La confección, núcleo del ADN del estilo de Dsquared2, ha terminado cada una de las piezas de la colección primavera verano 2021. Fiel a la esencia de la marca, la línea se caracteriza por contrastar y mezclar influencias. Los detalles militares se trabajan con elegancia, dándoles un toque punk con colores y accesorios brillantes. Las siluetas desdibujan los límites entre lo rebelde y lo refinado. Los looks resultantes están diseñados para buscar el espíritu de quienes los llevan.

Las referencias militares vienen a través de la ropa inspirada en la aviación. El pantalón de cintura alta para el hombre Dsquared2 está construido con un cierre de hebilla envuelto, inspirado en el clásico uniforme militar. Por su lado, los trajes de nylon tienen cremalleras alargadas y los arneses se atan en chaquetas a medida. Los grandes bolsillos cargo y las cremalleras detallan sus formas. Las chaquetas vaqueras se empalman en el cuello y en la tapeta de botones para crear la apariencia de una correa. La paleta de colores terrosos se rompe con tonos de naranja y azul cobalto, en franjas atrevidas aplicadas a las chaquetas y tops.

El vaquero recorre la gama de azules intensos prístinos a super destruidos y rasgados, a jeans blancos blanqueados. Los pantalones de mezclilla para mujeres tienen un recubrimiento laminado. En contraste con el moderno nylon y las telas de sastrería, hay tops de encaje transparentes para los hombres. Un estampado de cebra se trabaja en un top y una camisa para hombres, construido con otras telas texturadas, mientras que para las mujeres toma proporciones chic en una falda de lápiz hasta la rodilla, o un abrigo de manga corta.