Libros MUY BUENOS para personas que no leen y que enganchan desde la primera página hasta la última

libros-muy-buenos-que-enganchan-para-gente-que-no-lee

Cuántas veces os ha pasado que, conduciendo, os atascáis en un bache del que, por más que aceleréis no conseguís salir? Bien, pues en esos casos lo mejor es parar, meter primera e intentar salir despacio.

Pues cuando estamos leyendo nos pasa lo mismo. A veces nos atascamos en una hoja y por más que intentamos avanzar, nuestra mente se dispersa, miramos el móvil instintivamente y, pese a los múltiples intentos de exigirnos concentración para poder avanzar en la lectura, terminamos por distraernos y coger el teléfono, mirar los mensaje o actualizar las redes sociales.

¿Por qué nos pasa esto? Pues porque cada vez usamos más las tecnologías de la información y la comunicación, exponiéndonos así a un entorno que fomenta la lectura ligera, el pensamiento apresurado, distraído y superficial.

Lo cierto es que a todos nos gustaría leer más de lo que leemos, sin embargo, cada vez nos cuesta más trabajo. Nuestro cerebro se dispersa y cada vez tenemos que hacer un esfuerzo mayor por profundizar en la lectura, sumergirnos en el párrafo y evadirnos con la historia que estamos leyendo.

Para estos casos, lo mejor es encontrar un buen libro de esos que, nada más empezar, consigue abstraernos por completo y nos hace formar parte de la historia que estamos leyendo como si la estuviéramos viviendo en primera persona.

Si eres de esa gran parte de la población que quiere engancharse con un buen libro y descubrir historias inolvidables, echa un ojo a nuestra selección de libros que enganchan desde la primera página hasta la última. ¡No querrás soltar el libro ni para ir al baño!

LIBROS MUY BUENOS QUE ENGANCHAN PARA PERSONAS QUE NO LEEN

Las cenizas de Ángela, de Frank McCourt

En esta extraordinaria obra, convertida ya en un clásico de la literatura, Frank McCourt recuerda su dura infancia en Irlanda. A pesar de todos los obstáculos sufridos por su familia, el lector se encontrará con grandes dosis de humor, compasión y esperanza. 

Muerte en el Nilo, de Agatha Christie

Durante unas placenteras vacaciones en Egipto, el detective Hércules Poirot coincide con Linnet y Simon, unos conocidos suyos que están de luna de miel en el país de los faraones.

El encanto de tan maravillosos días se rompe cuando una mañana, en el transcurso de un crucero por el Nilo, la bella Linnet aparece muerta de un disparo en la cabeza.

¿Será capaz Poirot de encontrar al asesino de la joven esposa? ¿Será capaz de discernir entre imaginación y realidad, aun estando a bordo la ex pareja de Simon, empeñada desde el mismo día de la boda en arruinar su matrimonio con la desafortunada Linnet?

El misterio está servido.

Los hombres que no amaban a las mujeres, de Steg Larsson

Harriet Vanger desapareció hace treinta y seis años en una isla sueca propiedad de su poderosa familia. A pesar del despliegue policial, no se encontró ni rastro de la muchacha. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? El caso está cerrado y los detalles olvidados. Pero su tío Henrik Vanger, un empresario retirado, vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir. En las paredes de su estudio cuelgan cuarenta y tres flores secas y enmarcadas. Las primeras siete fueron regalos de su sobrina; las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños, de forma anónima, desde que Harriet desapareció. Mikael Blomkvist acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la búsqueda de su sobrina. Periodista de investigación y alma de la revista Millennium, dedicada a sacar a la luz los trapos sucios de la política y las finanzas, Blomkvist está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia presentada por un gran grupo industrial que amenaza con arruinar su carrera y su reputación. Contará con la colaboración inesperada de Lisbeth Salander, una peculiar investigadora privada, socialmente inadaptada, tatuada y llena de piercings, y con extraordinarias e insólitas cualidades.
Así empieza esta magnífica novela que es la crónica de los conflictos de una familia, un fascinante fresco del crimen y del castigo, de perversiones sexuales y trampas financieras; un entramado violento y amenazante en el que, no obstante, crecerá una tierna y frágil historia de amor entre dos personajes absolutamente inolvidables.

Chicago, de David Mamet

Mike Hodge es el protagonista de esta obra, un veterano de la Gran Guerra que ahora ejerce de periodista en el Chicago Tribune, durante los años 20, marcados por las leyes de la mafia. Durante su estancia en el periódico empieza a investigar una muerte relacionada con el crimen organizado, cuando es asesinada la mujer de la que está completamente enamorado.

El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

Holden Calfield, ahora icono de la rebeldía adolescente, nos cuenta a sus 16 años cómo ve el mundo a través de sus ojos privilegiados, ya que ha nacido en el seno de la élite. Cuestionando el valor de la sociedad y su estructura, su figura nos acompañará en una pequeña aventura que comienza cuando es expulsado de su colegio.

Perdida, de Gillian Flynn

Amy y Nick planeaban celebrar su quinto aniversario de bodas en North Carthage y nadie pudo adivinar que las cosas acabarían así. Amy desaparece en el viaje y Nick pasa a ser el principal sospechoso de la investigación. El misterio está servido.

A sangre fría, de Truman Capote

El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran, aparentemente, inmotivados, y no se encontraron claves que permitieran identificar a los asesinos. Cinco años después, Dick Hickcock y Perry Smith fueron ahorcados como culpables de las muertes.

A partir de estos hechos, y tras realizar largas y minuciosas investigaciones con los protagonistas reales de la historia, Truman Capote dio un vuelco a su carrera de narrador y escribió «A sangre fría», la novela que le consagró definitivamente como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo xx.

Capote sigue paso a paso la vida del pequeño pueblecito, esboza retratos de los que serían víctimas de una muerte tan espantosa como insospechada, acompaña a la policía en las pesquisas que condujeron al descubrimiento y detención de Hickcock y Smith y, sobre todo, se concentra en los dos criminales psicópatas hasta construir dos personajes perfectamente perfilados, a los que el lector llegará a conocer íntimamente. «A sangre fría», que fue bautizada, pionera y provocativamente, por Capote como una «non fiction novel», es un libro estremecedor que, desde la fecha misma de su publicación, se convirtió en un clásico.

Travesuras de la niña mala, de Mario Vargas Llosa

Ricardo ve cumplido, a una edad muy temprana, el sueño que en su Lima natal alimentó desde que tenía uso de razón: vivir en París. Pero el rencuentro con un amor de adolescencia lo cambiará todo. La joven, inconformista, aventurera, pragmática e inquieta, lo arrastrará fuera del pequeño mundo de sus ambiciones.

Testigos de épocas convulsas y florecientes en ciudades como Londres, París, Tokio o Madrid, que aquí son mucho más que escenarios, ambos personajes verán sus vidas entrelazarse sin llegar a coincidir del todo. Sin embargo, esta danza de encuentros y desencuentros hará crecer la intensidad del relato página a página hasta propiciar una verdadera fusión del lector con el universo emocional de los protagonistas.

Mario Vargas Llosa juega en Travesuras de la niña mala (2006) con la realidad y la ficción para ilustrar la complejidad del amor: pasión y distancia, azar y destino, dolor y disfrute… ¿Cuál es el verdadero rostro del amor?

Tantos días felices, de Laurie Colwin

«Repleto de buenos diálogos, aforismos y consejos tanto para los amados como para los perdidamente enamorados.» The New York Times.
Esta obra trata sobre cuatro personas inteligentes y con buenas intenciones que no pueden dejar de creer en el amor. Un relato elegante, fresco y divertido sobre cuatro personas enamoradas. Tantos días felices es una narración de relaciones afectivas y sentimientos que logrará engancharte de principio a fin.

Saber perder, de David Trueba

Una mirada inteligente, llena de humor y emoción, pero que reivindica, por encima de todo, la maravillosa aventura de vivir. Sylvia cumple dieciséis años el día en que comienza esta novela. Para celebrarlo organiza una falsa fiesta que sólo tiene un invitado. Horas después sufrirá un accidente que significará su entrada en la vida adulta. Su padre, Lorenzo, es un hombre separado que trata de tapar los agujeros que el fracaso laboral han causado en su rutina.

Ariel Burano es un joven jugador de fútbol que deja Buenos Aires para fichar por un equipo español. La caja de los triunfos no parece difícil de abrir para su superdotada pierna izquierda y será cuestión de tiempo que el estadio coree su nombre. El anciano Leandro, en cambio, es precisamente tiempo lo que no tiene. Estos son los cuatro personajes principales de Saber perder. Con las relaciones entre ellos se trenza un apasionante relato de supervivientes, de poderosa pegada narrativa y rico en matices.

Saber perder ha ganado el Premio de la Crítica, por unanimidad. Antes fue elegida por los críticos de El Cultural de El Mundo mejor libro del año 2008. En palabras de Ricardo Senabre, «Es una novela compleja y excelente. Un espléndido regalo para el lector». «Una invitación a la vida inteligente y cautivadora» (Pagina /12, Argentina) «Una gran novela sobre el presente, profundamente humana» (J. E. Ayala-Dip, El País)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: