Madonna (Bay City, Míchigan; 16 de agosto de 1958) vuelve hacer uso del factor sorpresa como su mejor herramienta de marketing.  Si bien es cierto que durante estos últimos meses la polifacética artista se ha mostrado especialmente activa, ahora debe permanecer en reposo debido a una operación que no le ha impedido involucrarse en diversos proyectos, entre los que podemos desvelar uno musical.

Hace tan solo unos días, el mundo se despertaba sorprendido con el nuevo cambio de imagen de la cantante, en el que lucía un flamante pelo rosa al que acompañaba de un outfit roquero, lo que nos llevó a pensar que posiblemente se encontraba rodando el spot de la edición limitada de su nuevo y carísimo perfume.

Sin embargo, hoy hemos podido saber que Madonna lanzará la próxima semana una mixtape, lo que ha provocado un seísmo en las redes sociales, ya que los fans están nerviosos por saber cómo sonará este nuevo trabajo. Con más de catorce discos publicados consecutivamente desde el año 83, este supondría el decimoquinto trabajo musical de Madonna, tras la publicación de su último album de estudio en 2019, Madame X.

El legado de Madonna ha convertido a la cantante en una de las más rentables del panorama artístico. Entre 1984 y 1985 vendió 14 millones de discos; recaudó 2.800 millones de pesetas por su primera película como protagonista, Buscando a Susan desesperadamente y batió el récord de venta anticipada de entradas en el Radio City Hall de Nueva York: en 34 minutos vendió las 17.622 localidades y esque, si algo ha conseguido, es que cada uno de sus lanzamientos fueran una auténtica batalla por conquistar la atención de todo el globo, rodeados de polémicas y romances.

A la edad de 37 años, Madonna decidió dar un giro a su vida y transformarse en la mujer de negocios y la madre responsable que conocemos hoy. En 1996 nació su primera hija, Lourdes María, fruto de su relación con el cubano Carlos León. El papel de Evita la consagró como actriz al hacerse con el Globo de Oro a la Mejor Actriz de un filme musical a la vez que su nuevo éxito musical, Ray of light, significaba el comienzo de una artista más responsable y madura, que infundía respeto. Los numerosos premios Grammy que consiguió como consecuencia de su carrera musical fueron de ayuda para dejar atrás esa fachada cantante caprichosa y soberbia con la que se dió a conocer al mundo allá por los años ochenta.

Por el momento no hay más información al respecto, por lo que habrá que esperar unos días hasta que la discográfica comunique todos los detalles de este nuevo trabajo musical de la cantante.