Hábitos de alimentación que deberías seguir para cuidarte este verano

habitos-saludables-cuidar-alimentacion-vacaciones-verano-2

¿Qué alimentos nos podemos permitir durante el verano sin cargo de conciencia? ¿Cuáles deberíamos evitar? Nuestro experto en fitness nos da sus claves

Nunca es tarde para adoptar un estilo de vida saludable, cuidar tu alimentación y hacer ejercicio. Para saber más sobre cómo modificar los hábitos y mantenernos llenos de energía, contactamos en exclusiva para Rísbel Magazine con Marc Romera, CEO y fundador de Élite Fitness (@elite_fitness.es).

La clave tal y como nos cuenta nuestro experto es aprender a comer y entrenar de forma saludable, coherente y adaptada a nuestro contexto particular. Es un proceso largo que necesita esfuerzo, perseverancia y sacrificio, “las cosas que valen la pena requieren de suficiente tiempo, compromiso y mucha paciencia”, apunta el CEO y fundador de Élite Fitness.

Las mal llamadas “dietas milagro”

Con la ansiada llegada del verano y la mirada puesta en las vacaciones son muchas las personas que año tras año recurren a las rápidas y peligrosas “dietas milagro” que encuentran en internet para perder esos últimos kilos que tanto cuesta que desaparezcan.

Deshidratación, perdida de masa muscular o problemas cardiovasculares son algunos de los efectos perjudiciales que tienen para la salud estas mal llamadas “dietas milagro”. Y todo… ¿para qué? ¿para que tus fotos en redes sociales tengan más “me gusta”? Tal y como nos cuenta Marc Romea “quizás deberíamos ser más conscientes de nuestros hábitos y cuidar nuestra alimentación durante todo el año, en lugar de cometer auténticas locuras, que aún sin ser conscientes de ello, terminarán poniendo en riesgo nuestra salud y ocasionando graves perjuicios a largo plazo”.

El experto señala que nuestro cerebro se adapta para sobrevivir, y lo que sucede cuando restringimos de manera dramática y sin control las calorías, sumándole una gran cantidad de ejercicio físico sin moderación, es que nuestro cerebro interpreta todo ese conjunto de señales como una amenaza real y termina desplegando todo un arsenal de hormonas que actuarán reduciendo el consumo energético.

Cuanto más hambre pasas y cuanto más ejercicio hagas, más cantidad de músculo se pierde en el camino, “es la receta perfecta para el fracaso”. Pero lo peor está a la vuelta de las vacaciones, cuando todo vuelve a la normalidad y nos convertimos en víctimas del conocido “efecto rebote” con las consecuencias físicas (y emocionales) que eso conlleva.

Alimentos para incluir en nuestra dieta durante el verano

La alimentación es un factor muy importante a la hora de cuidarnos. Hay una serie de alimentos frescos y de temporada que deberíamos incluir en nuestra dieta. Cada persona tiene unas necesidades y según sus circunstancias, “lo que se recomienda para el colectivo no tiene por qué ser lo mismo que para el individuo”.

No es lo mismo querer perder peso, a quien aconseja “restringir los carbohidratos e incrementar la proteína” o los que desean ganar músculo e incrementar su rendimiento “ahí sí incorporaría carbohidratos entorno a la actividad física”. Como indica el CEO de Élite Fitness, sus favoritos son “tubérculos y algún cereal como el arroz (previamente cocido y enfriado en la nevera por su contenido en almidón resistente) y las frutas frescas y orgánicas de temporada”.

Los “guilty pleasures”

Los llamados guilty pleasures son los placeres por los que al pecar te sientes culpable. Es cierto que en verano hay eventos sociales, quedadas con amigos, con familia, pero eso no implica que no podamos mantener una dieta equilibrada. “Disfrutar de un evento social, no tiene por qué llevar implícito comer mal. De hecho, hay muchas formas de mantener la dieta si sabes qué elegir. Luego en esos casos donde no tenemos opción, tampoco debemos fustigarnos”.

Tal y como recuerda Marc en sus redes, “nadie enferma o engorda por comer mal un día, igual que nadie mejora su salud o su estado físico por comer un día bien. La salud es más una cuestión de hábitos”.

Es posible evitar un aumento de peso sin privarse por completo de algunas delicias de temporada. “Como te digo, si tenemos que comer mal, para luego sentirnos culpables y querer compensar, es que no lo estamos enfocando de manera correcta. De todos modos, herramientas como el ayuno intermitente y el ejercicio físico a diario, nos ayudaran a controlar el peso y reducir la inflamación”.

Nuestro experto afirma que aquellas personas que comen de manera saludable durante todo el año, realizan ejercicio físico a diario, se mueven naturalmente como parte inherente de su estilo de vida y cuidan su descanso entre otras, “son las que año tras año mejoran de manera consistente su estado físico y las que curiosamente, pueden ser quizás un poco más permisibles con algunas ingestas fuera de su dieta habitual sin sentir arrepentimiento o sin poner en riesgo los resultados adquiridos durante todo el año”.

Hacer deporte puede ser sinónimo de diversión

A veces se necesita un empujoncito para seguir siendo constante, un golpe motivacional para seguir con el ejercicio durante los meses de verano. La respuesta de Marc fue muy clara y concisa, no cree en la motivación, cree en el compromiso. “La motivación solo dura unos pocos días o semanas, pero el compromiso con el resultado que persigues es lo que hará que hagas lo que tienes que hacer aun cuando no tengas ganas de hacerlo, y convertirá ese conjunto de acciones en un hábito”.

Uno de los beneficios del verano es aprovechar el buen clima para divertirte al aire libre y hacer deporte disfrutando del entorno. Hay actividades recreativas y deportes, sobre todo acuáticos, que puedes hacer para mantenerte activo y a la vez divertirte. “Salir a caminar, trotar, hacer bici de carretera o de montaña, patinar, nadar en la piscina o en el mar, entrenar fuerza incluso con nuestro propio cuerpo y desde cualquier lugar, etc”, son algunos que nos recomienda Marc.

Di adiós a los complejos

A veces es común estresarnos y soportar presiones relacionadas con la imagen corporal durante la temporada de playa y piscina. El no querer quitarte la camisa o estar lo suficientemente acomplejado como para no bajar a la playa e ir siempre con pantalón largo.

La salud mental depende de nosotros, pero como indica Marc “si dejamos que otros juzguen o critiquen aquello que comemos o hacemos, les estamos dando el control para que puedan gobernar nuestras emociones”. No solo hay que centrarse en el ejercicio físico, también hay que trabajar y entrenar la inteligencia emocional.

Descanso y recuperación

Hacer ejercicio tiene muchísimos beneficios, pero tenemos que tener cuidado las condiciones del verano y las altas temperaturas. Como señala Marc el descanso es un pilar absolutamente fundamental que se debe tener en cuenta no solo en verano sino durante todo el año. Recuperarse del calor es fundamental.

“Según muestran las estadísticas, cerca del 47% de la población mundial confiesa tener problemas con el sueño y despertarse cansados y con la sensación de no haber dormido lo suficiente, lo cual destaca que dormir lo suficiente y de calidad es nuestra asignatura pendiente”, afirma el CEO de Élite Fitness.

Recomendaciones para mantenerse en forma durante las vacaciones

Además de practicar ejercicio al aire libre, beber suficiente agua para estar hidratado, descansar y alimentarse de manera saludable, Marc nos da como consejos saludables durante el verano “mantener la rutina precedente de hábitos. Yo recomiendo entrenamiento de fuerza al menos 2-3 días por semana, mantenerse activos (al menos 10.000 pasos al día), descansar correctamente, comer comida real y evitar los excesos y disfrutar del tiempo en espacios exteriores, la naturaleza y la exposición al sol”.

Artículo publicado por Marta Rubio
Imagen cortesía de Dolce & Gabbana

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

×