E

l COVID-19, o Coronavirus, no es la primera pandemia a la que se enfrenta la humanidad ni será la última. Desde que el mundo es mundo, incontables enfermedades y microbios han acabado con millones de vidas en apenas un abrir y cerrar de ojos, pero ¿Qué convierte un virus en pandemia? Una pandemia no es otra cosa que una epidemia que se extiende de forma rápida y descontrolada a muchos países. Así mismo, una epidemia no es otra cosa que una enfermedad que ataca a un gran número de personas o animales, alcanzando un nivel de incidencia mayor que el normalmente esperado. Por lo tanto, una enfermedad que se extiende más de lo esperado y de una forma mucho más extensa de lo que se preveía es considerada una pandemia.

A lo largo de la historia, numerosas pandemias han dejado su huella en las estelas de nuestros cementerios, llevándose por delante la vida de jóvenes y viejos, sanos y enfermos. Aquí te contamos cuales han sido las más mortíferas y… calma, el premio no se lo lleva el coronavirus.

La Viruela

La historia de la viruela ocupa una posición única en la salud humana y la medicina. La viruela es una de las enfermedades más mortales que conocen los humanos, y también es la única enfermedad que ha sido erradicada con la vacunación.  Está causada por Variola virus, de la familia Poxvirus, y no solo ha sido la pandemia que más muertos ha causado en la historia de la humanidad sino que además ha dejado a millones de personas desfiguradas a lo largo y ancho del mundo. Especialmente terrible fue el siglo XVIII, donde la viruela literalmente conseguía diezmar a las poblaciones afectadas. Pero además de su letalidad, la viruela ha sido también una protagonista en la historia ya que la primera vacuna, diseñada por E. Jenner en 1796 fue precisamente para tratar la viruela. La enfermedad, según se calcula, ha matado a más de 300 millones de personas a lo largo de su historia, pero junto a la peste bovina, fue «erradicada».

El Sarampión

El sarampión es una enfermedad sumamente contagiosa, es provocada por un virus de la familia paramixovirus y se transmite por el aire. Los síntomas incluyen fiebre y tos, así como terribles erupciones en la piel. Normalmente, la fiebre se presenta antes que las erupciones en la piel; sin embargo, con la aparición de las erupciones, la fiebre existente puede aumentar a 104 °F o más. Esta enfermedad se conoce desde hace más de 3000 años y su principal problema es la alta tasa de contagio. Hasta el momento y aunque se ha controlado eficazmente la enfermedad, ha matado a más de 200 millones de personas y todavía no se ha erradicado a pesar de los esfuerzos de la OMS.

La Gripe Española

Mató a entre 50 y 100 millones de persona y fue una de las pandemias más graves de la historia moderna. Al contrario que en las dos pandemias anteriores, las cuales se entiende que causaron la muerte de cientos de millones de personas a lo largo de los siglos, la gripe española acabó con la vida de entre el 3% y el 6% de la población mundial. Es decir, entre 1918 y 1920 se calcula que murieron entre 50 y 100 millones de personas a lo largo del mundo. El termino no se debe a que se dieran los primeros casos en España, sino que este país fue el primero en informar a la población de su existencia.

La Peste Negra

La Peste Negra o Bubónica, fue la pandemia de peste más letal de la historia, aunque necesitó varias decenas de años para causar los estragos de la Gripe Española. Su renombre, esencialmente, viene de las implicaciones sociales e históricas. La Gripe Española fue una gota más en un mundo que se convulsionaba ante la guerra. Casi pasó desapercibida por ser una calamidad que añadir al día día. Pero la Peste Negra fue la provocación que necesitaba la sociedad para evolucionar en una época de cambio. Las implicaciones sociales e históricas son un hecho tan sumamente importante como los 75 millones de personas que sucumbieron durante la mitad del siglo XIV.

Virus de la Inmunodeficiencia Humana

O VIH, también conocido como Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA es la quinta pandemia mundial más importante de nuestros días. Fue descubierto por Luc Mantagnier en Francia y lo que provoca es, básicamente, que el sistema inmunitario no funcione adecuadamente. Por tanto, no es el virus en sí el que provoca las consecuencias letales sino que destruye la capacidad de defensa ante otras enfermedades comunes y corrientes, de manera que la más mínima infección te puede matar. El VIH ha matado en el mundo a más de 25 millones de personas y actualmente todavía se sigue investigando su cura, ya que no existe forma de erradicarlo.

La Plaga de Justiniano

Comenzó allá por el siglo VI, en el Imperio Bizantino. Esta pandemia se extendió más allá de las propias fronteras del imperio. Aunque es bastante difícil estimarlo, la Plaga de Justiniano probablemente matara casi a 25 millones de personas en el mediterráneo hasta que se mitigó en el siglo VIII, llegando a destruir a la cuarta parte de toda su población.

La Tercera Pandemia

Así se denominó comúnmente a la tercera pandemia de peste bubónica que comenzó en la provincia de Yunnan en China en el siglo XIX. Esta pandemia estuvo activa hasta 1959 y provocó en una decena de años la muerte de más de 12 millones de personas. Yersinia pestis sigue siendo la gran protagonista de las pandemias, habiendo estado presente en numerosas ocasiones y a lo largo de todo el mundo. Manchuria y Mongolia fueron las zonas más castigadas por la pandemia.

Tifus

El tifus, que no las fiebres tifoideas, supone una de las pandemias actuales más letales. Transmitidas por vectores como los insectos y otros artrópodos (todos los insectos son artrópodos, no todos los artrópodos son insectos) el tifus provoca fiebres altas, exantema y otra serie de desagradables consecuencias. Normalmente afecta a poblaciones rurales o muy aisladas debido a los vectores principales y a sus reservorios animales. Aunque el tifus ha matado a más de 4 millones de personas a lo largo de su historia, no supone un peligro demasiado presente en el mundo moderno.

El Cólera

El cólera es una pandemia actual causada por la vacteria Vibrio Cholerae. Además de fiebres y dolor abdominal, el cólera suele matar a los afectados debido a la deshidratación, prácticamente imposible de parar, producida por la diarrea. Sin duda, el brote de Haití u otros más modernos son los más recordados. Para detener el Cólera se suele tratar con especial cuidado los alimentos y el agua, principales focos de infección. El Cólera cuenta con tres grandes pandemias, ocurridas en el siglo XIX y epidemias muy extensas en el siglo XX cuya soma total supera los 3 millones de muertos.

La gripe de Hong Kong

Esta es una pandemia más de gripe, causada muy probablemente por una variación de la Gripe A H3N2. Esta variante, que apareció durante el verano, podría ser una cepa mutante que se propagó en muy poco tiempo por todo el mundo siguiendo las mismas líneas de difusión que la llamada fiebre asiática de 1957. Esta pandemia de gripe se llevó por delante a casi a 1 millón de personas en muy poco tiempo, y es una de las razones por las cuales saltan las alarmas cada vez que se habla de la gripe, o de la gripe aviar.

 

Fuente: clarin.com