¿Qué puedo hacer para detener la caída del cabello?

Antes de recurrir al injerto capilar, hay varios tratamientos con los que puedes cuidar tu cabello y que está demostrado que funcionan.

Antes de ponerte a buscar qué tratamiento va a obrar el milagro de frenar tu caída de pelo, te recomendamos que le eches un vistazo a este artículo en el que explicamos qué es lo que causa la caída del cabello en los hombres. Una vez leído, vamos a hablar de lo que puedes hacer al respecto.

Existen innumerables remedios para la caída del cabello, pero honestamente, sólo unos pocos tienen los datos que demuestran que funcionan.

Aunque no van a alterar tu composición genética, puedes empezar por disminuir el estrés en tu vida. ¿Recuerdas cómo el cortisol puede afectar al crecimiento del cabello? También afecta al azúcar en sangre, al metabolismo, al sistema inmunitario e incluso al corazón. Tu cuerpo reacciona a lo que sucede en tu mente, y preocuparte por esa presentación de trabajo no le hace ningún favor a tus folículos pilosos, y mucho menos al resto de tu cuerpo.

Cada persona tiene una media de 150.000 cabellos y cada día pierde entre 50 y 80 que son sustituidos por otros nuevos. Cada pelo crece de forma independiente y tiene su propio ciclo de vida que dura entre 2 y 6 años. Durante toda nuestra vida nuestro cabello se renovará hasta 30 veces.

Cada ciclo se divide en tres fases:

Fase anágena o de crecimiento. El pelo, unido a la papila, se nutre de manera continua de lo necesario para crecer activamente. Esta fase puede durar hasta 6 años y en ese periodo el cabello crece de 1 a 2 centímetros al mes.

Fase catágena o de transición. Es una fase corta de unas 3 semanas en las que el crecimiento del pelo se detiene y se empieza a separar de la papila.

Fase telógena o de caída. Esta fase de reposo, en la que el pelo ya no crece, dura entre 2 y 4 meses y cierra el ciclo. El pelo se cae por sí mismo o cuando lo cepillamos o lavamos. En ese momento empieza a crecer un nuevo pelo y volvemos de nuevo a la fase anágena.

Una vez conocidos los aspectos fundamentales del ciclo de vida de nuestro cabello, vamos a ceñirnos a las soluciones con evidencias demostradas para evitar la caída del pelo:

Minoxidil

El minoxidil es un fármaco vasodilatador antihipertensivo que se pensó inicialmente para tratar la presión arterial alta, pero todos los pacientes de prueba parecían tener un efecto secundario en común: el crecimiento del cabello. El minoxidil fue aprobado por la FDA en 1996 como medicamento contra la caída del cabello (tanto de venta libre como con receta). En un estudio realizado en 2004, el 62% de los hombres declararon que su pérdida de cabello se había ralentizado significativamente tras un año de uso.

Los científicos aún no están seguros de por qué el minoxidil funciona como lo hace, pero ten en cuenta que es mejor para frenar la caída del cabello que para hacer que vuelva a crecer (aunque promoverá algo de crecimiento).

Las desventajas son que no es barato y que hay que usarlo dos veces al díatodos los días durante el resto de la vida. Y si dejas de usarlo, el pelo que conservó o volvió a crecer se caerá. Según los estudios, el minoxidil funciona mejor para las personas con calvicie hereditaria (es decir, que empiezan a quedarse calvas en la parte posterior de la cabeza, justo debajo de la coronilla) que tienen menos de 40 años. No te alarmes si al empezar a usar minoxidil se te cae temporalmente más pelo: Es normal. Esto significa que tus folículos se están desprendiendo de parte de tu cabello viejo y debilitado en un esfuerzo por crear nuevas hebras gruesas.

Te recomendamos:


Propecia (Finasteride)

¿Recuerdas cómo tu sensibilidad a la DHT conduce a la pérdida de cabello? Pues el Finasteride es el encargado de decirle a tu cuerpo que no permita que la testosterona se convierta en DHT, permitiendo así que tu cabello existente siga creciendo e incluso promoviendo el rebrote en los lugares donde ha experimentado pérdida o adelgazamiento.

Originalmente, Propecia se utilizaba para tratar el agrandamiento de las glándulas prostáticas (bajo el nombre de Proscar); al igual que el Minoxidil, se descubrió que un efecto secundario común era el crecimiento del cabello. En 1997, la FDA aprobó Propecia para el tratamiento de la caída del cabello, y la Asociación Americana de la Pérdida del Cabello denominó a Propecia la «primera línea de ataque» cuando se empieza a notar la caída del cabello, siempre que se inicie el tratamiento a tiempo.

Propecia funciona mejor con la calvicie de patrón masculino (la que comienza con un retroceso de la línea de nacimiento del cabello), por lo que funciona bien en tándem con Minoxidil, permitiéndole tratar eficazmente todas las zonas del cuero cabelludo donde es más probable que se caiga el cabello; sin embargo, a diferencia del Minoxidil, Propecia es una píldora diaria.

Tendrás que obtener una receta si quieres usar Propecia, y asegúrate de preguntar a tu médico si puede recetarte el genérico, finasteride. Si eliges la marca, la mayoría de las compañías de seguros no la cubrirán. Aunque la mayoría de los hombres tienen éxito con Propecia, existe una pequeña posibilidad de que tenga algunos efectos secundarios de naturaleza sexual… y no de los buenos. Un pequeño número de hombres ha experimentado pérdida de libido o dificultad para mantener la erección durante el tiempo suficiente para llegar al orgasmo. Afortunadamente, esto no es la norma, así que pregúntele a su médico qué cree que es su curso de acción más sabio dado su historial médico y los medicamentos actuales.

LaserComb

El LaserComb es un chute de energía para el pelo a golpes de luz. La idea es que niveles bajos de luz terapéutica estimulan los folículos para que crezca el pelo y está aprobado por la FDA.

Dado que la caída del cabello es principalmente hormonal, será difícil encontrar un médico que crea que inyectando luz en el cuero cabelludo se curarán los problemas de los folículos, pero vale la pena intentarlo. Para ser justos, el Minoxidil también es un tratamiento tópico y sin embargo, se ha demostrado que funciona, y actúa a nivel subcutáneo, por lo que no hay nada que nos haga pensar que estos chutes de luz no nos vengan bien.

Te recomendamos:


¿Cambios en la dieta?

Si te has preguntado: «¿Influye mi dieta en la caída del cabello?», no eres el único. Aunque nadie puede señalar una dieta única y recetada para promover el crecimiento del cabello, es sabido que una dieta rica en ácidos grasos, vitaminas A, B, C, D y E, selenio y zinc es un buen punto de partida. Esto significa comer pescado graso como el salmón, nueces, bayas, aguacates, huevos, boniatos, espinacas, ostras, soja y gambas. Ya sabes… ¡alimentos saludables!. Para ser claros, el cabello necesita una serie de nutrientes para crecer sano y fuerte, por lo que es fundamental que entre los alimentos de nuestra dieta se encuentren dichos nutrientes.

Te recomendamos:


Champús específicos

Si bien es cierto que el champú como tal no frena la caída del cabello por sí mismo, es una herramienta fundamental que debes usar para cuidar el pelo y evitar su caída anticipada. Estos champús “anticaída” son una parte importante del tratamiento de la alopecia, pero no son en absoluto suficientes para frenar la caída. Es imprescindible un tratamiento completo. Actualmente es tremendamente fácil de encontrar una inmensidad de remedios y productos en forma de champú, con y sin evidencia científica y que aseguran frenar la caída del cabello, o lo que es peor, te prometen que lo hacen crecer… la moda de lavarse la cabeza con champú de caballo es un mito, completamente falso y que no recomendamos probar.

Por otro lado, la frecuencia del lavado no provoca la caída del cabello. Pero sí es cierto que una fricción inadecuada del lavado añadida a la fuerza del agua sobre la cabeza y el arrastre provocan que el cabello que estaba a punto de caer termine de desprenderse. Es importante entender que esto es un mito y que si se lava el cabello con cuidado (cada dos o tres días para los hombres es más que suficiente), usando buenos productos capilares no tiene por qué empeorar el problema.

Te recomendamos:


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: