Los cambios de estación en los que intervienen una gran intensidad de luz y calor son los principales detonantes de la caída capilar. Según datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el pelo empieza a morir en primavera, pero tarda unos 3 meses en caerse. Por ello es en otoño cuando empezamos a ver, con mayor asiduidad, que nuestro cabello comienza a debilitarse y, en consecuencia, a desprenderse de la raíz. En ocasiones es porque hay pelo nuevo que quiere salir y empuja al viejo, pero hay otras veces en las que el nuevo no aparece y pueden presentarse casos de alopecia. La farmacéutica Esther Sansi de @Sansi_Farma (Plaza de las Salesas, 7, Madrid) desvela todas las causas de la caída capilar (porque no solo son la primavera y el verano los que la provocan, también intervienen el estrés o la genética, etc.) y, lo más importante, nos explica cómo prevenirla.

Tipos de caída capilar

Teniendo en cuenta que la caída capilar se debe a varios factores, uno de ellos principalmente genético, debemos distinguir dos tipos de caída capilar:

– Caída progresiva: conocida también como alopecia androgenética (porque es más común en los hombres), se trata de la pérdida difusa de la densidad capilar por genética o acciones hormonales.

– Caída reaccional: es una caída masiva, repentina, que suele aparecer por estrés o, muy habitual, después del parto en las mujeres.

Alimentación: la base para prevenir la caída

Llevar una vida, en cierta manera, descontrolada, entre las que se incluye una mala alimentación a base de comida poco saludable influye muchísimo en que la caída capilar se acreciente. Para evitarlo, es básico llevar una vida sana, comer de forma equilibrada y suplementarse a base de nutricosmética con minerales y vitaminas adecuadas para fortalecer el cabello: Zinc, Biotina, Metionina y Cistina. Estos 4 componentes darán un resultado eficaz y visible tras a los 20 días de la toma: el pelo no solo deja de caerse, sino que el que sale está mucho más fuerte, que es, al fin y al cabo, lo más importante, no solo frenar la caída sino aumentar la calidad del que nace para que se mantenga durante más tiempo.

¿Funcionan los producductos anti-caída?

Los champús anti-caída o fortalecedores del cabello son un buen complemento, ya que revitalizan el cuero cabelludo. De hecho, yo recomiendo utilizar este tipo de productos en los cambios de estación: por ejemplo los que son ricos en Menta Piperita limpian en profundidad y otorgan mucho volumen. Así como exfoliar el cuero cabelludo. Es un paso en la rutina capilar que recomiendo siempre porque logramos liberar al bulbo piloso de residuos, incluido siliconas que taponan el poro y asfixian el cabello y, en muchos casos, son los que ocasionan buena parte de la caída ya que al no recibir oxígeno el pelo muere.

Existen también en la farmacia concentrados ricos en vitaminas que suelen ir en ampollas para us tópico y deben aplicarse semanalmente como tratamiento de choque. Estos viales ayudan a frenar la caída rápidamente.
Conclusión: los productos anti caída sí funcionan. De hecho, suelen frenar una caída más severa. Por ejemplo, si en septiembre refuerzas la suplementación con nutricosmética y lavas el pelo con champús que le aporten fuerza, estarás contribuyendo a que tu pelo no se caiga y a que el que salga nuevo sea mucho más fuerte que el anterior.

#Tips

-El lavado, ¿cuándo y cómo?

El lavado debe ser suave y cuando el pelo lo necesite. No abuses e intenta no lavarlo todos los días porque con el movimiento, si hay algún pelo débil, promoverás su caída. Con 2-3 veces a la semana será suficiente y siempre huyendo de productos con siliconas, sulfatos… –

Si se te cae el pelo, espacia los momentos de styling

Gomina, laca, plancha, secador… no son buenos compañeros si se sufre de caída capilar, ya sea progresiva o reaccional. La gomina suele contener alcohol y reseca muchísimo el cabello. Si no puedes evitarlo, aplícala solo en las puntas, nunca cerca del cuero cabelludo. Y cuando la uses lávate el pelo en cuanto llegues a casa. Si la llevas demasiado tiempo no dejarás que el pelo respire y, en consecuencia, se debilitará y caerá. Lo mismo con la laca. Crea una capa de fijación sobre el cabello que lo ensucia y ‘tapona’. Sobre la plancha y el secador, ya sabes que el calor no es el mejor amigo de la caída capilar. La plancha reseca muchísimo, como la laca, y el secador intenta no utilizarlo a diario ni demasiado tiempo sobre una misma zona y, ¡ojo!, a una distancia prudencial porque si lo secas mucho solo conseguirás encresparlo y dejarlo sin vida. Si puedes secarlo al aire mucho mejor, sobre todo aprovecha cuando haga buen tiempo.

¿POR QUÉ SE CAE EL PELO EN OTOÑO?
0.0Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto