambientes y quedar en sus casas para mayor privacidad.

A continuación, te recomendamos algunos de los locales swingers o liberales mejor valorados de Madrid y Barcelona:

Clubes swingers en Barcelona

Oops

Este local de swingers está situado en un señorial palacete de Barcelona y cuenta con algunas de las mejores localizaciones en cuanto a este tipo de locales se refiere.

Aparte de sus jardines y zona chill out, el establecimiento cuenta con varias plantas que cuentan con salas con camas como la Dark Romo, cuarto oscuro, Glory Holes, un ático con barra y terraza además de dos plantas con instalaciones para tomar copas, relajarse y pasárselo bien.

Dirección: Carrer d’Anglí, 69, 08017 Barcelona (el club se encuentra actualmente cerrado por reformas del local)
Teléfono: 665 13 87 34

Training Pedralbes

Con piscina, sauna ¡y una mazmorra! Training Pedralbes es uno de los clubes liberales más exclusivos de Barcelona. No obstante, no solo cuenta con zonas de baño. En Training Pedralbes se permite la entrada a parejas y a mujeres solas. Los hombres, sin embargo, solo pueden acceder al local acompañados de una pareja ya socia del club y deben permanecer con la pareja invitada durante toda la estancia. El local tiene la web bastante desactualizada y no cuenta con un perfil de Instagram para ver las convocatorias y las fiestas, así que si estás interesado en acudir a este local, lo mejor será que llames por teléfono o te pases un día por allí.

Dirección: C/ Doctor Joaquín Albarrán 16, Barcelona
Teléfono: 93 280 63 38

Uhomo

Uhonmo es otro de los clubes más valorados en Barcelona por las parejas swingers. Con una decoración estilo palacio-mazmorra (con su jaula y todo…), este local organiza numerosas fiestas temáticas, desde clases de bachata a S*x Nights) para ayudar a las parejas a encontrar su match (o mejor dicho… su clímax) perfecto.

Dirección: Carrer de Puig i Xoriguer, 10, 08004 Barcelona
Teléfono: 93 329 77 43

Clubes swingers en Madrid

Divernis

Este spa es, sin duda, uno de los lugares swingers más destacados de Madrid. El local cuenta con diferentes espacios: desde un “palacio del agua” (con piscina, baño turco y saunas) hasta una zona para masajes. Un ambiente tan relajado como liberal que cuenta con servicio de masajes o termas. Aquí podrás encontrar sesiones de parejas y mixtas. En resumen, el wellness llevado a lo swinger.

Dirección: Calle de Alcántara, 54, 28006 Madrid
Teléfono: 626 06 01 23

Naked Spa

Naked Spa cuenta diferentes tipos de sesiones enfocadas a diferentes tipos de orientaciones. Desde parejas, a relaciones bi, solo chicos o solo chicas. Además, su espacio cuenta con un gimnasio y un spa en el que está completamente permitido practicar el nudismo (como no podría ser de otra manera…). Según los dueños del local, “sin ninguna duda, lo que mejor nos define, es una tarde de domingo tomando un delicioso cóctel en nuestra piscina con agua calentita”.

Dirección: C/ Adelfas, 16 28007 Madrid
Teléfono: 914 344 548

Sublime Club

Sublime Club no es un lugar. Son “lugares” donde los organizadores organizan fiestas temáticas y avisan a su público a través de sus canales en redes sociales y telegram. Suelen ser fiestas temáticas (la fiesta de Halloween ha vendido 400 entradas y ya ha anunciado el Sold Out). Con cada fiesta, mandan un STD en el que avisan a los participantes del dress code y los amenities tipo música, copas, play room, suites, jacuzzis, etc etc … todo lo necesario para que la gente que acuda pueda disfrutar al máximo de una velada de lo más hot y agradable.

Nuestra experta nos recuerda que la clave a la hora de adentrarnos en el mundo swinger es dialogar de forma constante con nuestra pareja. El cuidado mutuo y hacia los terceros que intervengan es una prioridad en este tipo de prácticas.

Además, es imprescindible estar disponible para trabajar las emociones y acompañar a nuestra pareja ante cualquier inseguridad que pueda surgir. Hay que tener en cuenta que venimos de un sistema de pensamiento monógamo y que esto inevitablemente puede generar disonancias que hay que estar dispuesto afrontar.

Otro aspecto fundamental es no acudir a espacios pensando en que los otros son cuerpos a consumir. No podemos utilizar a los demás como un medio para satisfacer nuestros anhelos, sino que también tenemos que considerar la posibilidad de hacerles disfrutar del mismo modo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: