El joven modelo español ha invadido nuestros hogares gracias a la campaña en televisión que protagoniza junto a la Top internacional Irina Shayk en Scandal a Paris, de Jean Paul Gaultier. Aunque su carrera como modelo comenzó hace ocho años y ha trabajado para las mejores firmas de lujo del panorama internacional, es ahora cuando está más presente que nunca gracias a la firma del perfume que ha traido de vuelta al excéntrico diseñador francés. Sin embargo, lejos de limitarse a su profesión como modelo, Gerard ha terminado la universidad, se ha mudado a Londres con su novia y se ha puesto a estudiar economía y dirección de empresas. Nos reunimos con el que se ha convertido en el rostro español más solicitado del momento. Así es su nueva vida en la ciudad del Big Ben.

Antes de ser modelo, ¿a qué te querías dedicar?

Yo desde pequeño me quería dedicar a algo relacionado con la ciencia y en especial la medicina. Siempre había sacado buenas notas en este tipo de asignaturas en comparación con la letras. A los 18 años empecé la carrera de Biomedicina a la vez que empecé la carrera como modelo. Por suerte, con mucho esfuerzo pude acabar la carrera en Junio de 2019. 

Cuéntanos como comenzó tu carrera como maniquí.

Cuando empecé justo había salido de la escuela así que nunca me había planteado trabajar de modelo. Todo surgió un día de verano en el que estaba en el gimnasio y un booker de una agencia de Barcelona me comentó que si estaría interesado en estar representado por ellos. De primeras dije que no ya que era la primera vez que me lo proponían. Al cabo de un mes aproximadamente decidí ir a la agencia a ver si esto era serio o no. Al ver que todo era muy profesional decidí empezar con la condición que me dejaran compaginarlo con la carrera que justo empezaba. Ellos dijeron que sí y así es como empezó todo. 

¿Cómo ha cambiado tu vida tu profesión como modelo? 

La verdad es que no demasiado. Me considero la misma persona y con los mismos valores que antes.  Lo que realmente ha cambiado es mi día a día. Antes tenía una rutina con horarios como la mayoría de la gente. Ahora, esta rutina no te la impone nadie a no ser que te la marques tú. Además, esta profesión te da muchos días libres cosa que es una ventaja siempre y cuando los sepas llenar con otras cosas. Por eso, creo que es importante llenar el tiempo, que en mi caso es el estudio y el deporte. 

«De Irina Shayk destacaría su forma tan calmada de ser. Habla lo justo con el equipo y no le gusta hacerse notar«

Actualmente eres imagen del perfume Scandal à Paris de Jean Paul Gaultier, en el que compartes pantalla con la Top Irina Shaik. ¿Cómo ha sido trabajar con ella y que destacarías de la modelo rusa?

He trabajado los dos últimos años con ella y la verdad es que ha sido lo más normal que te puedas imaginar. Para mí es un honor poder trabajar con Irina ya que es una gran modelo reconocida en todo el mundo. Lo que destacaría de ella es su forma tan calmada de ser. Habla lo justo con el equipo y no le gusta hacerse notar. El primer día de rodaje éramos en torno a 100 personas trabajando en total y ella se integró genial con todos. Incluso recuerdo mantener una conversación con ella en la que me contaba anécdotas de su hija. Me sorprendió su cercanía y su naturalidad. 

¿Cuáles son las experiencias más importantes a nivel personal que has vivido en el mundo de la moda?

Lo que más me ha enseñado el mundo de la moda es a saber encajar un no. Creo que es una cosa muy difícil de aprender y en este trabajo si no lo aprendes no vas a poder disfrutar. En nuestro trabajo vamos a muchos castings. Cuando digo muchos es muchos. En la fashion week de Milán puedes llegar a hacer 40 castings en 5 días para que luego, con suerte, acabes desfilando para 5 marcas y esto, en los mejores de los casos. 

¿A qué dedicas tu tiempo libre?

Mi tiempo libre lo dedico a leer, estudiar y a hacer deporte. Ahora estoy muy interesado en la economía y la dirección de empresas. Es por eso que estoy haciendo cursos online e intentando aprender lo máximo posible, ya que me gustaría dedicarme a esto en un futuro. Por otro lado, desde pequeño que juego al tenis. Así que trato de no perder la práctica jugando a menudo. 

Actualmente te siguen más de 126 mil personas en Instagram. ¿Qué supone esta herramienta para ti?

Para mí, Instagram es una herramienta fundamental para un modelo. Es nuestro currículum junto con el ‘book’ para los castings. Cuando una marca está interesada en trabajar contigo siempre estudian tu perfil de Instagram. Además, que tengas seguidores en Instagram siempre es un plus para las marcas, ya que puedes hacer promoción a través de tu perfil. 

¿Qué va a ser de ti cuando se terminen los desfiles?

Siempre me ha gustado la parte de montar un negocio propio y emprender. Sé que desde fuera siempre parece más bonito de lo que en realidad es, pero crear algo desde cero siempre me ha motivado. 

¿Cómo definirías tu estilo?

Mi estilo lo definiría como muy personal y básico. No intento seguir ninguna moda o tendencia. Lo que intento es tener piezas de buena calidad, que duren y que sean atemporales. A veces me comentan que mi estilo es clásico y elegante pero con un punto joven y actual. 

Ver esta publicación en Instagram

🏡

Una publicación compartida de GERARD SABÉ (@gerardknows) el

¿Tienes algún referente a la hora de vestir?

Siempre me ha gustado el estilo del modelo inglés David Gandy. Tiene una elegancia para mí muy especial ya que viste muy arreglado pero encaja para cualquier tipo de ocasión. Ya sea para ir en metro como para un evento o reunión de trabajo. 

Una firma de ropa ante la que no puedes resistirte

Siempre he sido muy fan de la ropa inglesa. Si tuviera que escoger diría que mis dos marcas más importantes a la hora de vestir son Burberry y Barbour. 

Tu seña de identidad más característica es…

Me gustaría decir que la naturalidad y el no aparentar cosa que en estos tiempos, en mi opinión, escasea. 

¿Qué serie estás viendo ahora?

Justo he terminado de ver ‘Emily in Paris’ con mi novia. Ella es influencer y se llama Emelie, así que ha sido bastante divertido verlo juntos ya que la protagonista tenía muchas similitudes con ella. 

¿Qué enseñanza sacas de este año tan insólito que estamos viviendo?

Lo que he aprendido es a vivir día a día sin pensar en el futuro. Antes vivía pensando en los días/semanas siguientes que tenía un viaje, trabajo o algún plan. Durante el confinamiento, al no tener nada previsto, aprendí a disfrutar del momento en el que estoy sin esperar nada de lo que vendrá. Me va bien recordármelo a veces, ya que, ahora que todo empieza a normalizarse, en ocasiones se me olvida…

¿Qué conductas vitales te sientan bien ahora mismo?

Lo que realmente me hace feliz en épocas más duras es la familia y el deporte de montaña. Son dos claves para mi vida. Pasé el confinamiento en Londres con mi chica. No pudimos ver a nuestras familias durante 8 meses aproximadamente y esto me ha enseñado a valorar una simple visita de tus abuelos o una cena entre hermanos. 

¿Qué es lo último que te ha sorprendido de tí mismo?

Me considero una persona sociable y estos meses de confinamiento he aprendido a estar más solo y a conocerme un poquito más. Pensaba que lo iba a llevar peor y la verdad es que me he sorprendido. Llegué a disfrutar tantos días de la calma, a pesar de la situación en la que nos encontramos. 

Un placer inconfesable de Gerard Sabé es…

La ropa de color verde y en especial las chaquetas. Cada invierno me acabo comprando chaquetas de color verde, lo que hace que solo tenga de ese color. No lo puedo evitar. Este invierno he hecho lo mismo comprándome una Barbour bristol. 

Ver esta publicación en Instagram

🌗

Una publicación compartida de GERARD SABÉ (@gerardknows) el

Actualmente estás viviendo en Londres, recomiéndanos un paseo inolvidable.

Un paseo inolvidable que solemos hacer mi chica y yo es recorrer las calles de Bolton Gardens en Chelsea donde se encuentran las casas más bonitas de Londres. Luego, subir por South Kensington hasta mi cafetería danesa favorita llamada HJEM. Y por último subir un poquito más y recorrer Hyde Park en una mañana fría de otoño con el café caliente en las manos. Si después de esto Londres no te ha enamorado, no creo que lo consiga con ningún otro paseo… hahaha

Ver esta publicación en Instagram

somewhere 🇬🇧

Una publicación compartida de GERARD SABÉ (@gerardknows) el

Si te fueran a conceder un deseo, pedirías…

Sin duda pediría más tiempo para vivir. Siempre me ha dado pánico que el tiempo pase tan rápido y sin apenas darnos cuenta. Por eso creo que es fundamental el disfrutar del presente y pensar menos en el futuro. Sino la vida pasa y ni nos enteramos!